lunes, 9 de junio de 2014

Un museo para las Malvinas


http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-248083-2014-06-07.html

Tomado de:
Funcionará dentro del predio de la ex ESMA. “No será el museo de la guerra, sino que recorrerá toda la vida e historia de las islas”, remarcó su director, Jorge Giles. “Nos proponemos que Malvinas sea también una causa de los derechos humanos”, señaló.

El reclamo argentino por la soberanía en las islas Malvinas tendrá, a partir de la próxima semana, un espacio para promover su reivindicación. La presidenta Cristina Fernández de Kirchner inaugurará el martes el Museo de Malvinas, que funcionará en el predio del Espacio de la Memoria (ex ESMA). A partir del sábado 14 el lugar quedará abierto al público. “No será el museo de la guerra, sino que recorrerá toda la vida e historia de las islas”, remarcó el director del organismo, Jorge Giles.

La idea, sostiene el funcionario, es que no sea “un museo de cosas muertas”. Por eso, en el recinto habrá desde experiencias sensoriales como el viento típico de las islas hasta el sonido de los aviones de la guerra. Esta característica interactiva se combinará con un memorial en recuerdo a los combatientes caídos en la guerra de 1982. Estará en una plaza abierta a la que se llegará a través de un largo muelle que une el museo con el espacio al aire libre que recrea la geografía de las islas: flora, fauna y un lago artificial como si fuera el paisaje malvinense.

Es en ese marco que también aparecerán referencias a personajes históricos como Antonio “El Gaucho” Rivero, que en 1833 encabezó un alzamiento en las islas; Dardo Cabo, el metalúrgico que lideró en 1966 el Operativo Cóndor en un avión de Aerolíneas Argentinas, y Raymundo Gleyzer, el primer director de cine que filmó en Malvinas.

“No será el museo de la guerra, sino que recorrerá toda la vida e historia de las islas. Será el primer museo nacional sobre las islas Malvinas en la historia del Estado argentino”, aseguró el director de la institución, quien desde 2011 trabaja en la idea y realización de este proyecto. Giles fue designado por el decreto 809 publicado ayer en el Boletín Oficial y estará al frente del museo de manera transitoria, por los próximos 180 días.

“Queremos contar la historia desde los primeros patriotas que vivieron en Malvinas y vamos a demostrar con objetos, con imágenes, y sustentados en la historia verdadera que lo que usurpó el colonialismo inglés no son dos pedazos de piedra, sino un pedazo de la Patagonia argentina, un pueblo laborioso que iba creciendo”, añadió Giles.

Tras la publicación del decreto en el Boletín Oficial y la designación de Giles, el secretario de Asuntos Relativos a las Islas Malvinas, Daniel Filmus, resaltó ayer que el nuevo museo “será un espacio para la memoria porque las Malvinas están siempre presentes en el sentimiento y el futuro de los argentinos”. A través de este espacio, sostuvo el funcionario, se buscará “mostrar a las nuevas generaciones el estrecho vínculo que tuvo históricamente” y “permitirá recordar a los que dieron la vida por Malvinas”.

El día de la inauguración por parte de la Presidenta coincidirá con el Día de la Afirmación de los Derechos Argentinos sobre las islas: es la fecha en la que en 1829 se creó la Comandancia Política y Militar del archipiélago. El martes estarán presentes ex combatientes, historiadores y todo el cuerpo diplomático de la región que acompaña también el reclamo argentino por la soberanía.

Según el decreto presidencial, el objetivo del museo será entonces “difundir, comunicar, exhibir y concientizar” sobre la soberanía argentina en el archipiélago y “promover la reivindicación de la causa Malvinas como una causa argentina, latinoamericana y universal”. El organismo, señala también el documento, buscará “difundir e intervenir en los temas atinentes a la reivindicación de la soberanía nacional sobre las islas Malvinas en el marco de los pilares democráticos y los principios de paz, memoria, verdad y justicia”.

Precisamente, el museo se encuentra en el lugar donde durante la última dictadura funcionó uno de los más terribles centros clandestinos de detención, la ESMA, hoy recuperado como Espacio para la Memoria. La misma dictadura que, en 1982, decidió tomar las islas como su último manotazo de ahogado para sostenerse en el poder.
“No es una casualidad la elección del lugar porque, a partir de ahora, nos proponemos que la causa Malvinas sea también una causa de derechos humanos. No hay una disociación entre la defensa nacional y los derechos humanos. Somos parte de una misma matriz de vida”, explicó Giles.

Fundamentación histórica, fauna, flora, cercanía geográfica y la extensión insular como parte de la topografía de la Patagonia son todas cuestiones que tiene en cuenta el museo para reivindicar, a través de ellas, la soberanía argentina y narrar y describir así la historia sobre Malvinas. Todo eso es lo que se podrá ver en el predio del Espacio para la Memoria cuando el museo abra al público a partir del próximo sábado 14 de junio.