lunes, 28 de septiembre de 2015

Diferendo con Guyana, un tema cada vez más caliente


Detalles
Creado: Jueves, 16 Julio 2015 01:14
Escrito por Antonio Bermúdez. Caracas


Venezolanos reclaman acciones diplomáticas contundentes para recuperar el territorio en reclamación.
Las personas nacidas en el Esequibo son venezolanos por nacimiento, tanto como lo son aquellos que nacieron en San José de Barlovento, Sandiego de Cabrutica  o en Bachaquero.

La controversia territorial de Venezuela con su vecino país Guyana, por la extensión marítima y terrestre ubicada al este del río Esequibo, no es un tema nada nuevo, más de un siglo llevan ambos países en el intento de una sana conciliación. Lo nuevo es que dicha situación se está haciendo crítica y comienza a medrar profundamente en los sectores más variopintos de la sociedad desde que se descubrió que hay hidrocarburos en esa zona.

Nicolás Maduro:

"Esto es una maniobra internacional de la derecha venezolana y la Exxon Mobil para provocar a Venezuela con problemas con países limítrofes"

Hay, siempre que se pueda, que recalcar que en este tema de confrontación diplomática, que existe desde mucho antes del laudo de 1899, no se encuentra en juego dos tercios del territorio guyanés sino un séptimo del territorio venezolano, rico en minerales auríferos, agua y petróleo, además de una especial sociedad que se ha arraigado en esta franja, gente muy trabajadora.

Los venezolanos, consientes del escenario tan negativo que se ha venido hilvanado desde hace más de quince años, se están uniendo para dilucidar los mecanismos dispuestos en la Constitución venezolana para reivindicar al país frente a la reiterada negligencia que parece estar demostrando el gobierno venezolano en el asunto de la reclamación.

Muchos venezolanos se están preguntando, ante el panorama económico tan desfavorable que viven actualmente, si el explotar -legalmente- esta zona serviría para, por ejemplo, al menos poder pagar la deuda que nuestro gobierno tiene con las aerolíneas que hacen vida en el territorio, que según este gremio asciende a 3 mil 700 millones de dólares y así no tendría que evaluar la posibilidad de estar negociando este tipo de compromiso con bonos internacionales intercambiables en los mercados por una aparente sequía de divisas.

En este sentido, por tercer año consecutivo se llevó a cabo en la ciudad de Caracas el foro “En sintonía Con el Esequibo”, donde nuevamente se dieron cita expertos en el tema para dar sus opiniones y compartir los resultados de investigaciones sobre el diferendo.

Para la oportunidad, los temas del encuentro que se realizó en el Centro Letonia y  en el que se encontraron representantes de organizaciones de las más diversas tendencias políticas, trascendieron lo meramente territorial e incursionaron en lo social –la gente-, poniendo de manifiesto la situación tan precaria que viven los esequibanos en su día a día, quienes son tan venezolanos por nacimiento como aquellos que nacieron en San José de Barlovento, estado Miranda o en Bachaquero, estado Zulia.

David Granger:

“Yo creo que las Fuerzas de Defensa de Guyana y la Guardia Costera deben estar listas ante una invasión venezolana”

La conclusión del encuentro consistió en las alternativas que en lo diplomático debe ejercer Venezuela pero también fue puesto de manifiesto la actitud tan apaciguada del gobierno nacional a la hora de hacer los reclamos a la actitud altisonante de Guyana.

“Como país hemos hecho esfuerzos aislados, sin la contundencia debida. Este tema está siendo tratado con una sinuosidad y unos temores terribles”, señaló el internacionalista Julio Cesar Pineda durante su alocución en el foro.

Argentina, con el caso Malvinas, parece ser el ejemplo de autodeterminación más plausible, manifiesta Pineda, ya que no sólo el gobierno argentino ha dejado claro a su población que las Malvinas son un territorio usurpado por Inglaterra, sino que en lo diplomático el tema ha estado siempre en un papel de gran importancia. “En 1945, cuando es creada la comisión de descolonización en la Organización de Naciones Unidas (ONU) Argentina Introdujo el tema Malvinas, también lo hizo España con el caso Gibraltar”, informó Pineda.

En contraste encontramos aspectos puntuales en la política exterior de Venezuela para la zona en reclamación, cuyo encargado de llevar el caso es el diplomático Roy Chaderton, quien es embajador de Venezuela ante la Organización de Estados Americanos (OEA) a su vez miembro del Parlatino y también designado presidencial como delegado acompañante en el proceso de paz entre las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc) y el Gobierno Colombiano, también, se encarga de otros asuntos relevantes de la diplomacia venezolana; esto entre líneas emite un mensaje a Guyana, que parece decir que Venezuela no se toma muy en serio el asunto.

En 2004 el tono conciliador del entonces presidente, Hugo Chávez se hizo más pronunciado cuando autorizó al vecino país la exploración de la zona en reclamación para, según él, se diera el beneficio de los esequibanos, para lo cual “Venezuela no será ningún obstáculo para Guyana”, dijo en aquel momento.

Este tono conciliador, muy parecido al de Cuba, que por cierto apoya a Guyana en este desacuerdo con Venezuela, a través de un Raúl Castro cada vez más “prudente”, señalaría que ha ocurrido un abandono de la posición histórica de Venezuela ante la reclamación.

El tono del gobierno es conciliador en exceso y muy parecido al de Cuba, que por cierto apoya a Guyana en el desacuerdo con Venezuela


Tras el hallazgo de hidrocarburos, Guyana presiona para que se dé, de una vez por todas, la delimitación, llegando a afirmar que la vía podría ser la Corte Interamericana de Justicia, ante lo cual no hay que temer: “En la Corte Interamericana de Justicia, de los casos, el 30% son por territorialidad y el 22% se rigen en los fallos por el principio de Uti possidetis iure, lo que es favorable a Venezuela”, reflexionó Pineda“El gobierno no está utilizando la estrategia más adecuada en lo diplomático, pensó en demandar a las compañías de exploración que entran a territorio venezolano, pero la alternativa sigue siendo ir más allá, con la propia Guyana, alegar injerencia como lo ha hecho Argentina con Inglaterra”, afirma Pineda.


¿Intentos serios de negociación?
Para algunos, el hecho de que empresas Chinas estén haciendo trabajos en el Esequibo, con el aval de Guayan es un acto de traición a la patria, pues, desde el ejecutivo se ha construido una alianza con este gigante asiático, lo que podría estar influyendo en el equilibrio de la balanza para este tema.


  Tras el hallazgo de hidrocarburos, Guyana presiona para que se establezca, de una vez por todas, la delimitación definitiva   

El reciente Decreto 1.787, que crea y activa las Zonas Operativas de Defensa Integral Marítima e Insular (ZODIMAIN), representa el contrapunto del asunto, pues pasa a formar parte de un intento de generar la tan deseada contundencia en los asuntos de la reclamación del territorio. Sin embargo, algunos especialistas insisten en que no se está poniendo en práctica.

El episodio con el buque Teknik Perdana que, tras violar la zona económica exclusiva en 2013, fue detenido por la Armada Nacional cuando hacía exploraciones del lecho marino venezolano por autorización de Guayana. Por cierto, que tras conocerse el hecho, jóvenes representantes de organizaciones que trabajan por difundir el mensaje de recuperación del territorio al este del rio Esequibo, acompañaron en pequeñas embarcaciones al patrullero Yekuana que escoltaba al Perdana a la isla de Margarita donde sería puesto a la orden de la Fiscalía.  

Al mismo tiempo, se han registrado denuncias de la supuesta displicencia de la reivindicación de la fachada atlántica del país. Según la ex diputada María Machado, la incursión del buque S/V Prospector a finales del año pasado evidenció que el Ejecutivo no desea actuar con probidad en el diferendo: “no me cabe duda que el Decreto 1.787, que crea y activa las Zonas Operativas de Defensa Integral Marítima e Insular (ZODIMAIN), que hoy Guyana califica de agresión, fue la respuesta de los integrantes de la Fuerza Armada Nacional FANB ante el silencio y la negligencia frente a la reclamación territorial en los últimos 16 años, por parte del Ejecutivo Nacional”, manifestó.

Los nacidos en el Esequibo denuncian que son víctimas de   extorción por parte de la GNB

Es importante mencionar que el año pasado, el recién electo presidente David Arthur Granger, en declaraciones para la televisión nacional de su país dijo que el conflicto ya estaba saldado y que el territorio Esequibo era, a su juicio, de Guayana, sustentando su comentario en que el Laudo Arbitral de de Paris de 1899 era sentencia definitiva, aún y cuando en 1946 se demostró lo fraudulento de ese juicio.

También se hace necesario mencionar que según informaciones que llegan de Guayan, la empresa CGX Energy Inc, volverá a operar en las cercanías del bloque Stabroek luego que, a raíz del episodio con el Telnil Perdana paralizó sus operaciones en dicho sector que pertenece a Venezuela.

Expertos afirman que la estrategia del gobierno venezolano apunta únicamente hacia el mantener el discurso político e ideológico que encuentra en los Estados Unidos el antagonista de todos los problemas del país, por ello recula ante la acción diplomática directa contra Guyana quien es el que le da potestad a las empresas para laborar en el territorio en reclamación.

Esequibanos abogan por atención
Los nacidos en el territorio en reclamación se han unido. Formaron recientemente la fundación Comité de los Derechos Esequibanos (Funcode), y la dirigen hijos de esequibanos nacidos en el estado Bolívar. En estos momentos dicha fundación está a cargo del Lic. Giovanni Pascualli y la conforman al menos 30 mil personas.

“Éste no es sólo un problema de territorio, es también un problema humano”, señala Pascualli.

Denuncian que por no tener cédula de identidad venezolana, los nacidos en el Esequibo son víctimas de extorción por parte de Guardias Nacionales, cuando llegan al estado bolívar en busca de mejores alternativas de subsistencia ejercen la economía informal con angustia pues tienen que pagar por que los dejen trabajar.

Señala el presidente de Funcode, que pese a la explotación y la falta de interés en esta población que se comienza a concentrar en las riberas del río Cuyuní para extraer oro, es un importante factor económico para el estado Bolívar.

“Los esequibanos, a quienes muchas veces la mayoría de la gente llama guyaneses, con su mística de trabajo e interés de progreso, mueven el 12% de la economía del estado Bolívar”, asegura Giovanni Pascualli. Aclarando que el movimiento transaccional incluye la compraventa desde y hacia territorio en reclamación.

Antonio Bermúdez. Caracas





2005 La Guayana Esequiba – Zona en Reclamación. Instituto Geográfico Simón Bolívar  Primera Edición

Nota del editor del blog:

Al referenciarse a la República Cooperativa de Guyana se deben de tener en cuenta los 159.500Km2, de territorios ubicados al oeste del río Esequibo conocidos con el nombre de Guayana Esequiba o Zona en Reclamación sujetos al Acuerdo de Ginebra del 17 de febrero de 1966.

Territorios estos sobre los cuales el Gobierno Venezolano en representación de la Nación venezolana se reservo sus derechos sobre los territorios de la Guayana Esequiba en su nota del 26 de mayo de 1966 al reconocerse al nuevo Estado de Guyana:

“...por lo tanto, Venezuela reconoce como territorio del nuevo Estado, el que se sitúa al este de la margen derecha del río Esequibo y reitera ante la comunidad internacional, que se reserva expresamente sus derechos de soberanía territorial sobre la zona que se encuentra en la margen izquierda del precitado río; en consecuencia, el territorio de la Guayana Esequiba sobre el cual Venezuela se reserva expresamente sus derechos soberanos, limita al Este con el nuevo Estado de Guyana, a través de la línea del río Esequibo, tomando éste desde su nacimiento hasta su desembocadura en el Océano Atlántico...”


LA GUAYANA ESEQUIBA

http://laguayanaesequiba.blogspot.com/2008/01/la-guayana-esequiba.html



Terminología sobre cómo referenciar la Zona en Reclamación-Guayana Esequiba.





Mapa que señala el Espacio de Soberanía Marítima Venezolana que se reserva, como Mar Territorial mediante el Decreto Presidencial No 1152 del 09 de Julio de 1968