jueves, 15 de octubre de 2015

VENEZUELA: GERÓNIMO PÉREZ RESCANIERE Rupununi (1)




VENEZUELA: GERÓNIMO PÉREZ RESCANIERE Rupununi (1) / Ciudad CCS / 


OPINIÓN

El tema Rupununi está de moda por motivos que todos conocemos y vale la pena decir algunas cosas poco o nada conocidas sobre el punto. Pero primero quepa un comentario acerca de un evento dedicado al tema, al cual asistí como ponente. Se realizó en la Universidad Francisco de Miranda, organizado por el profesor Fidel Hernández y de él retengo como remarcable la exposición del historiador Carlos Edsel. Es de lo más documentado que existe sobre el tema guyanés, me asombré de que este hombre obsesivo y conocedor no sea llamado por ninguna instancia oficial para estudios, tanto existentes como factibles de un asunto que nos interesa a todos los venezolanos. Vayamos ahora a Rupununi.

En los días electorales se activaba en el lanzamiento de la candidatura presidencial de Miguel Ángel Burelli Rivas que tenía por objetivo restarle votos de derecha a Caldera. La apoyaron Arturo Uslar Pietri y Jóvito Villalba y tras ella estuvo el cardenal Quintero, el único deVenezuela, que aunque había sido investido por acuerdo de Rómulo Betancourt con el papado, pertenecía a círculos cercanos a Pérez Jiménez, quien gestionaba a través de Leonardo Altuve Carrillo su elevación cuando fue derrocado. Quintero fue un eterno protector de Burelli Rivas y ambos provenían del gomecismo.

Menudeaban en tales círculos cureros las previsiones contra Caldera, que en verdad eran contra la orden jesuita, de la que Caldera era el florón, el discípulo más ilustre. Había historias sobre su origen, sobre su crianza por Tomás Liscano, un jefe regional del estado Lara de tiempos de Gómez, que se irradiaban hasta monseñor Montes de Oca, protagonista de un altercado con el dictador vinculado a un escándalo que trajo el envío del monseñor al Colegio Pío Latino como forma de exilio disfrazado. Pero fue inútil la maniobra, llegadas las elecciones, triunfó Caldera. Entonces fue que se activó Raúl Leoni en el asunto de Rupununi, para evitar que llegase al poder Caldera, de quien se temía una política exterior jesuita.

Era el resurgir de pulsiones antibritánicas, o sea adversas a la OTAN, venezolanas, vaticanas pero principalmente norteamericanas, que ya habían determinado"lo he narrado en artículos anteriores? el elevamiento de Pérez Jiménez al poder y su caída. De haberse desarrollado hasta sus más grandes consecuencias, el episodio internacional de Rupununi hubiera creado en Venezuela una conmoción de guerra internacional que habría dificultado o incluso impedido el traspaso del poder al socialcristiano o le hubiera legado un país en tensión militar que habría dificultado la menor actitud conciliadora en fronteras. Tal episodio es la Revuelta de Rupununi.

Rupununi es el nombre de una región recorrida por el río del mismo nombre, afluente del Esequibo, al sur de Guyana. El 1º de enero de 1969, rancheros ricos con apoyo mayoritario de grupos amerindios desconocen al gobierno central de Guyana. Valerie Hart, presidenta de la Asociación de Productores de Rupununi, al proclamar un Estado autónomo arguye como causa la prepotencia y discriminación racial que ejerce el grupo étnico afroguyanés, en el poder, hasta el punto de desconocer los derechos a la tierra de los amerin­dios. La situación se había desatado poco antes, al recibir el poder Linden Forbes Burnham como primer ministro. Burnham movía una política racista. Había denuncias de fraude imputadas por su opositor, Cheddy Jagan.

Hubiera o no triunfado Burnham en las elecciones del 15 de abril de 1968 con el Partido Nacional del Con­greso, era lo cierto que salió derrotado en Rupununi. El candidato del partido la Fuerza Unida, Peter Aguiar, quien había luchado por los derechos a las tierras de los amerindios, ganó las elecciones en ese distrito.

LOS CUBANOS DE LA CIA 
En este punto aparecen en la selva los venezolanos y los cubanos de la CIA. Cubano es Luis Posada Carriles, el"comisario Basilio?, asesino de la Digepol. Posteriores aventuras situarán a Posada en sangrientas acciones en Centroamérica, en la voladura del avión cubano y en un intento de asesinar al presidente Fidel Castro en Margarita. Cubano es Orlando García, que exhibe su condición de agente veterano, importante en la organización del asunto de Bahía de Cochinos y luego se caracterizará como hombre de máxima confianza de Carlos Andrés Pérez en negocios de armas muy turbios. Las palabras de Posada Carriles y sobre todo las de Orlando García, siembran en los hacendados amerindios guyaneses la creencia de que Venezuela va a recuperar esa región. ¿Cómo interpretar la acción de estos hombres en luchas de aspecto nacionalista, en todo caso alejadas de problemas de comunismo y anticomunismo? Empezando por el final hay que aclarar que poder es lo que se juega en estas luchas geopolíticas, poder del más grande, pues está en juego la posesión de países completos, la influencia en ellos. Esto sea dicho en general, pero específicamente, en cuanto a los agentes de la CIA, ellos como soldados y políticos norteamericanos que son, militan en corrientes, iguales o diferentes, frecuentemente enemigas, en este caso probritánicas y antibritánicas.

Hay que suponer a Posada Carriles y Orlando García actuando bajo comando anti OTAN en su adscripción al esfuerzo militar venezolano, aunque caben en esto traiciones, dobles juegos, toda la panoplia de la política CIA con la que nos han relacionado los relatos de ficción del género. Un ejemplo finamente veraz de pugna de corrientes, en este caso democráticas y Ku Klux Klan dentro de la CIA, lo puede ver el lector en la película Missisippi en llamas.

Explicaba Orlando García a los alzados de Rupununi:"Yo voy a recuperar eso pero si tú no me ayudas a recuperarlo, después no permitiremos que continúes con tu propiedad" Pompeyo José Torrealba, en su libro un siglo del despojo, hoy tan conocido, afirma:

"Estos ganaderos tenían su propio matadero industrial, su avión cava para abastecer de carne a los 200 mil habitantes de Georgetown y sus alrededores y estaban agrupados en una Asociación de Productores llamada"Asociación de Productores del Rupununi?,"cuyos miembros evidenciaban un alto nivel de vida" Eran ricos, beneficiarios de las haciendas ganaderas del Rupununi, que estaban arrendadas a la Reina de Inglaterra por 99 años, ya que eran"tierras de la Corona? y el primero de enero de 1969 iban a ser traspasadas al gobierno de Burnham, quien deseaba no prolongar los contratos de arriendo"

La escogencia de los productores del Rupununi era entre la ruina total o la salvación adhiriéndose a Venezuela. Esta tensión se combinó y enriqueció su potencia al enriquecerse con las tensiones británico-norteamericanas.

La Asociación de Productores del Rupununi envió tres delegados a entrevistarse con el Gobierno de Venezuela"discretamente?, plantear la angustiosa situación y solicitar colaboración.

Dijeron tener conocimiento de todas las acciones que había emprendido Venezuela, desde los tiempos del discurso del canciller de Betancourt para la recuperación de toda la Guayana Esequiba. Si los planteamientos de Venezuela sobre la recupera­ción el Esequibo eran serios, ellos querían secesionarse de George­town, para lo cual ofrecían hacer todo el trabajo y solo pedían que el Gobierno de Venezuela les protegiera de las Fuerzas de Defensa de Guyana. No temían ejércitos enviados desde Londres, solo a las Fuerzas de Defensa de Guyana, consistentes en un batallón de infantería de unos 500 hombres, bien entrenados y equipados por el ejército inglés, acantonados en Georgetown, a unos 400 kilómetros del Rupununi.

Una pica (Traü) o camino de verano, cruzaba la extensa selva del río Esequibo, entre Geor­getown y el Rupununi, en época de sequía. Continúa.

De Cristóbal Colón a Hugo Chávez Frías,Vol 3

Antecedentes
La verdad ante el reclamo la Guayana Esequiba y la campaña  psicológica  de desinformación  ante  la reclamación,  reivindicación, recuperación, integración,  anexión, o unificación de los territorios ubicados al Oeste del río Esequibo conocidos como  la Guayana Esequiba o Zona en Reclamación  por parte de   operadores políticos funcionarios,  asesores y consultores desatada por cuestiones eminentemente ideológicas  y de poder . 


¿A qué acuerdo llego el Presidente Hugo Rafael Chávez Frías, ante la reclamación de la Guayana Esequiba? Parte I

¿A qué acuerdo llego el Presidente Hugo Rafael Chávez Frías, ante la reclamación de la Guayana Esequiba? Parte. II

¿A qué acuerdo llego el Presidente Hugo Rafael Chávez Frías, ante la reclamación de la Guayana Esequiba? Parte. III y última



2005 La Guayana Esequiba – Zona en Reclamación. Instituto Geográfico Simón Bolívar  Primera Edición

Nota del editor del blog:

Al referenciarse a la República Cooperativa de Guyana se deben de tener en cuenta los 159.500Km2, de territorios ubicados al oeste del río Esequibo conocidos con el nombre de Guayana Esequiba o Zona en Reclamación sujetos al Acuerdo de Ginebra del 17 de febrero de 1966.

Territorios estos sobre los cuales el Gobierno Venezolano en representación de la Nación venezolana se reservo sus derechos sobre los territorios de la Guayana Esequiba en su nota del 26 de mayo de 1966 al reconocerse al nuevo Estado de Guyana:

“...por lo tanto, Venezuela reconoce como territorio del nuevo Estado, el que se sitúa al este de la margen derecha del río Esequibo y reitera ante la comunidad internacional, que se reserva expresamente sus derechos de soberanía territorial sobre la zona que se encuentra en la margen izquierda del precitado río; en consecuencia, el territorio de la Guayana Esequiba sobre el cual Venezuela se reserva expresamente sus derechos soberanos, limita al Este con el nuevo Estado de Guyana, a través de la línea del río Esequibo, tomando éste desde su nacimiento hasta su desembocadura en el Océano Atlántico...”


LA GUAYANA ESEQUIBA

http://laguayanaesequiba.blogspot.com/2008/01/la-guayana-esequiba.html



Terminología sobre cómo referenciar la Zona en Reclamación-Guayana Esequiba.




Mapa que señala el Espacio de Soberanía Marítima Venezolana que se reserva, como Mar Territorial mediante el Decreto Presidencial No 1152 del 09 de Julio de 1968