lunes, 20 de julio de 2015

Guyana hace lo que le da la gana en El Esequibo


Tomado de: 

Guyana hace lo que le da la gana en El Esequibo /Globovision / Por Diego Díaz Martín / @DDiazMartin

Guyana sigue haciendo lo que le da la gana en El Esequibo ignorando el litigio territorial que mantiene con Venezuela. Ahora hasta petróleo comenzará a extraer de las costas en reclamación, desatendiendo la petición de la nación bolivariana de detener las exploraciones.

Bien conocidos son los impactos ambientales negativos de la actividad petrolera, no sólo durante la fase de producción, sino especialmente durante la exploración. Imagínense si además, tales acciones se desarrollan en un lugar con poca vigilancia y sin un marco jurídico ambiental estricto. Las consecuencias pudieran ser impredecibles.

Las perforaciones petroleras en el mar suelen dejar toneladas de desechos industriales y domésticos, con afectaciones en la fauna y flora marina, así como en la calidad de las aguas. Muchos procesos ecológicos y fenómenos evolutivos sufren las consecuencias de las sustancias contaminantes utilizadas, incluyendo la sedimentación de lodos derivados de la exploración que poco a poco van destruyendo el fondo del mar.

A lo anterior se suma el efecto inhibidor en el crecimiento y desarrollo reproductivo de algunas especies de moluscos, la alteración de la pesca y hasta la reducción de las poblaciones de organismos bentónicos (que habitan en el fondo del mar), incluyendo el cambio en las respuestas inmunológicas en peces que incrementan sus enfermedades.

Si esto fuera poco, el posible uso de sustancias químicas para proteger las paredes de las tuberías contra la corrosión, así como las propias labores de mantenimiento asociadas a la extracción del crudo, contaminan las aguas que también son usadas para inyectar los yacimientos petroleros, lo cual representan un alto riesgo para la fauna, flora, suelos, acuíferos y las mismas poblaciones humanas.

A todo lo anterior debemos añadir las posibilidades de derrames, las emisiones contaminantes a la atmósfera de los mecheros y los desechos de las tuberías de oleoductos y gasoductos, además de los desechos domésticos de los propios trabajadores a cargo de las labores de exploración y producción, no siempre controlados.

Por todo lo anterior, la organización conservacionista VITALIS ya ha alertado que Venezuela debe sincerar su posición diplomática frente a esta histórica reclamación. Ante la posible explotación petrolera, resulta impostergable demostrar con acciones ejemplarizantes las intenciones de no ceder la administración de este territorio a un país que aprovecha sus recursos naturales a espaldas de los acuerdos en negociación y los litigios.

De ceder a las pretensiones de la República Cooperativa de Guyana, Venezuela no sólo estaría perdiendo recursos forestales, hídricos y mineros, sino estaría permitiendo el incremento del efecto de borde por presiones negativas que puedan derivarse de un aprovechamiento insustentable de los recursos naturales en el vecino país, con la inevitable afectación de los frágiles espacios protegidos en nuestro territorio, incluyendo de sus aguas territoriales.

¿Qué pensará el Defensor del Pueblo, la Fiscal General de la República y el propio presidente de la Asamblea Nacional frente a los avances de Guayana? ¿Será que las autoridades de Venezuela ya cedieron ese territorio y no nos hemos enterado?

Lo cierto es que Guyana avanza y avanza, y nosotros los venezolanos, bien gracias. Cualquier inacción en esta materia sería, sin dudas, una traición a la patria.



Con Información de Globovision

www.entornointeligente.com

Visite tambien www.mundinews.com | www.eldiscoduro.com | www.tipsfemeninos.com |www.economia−venezuela.com | www.politica−venezuela.com | www.enlasgradas.com |www.cualquiervaina.com | www.espiasdecocina.com | www.videojuegosmania.com

Síguenos en Twitter @entornoi



2005 La Guayana Esequiba – Zona en Reclamación. Instituto Geográfico Simón Bolívar  Primera Edición

Nota del editor del blog:

Al referenciarse a la República Cooperativa de Guyana se deben de tener en cuenta los 159.500Km2, de territorios ubicados al oeste del río Esequibo conocidos con el nombre de Guayana Esequiba o Zona en Reclamación sujetos al Acuerdo de Ginebra del 17 de febrero de 1966.

Territorios estos sobre los cuales el Gobierno Venezolano en representación de la Nación venezolana se reservo sus derechos sobre los territorios de la Guayana Esequiba en su nota del 26 de mayo de 1966 al reconocerse al nuevo Estado de Guyana:

“...por lo tanto, Venezuela reconoce como territorio del nuevo Estado, el que se sitúa al este de la margen derecha del río Esequibo y reitera ante la comunidad internacional, que se reserva expresamente sus derechos de soberanía territorial sobre la zona que se encuentra en la margen izquierda del precitado río; en consecuencia, el territorio de la Guayana Esequiba sobre el cual Venezuela se reserva expresamente sus derechos soberanos, limita al Este con el nuevo Estado de Guyana, a través de la línea del río Esequibo, tomando éste desde su nacimiento hasta su desembocadura en el Océano Atlántico...”


LA GUAYANA ESEQUIBA

http://laguayanaesequiba.blogspot.com/2008/01/la-guayana-esequiba.html



Terminología sobre cómo referenciar la Zona en Reclamación-Guayana Esequiba.





Mapa que señala el Espacio de Soberanía Marítima Venezolana que se reserva, como Mar Territorial mediante el Decreto Presidencial No 1152 del 09 de Julio de 1968