martes, 1 de julio de 2014

Tarud: No impugnar a La Haya es decir que los tratados no valen


Tomado de:

Presidente de la comisión de RR.EE. apuesta por la inadmisibilidad.
Su par radical Carlos Jarpa prefiere en cambio esperar la contrademanda.
Publicado: Domingo 29 de junio de 2014 | Autor: Cooperativa.cl
UPI / Referencial

No pedir la impugnación de competencia, para Tarud es generar incertidumbre en el plano internacional.
El diputado PPD Jorge Tarud, miembro de la comisión de RR.EE. de la Cámara Baja, llamó nuevamente a impugnar la competencia del Tribunal Internacional de Justicia de La Haya respecto de la demanda marítima de Bolivia.

La Presidenta Michelle Bachelet tiene hasta el 15 de julio para impugnar la competencia de la Corte Internacional frente a la demanda boliviana a través de excepciones preliminares, algo Tarud insiste en que se debe hacer, o si no sería negar los tratados existentes.

"Si ellos pretenden modificar los tratados internacionales, la comunidad internacional se convierte en una incertidumbre tremenda, porque eso querría decir que los tratados no valen, no cuentan", afirmó.

Respecto al polémico "Libro del Mar" editado en Bolivia por el presidente Evo Morales y que desglosa en 13 puntos las aspiraciones del país altiplánico y la negativa chilena, este fue calificado de "insulto" por el diputado Jorge Tarud, mientras su

subir Opción de la contrademanda
El argumento de quienes apuestan a la impugnación, es el tratado de 1904 que describe un pacto de tregua entre ambas naciones e imposibilita conversaciones previas. No obstante, hay quienes sostienen que la inadmisibilidad puede ser un punto a utilizar en febrero a la hora de la contrademanda.

Carlos Jarpa (PR), integrante de la comisión, valida esta postura, sosteniendo que "el argumento (de inadmisibilidad) puede no ser acogido en la previa, en cambio si lo acoge en la contrademanda donde va a saber exactamente lo que ha presentado Bolivia".

subir UDI delega decisión a Bachelet
Desde el Senado, Alejandro García-Huidobro (UDI), integrante de la comisión de Relaciones Exteriores, endosa la decisión final en la figura de la Presidenta Michelle Bachelet, pero, reconoce que someterse a la Corte Internacional es una "pésima señal" ante Bolivia.

"Si nosotros empezamos a entregarle facultades, una señal a la Corte Internacional, que ella puede empezar a tener atribuciones sobre un tratado que es anterior a la firma del pacto de Bogotá, significa que se le entregan señales pésimas", indicó.

Casos anteriores develan que la Corte ha rechazado su invalidez para resolver un juicio, ante dos estados soberanos con posturas loables.