viernes, 30 de septiembre de 2016

Granger abofetea una vez más a Venezuela




Sep 22, 2016 8:54 am

Publicado en: Opinión
josealbertoolivarEn plan de víctima frente al agresor despiadado, el presidente de Guyana, David Granger, se presentó ante a la Asamblea General de la ONU para acusar a Venezuela de agredir y amenazar la existencia de su país en el concierto mundial. Ya en nuestras propias narices, la embajadora de Guyana en Venezuela, Marilyn Cheril Miles, adelantó el calumnioso guión durante su intervención en la XXVII Cumbre del Movimiento de Países No Alineados, al puntualizar que la reclamación venezolana sobre el Esequibo representaba una “amenaza”. Frente aquel desaire, la respuesta oficial del profesor de Historia y Ciencias Sociales, Aristóbulo Istúriz, Vicepresidente de la República, solo atinó a responder que su gobierno “está comprometido a resolver el conflicto con la paz”.

¡Vaya forma de defender los intereses de la patria! Mientras en el suelo nativo se persigue y encarcela a los “enemigos internos” que luchan por la recuperación de la Democracia, hacia el exterior el discurso y las acciones frente a los que no dudan en ultrajar la soberanía de Venezuela sobre su territorio, luce parsimonioso y francamente antinacional.

La dignidad de Venezuela es abofeteada una y otra vez sin el menor signo de recato, porque bien saben en Georgetown que quienes aquí nos gobiernan, no van hacer nada para recuperar lo que nos pertenece por derecho. Toda aquella alharaca que se montó en julio del año pasado en el hemiciclo de la Asamblea Nacional, resultó un pote de humo para distraer la atención de los incautos. La fulana “comisión de alto nivel” para revisar las relaciones con Guyana quedó en la nebulosa. Papeles y palabras fue lo que sobró luego.

La cumbre del MNOAL resultó un fiasco de marca mayor, porque a cuenta de complacer los gustos de los delegados invitados y asegurar su apoyo o al menos su neutralidad en los escenarios multilaterales donde se cuestione al gobierno de Venezuela, se sacrificó el interés nacional y lanzaron al saco roto la reivindicación del Esequibo.

Entretanto, el brigadier Granger actúa a sus anchas, aplicando una estrategia ofensiva contra Venezuela, mientras permite la expoliación de las riquezas en el territorio en disputa y se pasa por el forro las disposiciones del cacareado Acuerdo de Ginebra.

2005 La Guayana Esequiba – Zona en Reclamación. Instituto Geográfico Simón Bolívar
Primera Edición

La Guayana Esequiba Zona en Reclamación
Terminología sobre cómo referenciar la Zona en Reclamación-Guayana Esequiba.
                                                                               

Nota del editor del blog:

Al referenciarse a la República Cooperativa de Guyana se deben de tener en cuenta los 159.500Km2, de territorios ubicados al oeste del río Esequibo conocidos con el nombre de Guayana Esequiba o Zona en Reclamación sujetos al Acuerdo de Ginebra del 17 de febrero de 1966.

Territorios estos sobre los cuales el Gobierno Venezolano en representación de la Nación venezolana se reservó sus derechos sobre los territorios de la Guayana Esequiba en su nota del 26 de mayo de 1966 al reconocerse al nuevo Estado de Guyana:

“...por lo tanto, Venezuela reconoce como territorio del nuevo Estado, el que se sitúa al este de la margen derecha del río Esequibo y reitera ante la comunidad internacional, que se reserva expresamente sus derechos de soberanía territorial sobre la zona que se encuentra en la margen izquierda del precitado río; en consecuencia, el territorio de la Guayana Esequiba sobre el cual Venezuela se reserva expresamente sus derechos soberanos, limita al Este con el nuevo Estado de Guyana, a través de la línea del río Esequibo, tomando éste desde su nacimiento hasta su desembocadura en el Océano Atlántico...”
  





Mapa que señala el Espacio de Soberanía Marítima Venezolana que se reserva, como   Mar    Territorial mediante el Decreto Presidencial No 1152 del 09 de Julio de 1968