viernes, 23 de octubre de 2009

Lula manifestó su confianza en Colombia




Tomado de :
http://www.elpais.com.co/paisonline/notas/Octubre202009/01lulapresi.html
Resumen de agencias
El Mandatario brasileño dijo que confía en la palabra de Uribe y de Obama sobre las bases militares. Pide doblar comercio binacional.

El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, expresó su confianza en que el uso de las bases de Colombia por fuerzas estadounidenses será únicamente para asuntos internos de ése país, como le aseguraron los gobernantes Álvaro Uribe y Barack Obama.

Así lo aseguró el mandatario brasileño al término de un encuentro celebrado en Sao Paulo con su homólogo de Colombia, Álvaro Uribe Vélez, en el que manifestó que Brasil no tendrá problemas con las bases si queda claro que “son para cuidar de problemas internos a Colombia”.

“Brasil no tiene por qué estar incómodo si ese es el objetivo, confío en la palabra del presidente Uribe y confío en la palabra del presidente (de EE.UU.) Obama”, dijo Lula.

El Mandatario brasileño propuso llevar al Consejo Sudamericano de Defensa todos los acuerdos militares firmados por los países miembros con otras naciones extrarregionales, como el pacto de Brasil con Francia para la construcción de submarinos y helicópteros castrenses.

“Estamos proponiendo que por medio del Consejo se puedan mostrar los acuerdos que tenemos en defensa, los que Brasil tiene con Francia, lo que Venezuela tiene con el país que sea, pues no deben haber secretos (en la región)”, manifestó Lula.

Consultado sobre esa exigencia, el presidente Uribe aseguró que “las garantías devienen de los procesos históricos. Colombia jamás ha sido un país ofensivo, enfrenta un problema interno de narcoterrorismo serio y el presidente Lula conoce de nuestros esfuerzos”.

“La tradición histórica, el problema interno de Colombia, el carácter no ofensivo de Colombia, el respeto que el presidente Lula ha recibido de nosotros, todo eso es un conjunto de garantías”, dijo.

El presidente Álvaro Uribe Vélez aprovechó el encuentro para pedirle a su homólogo brasileño ayudar a superar las diferencias que persisten en la región.

Según el mandatario colombiano, “una cosa son las diferencias y otra, cuando no se tratan; y en la medida que se enfrenten respetuosamente se pueden superar”.

Uribe le pidió a Lula que colabore con la tarea que le encomendó, “reconocemos que cuando hay problemas en la región le pedimos ayuda” . Sin embargo, los presidentes no precisaron de qué tipo de ayuda se trata.


Legalización de las drogas
Al referirse a los problemas que afrontan Brasil y Colombia por culpa del narcotráfico, los presidentes Lula y Uribe rechazaron la legalización de las drogas como un instrumento legal para combatir al narcotráfico.

“Sinceramente, no creo que la legalización de las drogas resuelva los problemas del narco-consumo... creo que debemos ser más duros”, indicó Lula.

Señaló que ha hablado del asunto con mandatarios de otros países, a quienes les ha dicho que si en las naciones ricas se aplicara a los consumidores una política más rígida, se reduciría la demanda de estupefacientes en el mundo.

Agregó que los productores de drogas deben cambiar la industria de “transformación química” de cultivos ilícitos por otros de rentabilidad agrícola.

Uribe, por su parte, expresó que el combate al narcotráfico necesita de “posiciones de equilibrio y llevar a la cárcel a criminales que distribuyen impunemente la droga en el microtráfico, que se ampara en la ley de la dosis personal”.

En una aparente referencia a la despenalización de la dosis personal de drogas en algunos países, Uribe preguntó: “¿por qué proponen la legalización de la droga, si la droga ya está legalizada?”.

El Jefe de Estado colombiano reiteró, a su vez, el pedido a Brasil para la cooperación en la lucha contra el narcotráfico en la región amazónica.

“Confiamos que en los próximos días quede aprobado el acuerdo de cooperación de seguridad para ayudarnos mutuamente. Necesitamos la colaboración de Brasil para enfrentar el narcotráfico en la región amazónica”, declaró Uribe.

Cumbre amazónica

Finalmente, los mandatarios indicaron que promoverán para el 26 de noviembre una reunión de mandatarios de la región amazónica en Manaos para hacer una propuesta conjunta de cara a la Cumbre de Copenhague, sobre cambio climático.

“El presidente Uribe ha estado de acuerdo con esta idea, que pretende que todos los países que tenemos territorio en esa región lleguemos con una propuesta unificada a la cumbre sobre Cambio Climático que se llevará a cabo en Copenhague”, señaló el presidente Lula.

A la cita asistirían los mandatarios de Brasil, Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia, Venezuela, Guayana, Surinam y un representante de la Guayana Francesa.

“En la Amazonía somos vanguardia de desarrollo de nuevas fuentes de energía y por eso me quiero reunir con todos en Manaos para fijar la misma posición en la reunión de Copenhague”, indicó Lula.

Dato clave

El presidente Uribe afirmó que “sea cual sea la decisión” de la Corte Constitucional sobre el referendo, nada va a amenazar “la solidez de las instituciones colombianas” y reiteró la independencia y autonomía de la justicia.

Respaldo a Bogotá para Panamericanos


 El presidente Lula expresó el apoyo de Brasil a la candidatura de Bogotá como sede de los Juegos Panamericanos 2015.

 En la disputa por la organización de los Juegos Panamericanos 2015 están, además: Lima, Caracas y Toronto.

 Lula agradeció a Uribe su apoyo a la candidatura de Río de Janeiro como sede de los Juegos Olímpicos del 2016.
Doblar el comercio

El presidente Lula da Silva le propuso a Uribe “doblar” la corriente comercial bilateral durante el tiempo que les queda a ambos de su segundo mandato.

“Le estoy proponiendo al presidente Uribe que en los catorce meses que me restan de mandato y en los teóricamente diez que le restan a él, pues no sé qué va a decidir la Corte Constitucional colombiana, nos dediquemos a doblar el comercio”, señaló.

El comercio bilateral alcanzó el año pasado los US$3.100 millones, con superávit brasileño de US$2.300 millones, según se dijo en el foro de la Federación de Industrias del Estado de Sao Paulo.

Lula destacó que “Suramérica está surgiendo como un polo dinámico de la economía mundial y Colombia, por su localización estratégica entre el Atlántico y el Pacífico, se vuelve un socio indispensable”, tras añadir que para acentuar la relación “tenemos mecanismos como el Banco del Sur, el acuerdo Mercosur-Colombia y pagos en moneda local”.

Cuestionó el hecho de que pese a que ambos países tienen 1.600 kilómetros de frontera común, el 45% de las exportaciones colombianas vaya a EE.UU. y dijo que su país tiene que tomar la delantera para financiar los negocios en la región.

Uribe, por su parte, señaló que antes “no teníamos una frontera, teníamos una pared” y los dos países eran “víctimas del temor del tamaño del mercado brasileño y de la violencia que se vivía en Colombia”. Destacó la presencia de inversionistas brasileños en Colombia, especialmente en el transporte masivo y en biocombustibles.

Uribe le propuso a Lula que participe en la culminación de un corredor terrestre y fluvial que unirá al puerto de Tumaco con el de Belén, en el estado de Pará.

Sobre la reelección

Al ser interrogado sobre la reelección, Uribe dijo que eso dependerá de tres factores: decisión de la Corte Constitucional, la votación de los colombianos y la voluntad de Dios.

En declaraciones al Financial Times, el Jefe de Estado también reiteró que está en una “encrucijada del alma” mientras pondera la posibilidad de presentarse como candidato.

Dice el diario que la reelección es un tema que preocupa dentro y fuera de Colombia.

“Pertenezco a una generación que no ha conocido un solo día de paz. Mi prioridad es la dinámica continuación de mi política”, explicó Uribe.

Preguntado si tiene un plan para la sucesión, contestó en referencia al tercer presidente de EE.UU. y autor de la Declaración de Independencia: “Claro... quiero encontrar la réplica de Thomas Jefferson”.

“Cuando pienso en mi legado, no quiero que futuras generaciones piensen que me aferré al poder. También quiero que sepan que no volví la espalda a los retos de mi paÍs”, agregó.

Concluye el diario británico que si Uribe se presenta, “seguro ganaría, pero se arriesga a ser sólo otro caudillo latinoamericano con un historial discutible en materia de derechos humanos”.


Nota del editor del blog: Al referenciarse a la República Cooperativa de Guyana se deben de tener en cuenta los 159.500Km2, de territorios ubicados al oeste del río Esequibo conocidos con el nombre de Guayana Esequiba o Zona en Reclamación sujetos al Acuerdo de Ginebra del 17 de febrero de 1966.


Territorios estos sobre los cuales el gobierno Venezolano en representación de la Nación venezolana se reservo sus derechos sobre los territorios de la Guayana Esequiba en su nota del 26 de mayo de 1966 al reconocerse al nuevo Estado de Guyana .
“...por lo tanto, Venezuela reconoce como territorio del nuevo Estado, el que se sitúa al este de la margen derecha del río Esequibo y reitera ante la comunidad internacional, que se reserva expresamente sus derechos de soberanía territorial sobre la zona que se encuentra en la margen izquierda del precitado río; en consecuencia, el territorio de la Guayana Esequiba sobre el cual Venezuela se reserva expresamente sus derechos soberanos, limita al Este con el nuevo Estado de Guyana, a través de la línea del río Esequibo, tomando éste desde su nacimiento hasta su desembocadura en el Océano Atlántico...”