sábado, 27 de junio de 2015

De la cabronería con Guyana a la puteada Exxon Mobile por la Guayana Esequiba I Parte


Oscar J. Márquez

Ante todo pedimos disculpas a nuestros lectores por tan prosaico título y palabra altisonante y vulgar. Sin embargo lo hacemos para poder comprender la situación actual  de la reclamación territorial venezolana que viene desde el siglo XVII por los territorios al Oeste del río Esequibo conocidos como la Guayana Esequiba, la llamada “Zona en Reclamación”.

Hemos tomado el lenguaje vulgar, soez y populacho  al cual se  le ha acostumbrado a la  Nación venezolana en estos últimos diez y seis años por parte de sus gobernantes desde 1999,  fecha en que asumieron el poder,  para poder tratar de entender lo que sucede  actualmente.

Aunque la  palabra cabronería no existe en el diccionario,  sí existe para  la Real Academia de la Lengua la de  cabrón que   significa para la mayoría de los mortales en todas las lenguas “el hombre que está casado con una mujer que le es infiel, especialmente si consiente en el adulterio de esta”. Además de que le da otra serie de significados  como el del  “…Hombre que aguanta cobardemente los agravios o impertinencias de que es objeto…”

Por su parte la palabra puteada   por supuesto que tiene varias y connotadas significaciones  de acuerdo también con la Real Academia de la Lengua  significa coloquialmente. “…Dedicarse a la prostitución…”, Am. “…Injuriar, dirigir palabras soeces a alguien…” o  vul. “…Fastidiar, perjudicar a alguien…”.

Por supuesto que este no es el mejor lenguaje refinado y ortodoxo para explicar  la cuestión de los límites de la Guayana Esequiba,  utilizado por  los diplomáticos y menos aun en el lenguaje francés un tanto refinado,  generalmente utilizado por estos.

Pero estamos obligados a efectuar un ejercicio académico   al respecto y  el que se sienta ofendido,  picado  de culebra en términos vernáculos o  como dijera  nuestro señor Jesucristo  ante la lapidación de que iba a ser objeto María Magdalena al ser sorprendida infraganti en adulterio: “…Aquel de ustedes que esté libre de pecado, que tire la primera piedra…”

Al principio  del escrito utilizamos la palabra Nación porque es la  palabra con la que tradicionalmente los constituyentes y legisladores venezolanos venían utilizando   en nuestras diferentes  constituciones en contraposición a la de Estado,  incorporada e impuesta por la Constitución Bolivariana  de 1999.

Apreciamos que para la mal llamada revolución bolivariana  Socialista del siglo XXI…? o chavista,  la Nación,   como Nación venezolana ya no existe.   Ha sido desmontada,  desmantelada, y reestructurada, así como sus instituciones. Esto para dar paso a un  concepto de Estado, creado para una élite política eminentemente personalista, sectaria, autoritaria y todo poderosa pero incapaz de regir los destinos de una Nación,  creando a su vez instituciones paralelas altamente ideologizadas y sometidas a la voluntad de una persona como lo fue el fallecido Presidente  Hugo Rafael Chávez Frías y ahora el Presidente  Nicolás Maduro.

Nación,  ante la cual los funcionarios y   empleados gubernamentales  “NO”  le han demostrado  su  lealtad,  más bien todo lo contrario, han pasado por encima de esta,  de  su  Constitución Nacional y  de sus   objetivos e  intereses nacionales  para darle la lealtad,  primero  sólo a Hugo Chávez Frías a quien, en un culto personalista, contradictorio, necrofílico le siguen llamando el Comandante eterno,   y ahora a Nicolás Maduro.

Lealtad esta que ha dejado mucho que desear y decir  frente al  tema de la reclamación territorial de los territorios al Oeste del río Esequibo,  conocidos como la Guayana Esequiba,  Zona en Reclamación, como señaláramos anteriormente o Zona en litigio.  Esto ha ocurrido entre  el 19 de marzo del 2004 hasta el 7 o 8 de abril  del 2015, fecha en la que el  Gobierno Nacional a través de su  cancillería se dirigió a la Exxon Mobil, pero que  debió   dirigirse a la Cancillería de Guyana,   en vista de  que su  gobierno fue quien dio la concesión y autorizó posteriormente los planes de exploración o prospección petrolera y el ingreso de los buques a la zona en litigio.

Tiempo  este en el que el tema del Esequibo fue relegado, abandonado, minimizado y  dejado prácticamente de lado, por lo que Guyana pocedió a tomar  la iniciativa de la posesión ante la debilidad del Gobierno venezolano.

El gobierno venezolano  le cabroneó  durante 10 años 04 meses  18 días y algunas horas a la República Cooperativa de Guyana, porque la lealtad ante la referida  Reclamación por parte del Presidente,   ministros, vice ministros, directores, directores generales y sectoriales, jefes de dependencia y departamentos, presidentes de institutos autónomos, asesores, consultores, parlamentarios,  magistrados y otros, no fue consecuente con los   elementos existenciales de la Nación y menos aun con su tradicionales objetivos e intereses nacionales.

La supuesta lealtad ante la Nación venezolana  está  basada  en intereses y objetivos externos basados en ideologías y sistemas fracasados  demostrando con ello además de que no hay separación de poderes  o división de poderes en la ordenación  y distribución de funciones del Estado, como principio de todo Estado moderno.   

Lealtad esta que frente a derechos territoriales imprescriptibles en el tiempo y en el espacio   “No existió” ni ha existido,   para con la Nación venezolana, respecto   de los 159.500 km2 de territorio al Oeste del río Esequibo, sin incluir  el extenso kilometraje de su Mar Territorial, Zona Contigua, Zona Económica Exclusiva y Plataforma  Continental, violentando la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela de 1999.

Y menos aun  se le guardó lealtad al Libertador Simón Bolívar,  de quien se vanagloriaron al bautizar a su revolución con su nombre y de quien tomaron el adjetivo de Bolívar para anteponérselo a la Nación venezolana fundada por el General José Antonio Páez en 1830.

Simón Bolívar, fue el creador de la doctrina internacional de Derecho Público Internacional del Utis Possidetis Juris “…como poseéis de acuerdo al derecho, así poseeréis…”.  Esto confirma en si misma uno de los títulos de la República  de Venezuela como digna heredera de la Corona Española ya que  los holandeses al firmar el Tratado de Muster en 1648,  no tenían ninguna posesión al Oeste del río Esequibo. 

A pesar igualmente que la Asamblea Nacional Constituyente de 1999 promovida por el extinto  Hugo Rafael Chávez Frías, con una mayoría absoluta de sus partidarios, modificó sustancialmente la Constitución de 1961, respecto al territorio en referencia  a  la reclamación venezolana  por los territorios al oeste del río Esequibo,    se incluyó en el artículo 10° la frase “…y laudos arbitrales no viciados de nulidad…”.

Ante la  Constitución de la República Bolivariana de Venezuela  de 1999, Hugo Rafael Chávez Frías,  se permitió  de alguna manera  obviar, minimizar o entregar   la reivindicación, reclamación, recuperación, unificación o integración  de  los citados territorios, a los de la Nación Venezolana.   Al ser sustraídos estos  por la sentencia espuria del 03 de octubre de 1899  que la invalida de nulidad, al ser esta dictada bajo presión, y el fraude por Tribunal  Arbitral de París del citado año.   Lo cual la vicia de forma y de fondo porque no hubo arbitraje, sino un arreglo, un compromiso de carácter político lo que la hace nula de toda nulidad.

Desde el 2004 no se dejaron asentados los derechos  imprescriptibles de nuestra Nación, con la respectiva reserva  como se venía haciendo desde la década de los 60,  aunque fuese por puro y simple formalismo,  ante cada entrega de concesión minera, maderera, de hidrocarburos  o de solicitud de la extensión de la plataforma continental por parte del gobierno guyanés, o de de exploración o prospección petrolera, al formalizarse las referidas  concesiones.

A las pruebas nos remitimos por las  propias declaraciones  del fallecido Presidente Hugo Rafael Chávez Frías,  como evidencia cierta, dadas en diferentes escenarios y  oportunidades  en primer lugar en  la  concentración popular frente al jardín Botánico el 29-02-04, donde señaló que la reclamación venezolana era espuria.

Específicamente la intervención de Hugo Rafael Chávez Frías,   en Georgetown en Guyana,  entre el 19 y 20 de febrero del  2004, nos viene a clarificar los hechos frente  a la comunidad guyanesa, la prensa internacional y la de ese país y que fueron reseñadas, por el Stabroeknews, y The Guyana Chronicle entre  otras. De esto se hicieron  eco las diferentes agencias noticiosas entre ella  la Agencia Oficial de  Noticias  de Venezuela   (Venpres).  

Se transmitieron las siguientes   informaciones que nada tenían  que ver con la Declaración Conjunta del  19 de febrero de 2004 al visitar a Georgetown,   en  una franca manipulación  sobre  lo que seguramente  debía de saber la Nación venezolana  con respecto a la reclamación territorial de los territorios al oeste del río Esequibo, de acuerdo a los numerales 4 y 5 que lo dicen textualmente.
 En contraposición con lo que debían saber los guyaneses y los pueblos anglo americanos del Caribe y de su visión personalista y de lo que quería lograr con su visita.

“...  Al revisar las relaciones entre Guyana y Venezuela, sus Excelencias los Presidentes Bharrat Jagdeo y Hugo Chávez Frías, reconocieron el constante progreso realizado para el fortalecimiento de los lazos de amistad, cooperación y entendimiento entre ambos países. En particular resaltaron que bajo el auspicio del Proceso de Buenos Oficios de las Naciones Unidas, para la búsqueda de una solución pacífica y práctica a la controversia, de conformidad con el Acuerdo de Ginebra de 1966, el espíritu de la cordialidad ha impregnado el enfoque del diálogo entre las dos partes.

“…Los Jefes de Estado reiteraron el compromiso de sus países con el Proceso de Buenos Oficios y elogiaron el trabajo del Señor Oliver Jackman, Representante Personal del Secretario General de las Naciones Unidas…”  

Sin embargo una característica intrínseca  del fallecido Presidente Hugo Chávez,  fue su ambigüedad, su carencia de valor y entereza de ánimo respecto a cada tema, por lo que en cada uno de los escenarios donde intervenía les decía a sus oyentes los que estos querían escuchar, o lo que él quería que escucharan a su favor u obtener de beneficio.

En este caso fue  a los  guyaneses  con su populismo y demagogia extrema y camaleónica. Otra muy distinta seguramente  fue lo que le  dijo o conversó en  privado con Jagdeo Bharrat, quizás algún día este  pueda aclararnos algo al respecto,  pero lo cierto del caso fue lo que señaló públicamente al decir:
“... Me he comprometido con el Presidente Bharrat Jagdeo a que el Gobierno venezolano no va a oponerse a ningún proyecto en la región que vaya en beneficio de sus habitantes, en beneficio directo. Como me decía el Presidente: Proyectos de agua, vías de comunicación, energía, proyectos agrícolas…”

Por supuesto que como Presidente de la República está obligado a cumplir y hacer cumplir la constitución Artículo 10°,  http://www.cne.gob.ve/web/normativa_electoral/constitucion/titulo2.php#cap1;   y los tratados internacionales Acuerdo de Ginebra

Continuando con su declaración pública en Georgetown el Presidente Hugo Chávez señaló así mismo que:

“... ante el resurgimiento de cualquier proyecto más sensible inmediatamente nos activaremos para revisarlos en la Comisión Binacional de Alto Nivel y buscarle salidas…”.

Del análisis de estas frases,  se desprende taxativamente que autorizaba cualquier proyecto o situación, razón por la cual el gobierno de Hugo Rafael Chávez Frías,  a partir de esa fecha.  Nunca hizo las respectivas reservas del  caso que  se hacían  como derechos ineludibles e imprescriptibles ante la reclamación territorial por los territorios al Oeste del río Esequibo.

Ejemplo de esto es el proyecto hidroeléctrico del Amaila, el cual es muy sensible por su impacto ambiental  ubicado en el corazón de la Zona en Reclamación. Así los diferentes proyectos de la  iniciativa de Integración de la Infraestructura Regional Sudamericana (IIRSA), uno de cuyos proyectos partía en dos o fraccionaba  a la Guayana Esequiba  afectando su selva tropical húmeda. Así como  infinidad de concesiones mineras, forestales,  y de otra índole al Oeste del río Esequibo, además de las prospecciones petroleras que vendrían después.

Una de las cosas más inquietantes y contradictoras del Gobierno de Hugo Chávez  fue al señalar en esa oportunidad que:    
“... Venezuela no se opondrá a que empresas extranjeras exploren yacimientos petroleros y gasíferos en el disputado territorio de Guyana…”. Por supuesto que su egocentrismo, y megalomanía   lo llevaba a pensar que él se  consideraba el pueblo  y por ende Venezuela, ya que no consultó esta decisión.

A pesar del antecedente de  que en el año  1999, Guyana intentó otorgar concesiones petroleras prácticamente dentro del área de influencia de   la plataforma Deltana, en exploración,  por lo cual su gobierno a través de la cancillería protestó logrando detener las prospecciones de las empresas CGX canadiense y la Exxon Móvil.  Además ratificó su  oposición y reserva a estas en los Congresos Mundiales del Petróleo de Calgary (Canadá) y Río de Janeiro del año 2002 y 2003 respectivamente.

Posteriormente cambió de opinión, a pesar de los antecedentes anteriores como lo hemos señalado, y el Gobierno de Hugo Rafael Chávez Frías no se opuso a las  concesiones y contratos, cuyo conocimiento se  hizo público en julio del 2012. Se otorgaron concesiones  a Anadarko  Petrolium, con sede en los EE.UU.,   dentro de la ZEE de Venezuela (Delta Amacuro- Zona en Reclamación)  en el Bloque Roraima. Lo mismo sucedió con las concesiones otorgadas a la Exxon Mobil, y Shell, para sus exploraciones  en la fachada Atlántica, como lo declara  Robert Persaud en el comunicado oficial  del Ministerio del Ambiente  de ese país en febrero del 2013.

Este comportamiento de un Presidente constitucional es completamente atípico, mas aun cuando proviene del  seno de las Fuerzas Armadas  porque se supone que esa persona debe de ser profundamente nacionalista. Con esa actitud simplemente cabroneó a Guyana,  perjudicando la reclamación territorial y ahora en una guerra sicológica empleando métodos marxistas de propaganda pretenden dosificar los hechos reales, tergiversando la realidad.

Los propagandistas del gobierno ahora después de años de inercia, omisiones y de señalar  cual loros que la reclamación era espuria,  se atienen al principio de que las mejores mentiras se preparan con semi verdades, en un juego nacionalista sumamente peligroso para Venezuela.

Continuara…?
Como citar este artículo
How to cit this article.
Márquez, Oscar J. “De la cabróneria con Guyana a la  puteada Exxon Mobile por la Guayana Esequiba”, entrada del  sábado      27  de  junio    de 2015 , consultado el xx / xx/
http://laguayanaesequiba.blogspot.com/2015/06/de-la-cabroneria-con-guyana-la-puteada_27.ht

Se autoriza la reproducción total o parcial del texto, siempre y cuando se cite la fuente, autor. 

Reproduction of the tex or pasr of it is aothorisedprovided that the source is a acknowledged

Temas Relacionados
La verdad ante la reclamación o reivindicación de la Guayana Esequiba y la campaña psicológica de desinformación

A qué acuerdo llego el Presidente Hugo Rafael Chávez Frías, ante la reclamación de la Guayana Esequiba? Parte I Miércoles, 30 de octubre de 2013
http://laguayanaesequiba.blogspot.com/2013/10/a-que-acuerdo-llego-el-presidente-hugo.html

¿A qué acuerdo llego el Presidente Hugo Rafael Chávez Frías, ante la reclamación de la Guayana Esequiba? Parte. II Viernes, 1 de noviembre de 2013

 ¿A qué acuerdo llego el Presidente Hugo Rafael Chávez Frías, ante la reclamación de la Guayana Esequiba? Parte. III y última Martes, 5 de noviembre de 2013

Debemos deschavetizar la reclamación de la Guayana Esequiba Parte.  I
Martes  01 de octubre de 2013
Debemos deschavetizar la reclamación de la Guayana Esequiba Parte.  II
Miércoles 03 de Octubre de 2013
Debemos deschavetizar la reclamación de la Guayana Esequiba Parte.  III
Jueves 04 de octubre de 2013
Debemos deschavetizar la reclamación de la Guayana Esequiba Parte.  IV
 Sábado  05 de octubre de 2013
Lunes, 7 de octubre de 2013
Debemos deschavetizar la reclamación de la Guayana Esequiba Parte. V
Este blog
Acceso desde aquí
Internet

Debemos deschavetizar la reclamación de la Guayana Esequiba Parte. VI
Martes, 15 de octubre de 2013


Chávez: situación con Guyana se trata con diplomacia

Chávez: situación con Guyana se resolverá al más alto nivel

La Guayana Esequiba El Pacto Cubano - Guyanés de 1981, y El Socialismo del Siglo XXI. Parte I. miércoles 15 de septiembre de 2010
La Guayana Esequiba el Pacto Cubano - Guyanés de 1981, y el Socialismo del siglo XXI. Parte II miércoles 29 de septiembre de 2010
La Guayana Esequiba el Pacto Cubano - Guyanés de 1981, y el Socialismo del siglo XXI. Parte III lunes 25 de octubre de 2010
La Guayana Esequiba el Pacto Cubano - Guyanés de 1981, y el Socialismo del siglo XXI. Parte IV 06  de  Diciembre de2010
La Guayana Esequiba el Pacto Cubano - Guyanés de 1981, y el Socialismo del siglo XXI. Parte V y Última lunes 11 de abril de 2011


La Guayana Esequiba el Pacto Cubano - Guyanés de 1981, y el Socialismo del siglo XXI. Colorario I. Parte domingo 31 de julio de 2011

La Guayana Esequiba el Pacto Cubano - Guyanés de 1981, y el Socialismo del siglo XXI. Colorario II. Parte domingo 7 de agosto de 2011

La Guayana Esequiba el Pacto Cubano - Guyanés de 1981, y el Socialismo del siglo XXI. Colorario III. Parte y Ultima



1 comentario:

Eduardo Saavedra Altuve dijo...

Felicitaciones... excelente artículo. Lo compartí en mi muro de Facebook...