domingo, 1 de noviembre de 2015

Ladrón que roba a ladrón…/ La Guayana Esequiba




23 Julio, 2015
La detención realizada el 10 de octubre de 2013 del buque Teknik Perdana, cuando realizaba trabajos de prospección geológica y levantamiento sísmico en la fachada atlántica venezolana con la buena pro de Guyana, por parte de la Armada Venezolana, a bordo de la fragata Yekuana, provocó la paralización de los trabajos en el bloque otorgado por Georgetown. El capitán y la tripulación fueron arrestados y el barco conminado a dirigirse a la isla de Margarita y a abandonar su cometido.

El bloque paralizado es el Roraima, otorgado en 2012 a la trasnacional estadounidense Anadarko Petroleum Corporation. Parte de dicha área, corresponde a la proyección del delta venezolano y la otra parte a la de la zona en reclamación.

Ahora, transcurrido un poco más de un año, toma auge y se polemiza con relación a lo que ocurre con la puesta en marcha de la operación en el Bloque Stabroek, otorgado en concesión en 1999 por las autoridades guyanesas y que incluye una porción frente al delta venezolano.

Sin embargo, vale la pena acotar que en noviembre del 2014, ExxonMobil anuncia que invertiría $200 millones en un programa de perforación costa afuera en la concesión otorgada por Guyana y luego, en marzo de este año 2015 presenta, de manera pública, el inicio de la perforación del pozo, hoy descubridor, Liza 1 que sería realizado con el buque taladro Deepwater Champion.

No puede dejar de indignarnos que durante meses, y a pesar de los anuncios públicos, se mantuvo desde el régimen, una actitud de máxima irresponsabilidad y de silencio, que se suma a la actitud de desidia, cuando los trabajos de levantamiento sísmico se venían realizando por anos.

Para que tengamos una idea clara, debemos recordar que la actividad en este bloque había sido cuestionada y detenida desde el mismo momento de su asignación a Exxon en 1999. Tanto así que un alto ejecutivo de Exxon, en septiembre del año 2000, envió una carta al Ministerio de Petróleo de Guyana, renunciando temporalmente a las labores de exploración petrolera en el llamado bloque Stabroek, justo de actual controversia, al considerar que el contrato estaba afectado por que “las disputas internacionales afectaban la extensión del área contratada” y recomendó que “el asunto debía ser tratado por los gobiernos involucrados”. De esta manera, Exxon respondía a tres hechos:

el reclamo expresado por Venezuela mediante la Cancillería, las denuncias formuladas por el Ministerio de Energía y Minas de Venezuela ante dos Congresos Mundiales de Petróleo, en Calgary el año 2000 y Río de Janeiro el año 2002,

la posición firme de Venezuela que sin ambages expresaba disponer que los yacimientos de todas las clases de hidrocarburos existentes en ese territorio eran bienes del dominio público y por tanto, inalienables e imprescriptibles, y  una acción de la Armada de Surinam, que ordenó el retiro del personal que trabajaba en otro bloque asignado por Guyana pero adyacente a Stabroek.

Ahora de manera muy conveniente y peligrosa, el régimen aduce la defensa de sus derechos sobre las aguas de la zona en reclamación, sin explicar su silencio y permisividad desde el año 2004 cuando el propio Hugo Chávez dejó de lado las negociaciones renunciando de manera tacita a nuestros derechos. No defendemos ni a Guyana ni a Exxon-Mobil, señalamos y culpamos a este régimen que ha sido permisivo y complaciente en este caso, quizás para cumplir viejas añoranzas del castrismo, al tiempo que procuraba las mejores relaciones con el CARICOM para mantener el apoyo político que se apuntalaba en Petrocaribe.

Además, con esta actuación, se trata de burlar y ofender el gentilicio y la inteligencia tratando de ocultar lo inocultable. ExxonMobil no está sola en la concesión otorgada en el bloque Stabroek, en la cual posee el 45%, con ellos está la empresa norteamericana Hess Guyana Exploration Limited que posee el 30% y la empresa Nexen Petroleum Guyana Limited (propiedad de China National Oil Offshore Corporation, CNOOC) que mantiene el 25% de participación. Es decir una empresa subsidiaria de la empresa nacional China que tiene una lista interminable de negocios en con PDVSA y Venezuela.

En definitiva, el pozo Liza 1 encontró casi 100 metros de arena neta petrolífera (300 pies) y fue perforado hasta una profundidad en el subsuleo desde el lecho marino de casi 6.000 metros (6 Km o 18.000 pies).

Mientras Hugo Chávez y sus adeptos, jugaban al liderazgo mesiánico hemisférico, se ignoró el potencial de toda la franja de la costa atlántica cuenca de Guyana – la cual se extiende desde el Delta del Orinoco hasta el lindero sur de la Guyana Francesa- objeto de iniciativas exploratorias en búsqueda de petróleo y de asignaciones de concesiones desde por lo menos diez años. Recordamos leer en publicaciones especializadas artículos como “Guyana, al borde de un éxito exploratorio”, llegándose inclusive a sugerir que esta cuenta puede contener reservas potencialmente recuperables alrededor de 15 mil millones de barriles.

La ignorancia supina de quienes estuvieron y están al frente del Ministerio de Energía y Petróleo, PDVSA, la Cancillería y, la Presidencia de la República, obviaron y subestimaron, estas estimaciones y las primeras aproximaciones de la ExxonMobil, de Shell, de Repsol y otras importantes empresas para negociar concesiones con Guyana Británica. La firma del acuerdo limítrofe entre Guyana y Surinam en septiembre del 2007 despejó las últimas barreras legales para que cada nación procediera a asignar concesiones a las principales empresas internacionales.

Al fin de cuentas, hoy en el 2015, Guyana ha construido una red de parcelas a concesionar, en las aguas marítimas generadas a partir de la costa atlántica del Esequibo, sobre tres bloques Pomeroon, Stabroek y Roraima y todos penetran en las aguas oceánicas que Venezuela considera como proyección soberana derivada de los estados Sucre y Delta Amacuro.

De modo que ahora, Guyana se presenta firme y con un casi seguro apoyo del CARICOM (cría cuervos y te sacarán los ojos); ExxonMobil se prepara a anunciar su segundo pozo en el bloque que estará más cercano a las aguas consideradas venezolanas; los bloques de Pomeroon (CGX Energy Inc., empresa canadiense tiene tres sub bloque y ya había renunciado, en el 2000, a su exploración por la mismas razones aducidas por Exxon) y Roraima (este bloque está insertado en una importante extensión de nuestra protección marítima soberana).

Entre tanto, la imberbe y disparatada Canciller de Venezuela, a dúo con Nicolás Maduro, culpan a ExxonMobil, al imperio, a los intereses norteamericanos y declaran bravuconadas que no tendrán peso más allá de un peligroso juego “nacionalista” avivado por la elecciones parlamentarias.

¿Qué hacer?
Lo único que se me puede ocurrir, dada la evidente culpabilidad de este régimen en permitir el despojo que está ocurriendo, es tratar de lograr un cambio, en el más corto plazo posible, dentro del Marco Constitucional, de la dirección política del país. Un cambio del Modelo. Mientras eso corre, porque ocurrirá, habrá que ganar tiempo y buscar un espacio de negociación, que tal, por ejemplo, un anuncio de ¿Licitación de bloques dentro de la zona en reclamación?
Digo por aquello, que ladrón que roba a ladrón…


Etiquetas: Horacio Medina

Antecedentes de la Crisis con Guyana.
La verdad ante el reclamo la Guayana Esequiba y la campaña  psicológica  de desinformación  ante  la reclamación,  reivindicación, recuperación, integración,  anexión, o unificación de los territorios ubicados al Oeste del río Esequibo conocidos como  la Guayana Esequiba o Zona en Reclamación  por parte de   operadores políticos funcionarios,  asesores y consultores desatada por cuestiones eminentemente ideológicas  y de poder . 


¿A qué acuerdo llego el Presidente Hugo Rafael Chávez Frías, ante la reclamación de la Guayana Esequiba? Parte I

¿A qué acuerdo llego el Presidente Hugo Rafael Chávez Frías, ante la reclamación de la Guayana Esequiba? Parte. II

¿A qué acuerdo llego el Presidente Hugo Rafael Chávez Frías, ante la reclamación de la Guayana Esequiba? Parte. III y última


2005 La Guayana Esequiba – Zona en Reclamación. Instituto Geográfico Simón Bolívar  Primera Edición

Nota del editor del blog:

Al referenciarse a la República Cooperativa de Guyana se deben de tener en cuenta los 159.500Km2, de territorios ubicados al oeste del río Esequibo conocidos con el nombre de Guayana Esequiba o Zona en Reclamación sujetos al Acuerdo de Ginebra del 17 de febrero de 1966.

Territorios estos sobre los cuales el Gobierno Venezolano en representación de la Nación venezolana se reservo sus derechos sobre los territorios de la Guayana Esequiba en su nota del 26 de mayo de 1966 al reconocerse al nuevo Estado de Guyana:

“...por lo tanto, Venezuela reconoce como territorio del nuevo Estado, el que se sitúa al este de la margen derecha del río Esequibo y reitera ante la comunidad internacional, que se reserva expresamente sus derechos de soberanía territorial sobre la zona que se encuentra en la margen izquierda del precitado río; en consecuencia, el territorio de la Guayana Esequiba sobre el cual Venezuela se reserva expresamente sus derechos soberanos, limita al Este con el nuevo Estado de Guyana, a través de la línea del río Esequibo, tomando éste desde su nacimiento hasta su desembocadura en el Océano Atlántico...”


LA GUAYANA ESEQUIBA

http://laguayanaesequiba.blogspot.com/2008/01/la-guayana-esequiba.html



Terminología sobre cómo referenciar la Zona en Reclamación-Guayana Esequiba.





Mapa que señala el Espacio de Soberanía Marítima Venezolana que se reserva, como Mar Territorial mediante el Decreto Presidencial No 1152 del 09 de Julio de 1968