lunes, 6 de enero de 2014

El museo que reivindica la gesta de Malvinas


http://www.diarionorte.com/article/100865/el-museo-que-reivindica-la-gesta-de-malvinas

Tomado de:


Textos: Sergio Odría - Abel Saucedo, Juan Roa y Bernardino Romero no llegan a los 20 años en las fotografías de color sepia que adornan una de las tantas vidrieras del Museo Pedagógico Islas Malvinas. Están vestidos junto a otros compañeros con uniforme de combate aferrados a sus armas que los hacen parecer más adultos pero sus rasgos delatan su juventud y marcan un fuerte contraste cuando los hombres en los que hoy se han convertido se detienen frente a esas imágenes para recordar su paso por la guerra de 1982.
4 de Enero, 2014

La escena tiene lugar en el espacio erigido en avenida Alberdi al 2100, donde funciona la Asociación de Veteranos de Guerra 2 de Abril de esta ciudad. El museo ocupa una importante porción de esa sede, es independiente y guarda los recuerdos de la guerra. Memorias que ellos mismos, los veteranos del distrito, atesoran junto a su propia vida.


Juan Esteban Roa, Abel Saucedo, Lino García y Bernardino Romero, referentes y socios de la Asociación de Veteranos de Guerra 2 de Abril.
Una bandera Argentina, radios, fotos, proyectiles, teléfonos de campaña, mochilas, uniformes, linternas, bolsos y carpas para dormir y cartas, entre otro muchos objetos que se conservan puertas adentro del lugar, que comenzó a forjarse con mucho esmero y dedicación en el 2008 junto a otros proyectos que impulsaron los integrantes de la asociación.

“Afortunadamente se están dando las cosas”, sostiene Lino García, presidente de la asociación al referirse a las tareas que se van concretando, y agrega que este proyecto fue una de “las tantas metas que teníamos cuando nos hicimos cargo de la entidad tras la conformación de un equipo de trabajo”. 

A su turno, Juan Esteban Roa señala que “la primer meta fue refaccionar el edificio para poder albergar a los muchachos más que nada a los veteranos que vienen del interior a la ciudad para realizar cualquier tipo de trámite. La asociación cuenta con habitaciones donde se pueden alojar”. 

En la asociación se realizaron distintas remodelaciones y los trabajos están a la vista cuando se recorre las instalaciones del lugar. Una de esas refacciones fue el lugar donde ahora es el museo y que con el transcurso del tiempo fue tomando forma. Luego se trabajó para empezar a traer las cosas para exhibir, previo a los trámites que se requieren en estos casos. 

El museo fue inaugurado oficialmente el lunes 10 de junio de este año, en coincidencia con el Día de la Reafirmación de los Derechos Argentinos sobre las Malvinas, Islas del Atlántico Sur y Sector Antártico.
“Acá se albergan los veteranos guerra de las tres fuerzas armadas que quieran ser socios de la institución entre ellos están de ejército, marina y aeronáutica. La mayor es de ejército”, comenta García.

“En mi caso pertenezco a la infantería de marina”, dice Roa y agrega que junto con el director de museo Martín Bacs se tiene una “buena relación con el comandante de Infantería de Marina en Buenos Aires y el rector de la escuela de allá, ambos son oriundo del Chaco”.
Los materiales y  el asesoramiento



Los soldados viajan rumbo a Malvinas y entre ellos el chaqueño Bernardino Romero, es otra de las fotos históricas que se encuentran en el lugar.

“Cuando fuimos- prosigue- ellos ya nos tenían algo de material preparado para donarnos. Después se trabajó con el Ejército Resistencia que nos donó gran parte de materiales”.

Entre esas cosas, Roa también señala que se trabajó con el Museo del Hombre Chaqueño para el asesoramiento en cómo “debíamos encarar, que trámites se debían hacer y qué teníamos que tener”. También se suscribió un convenio con el Instituto de Cultura del Chaco donde ambas instituciones trabajan mutuamente, entre ellas figura la preservación y resguardo de materiales.

García agrega que la asociación se caracteriza por “ser sin fines y es la entidad madre de la provincia y está bien constituida con personería jurídica”.

Ese espíritu de compartir las vivencias de Malvinas- esas que les cambiaron la vida para siempre- se observa en su recorrido por el circuito histórico entre las cosas que hoy se exhiben. Al ingresar se distingue un mapa del Chaco y en él los nombres con sus respectivas fotografías de los soldados chaqueños fallecidos que quedaron en las islas. También, hay varias láminas colocadas prolijamente en la pared que fueron realizadas por el director del museo. “En ellas- dice el presidente de la entidad- se pueden ver cronológicamente el día que se conocieron las islas, el clima, los gobiernos y su ubicación geográfica”.
“Otras de las cosas que se consiguieron son pertrechos, como una ametralladora, un lanzacohetes, un mortero, todo está aprobado pero tiene que tener autorización del Ministerio de Defensa de la Nación, todo una serie de requisitos que se está realizando bien encaminado”, agrega.
Al referirse en general al edificio Roa contó que se habló con el Gobierno de la provincia y “ellos vieron que nuestro trabajo era serio, que estábamos haciendo las cosas bien y que conformamos un grupo unido, responsable y humilde”.
“Más allá de ser un una institución sin fines de lucro- reitera García- tenemos el ingreso de una cuota societaria que es mínima pero que a su vez sirve para los gastos menores que tenemos”.

“También pretendemos incorporar testimonios de los compañeros, elementos que se usaron en la guerra. Armamentos tenemos muy poco, pero están en camino ya que tenemos confirmado con el Estado Mayor del Ejército y con las fuerzas armadas en general que nos estarían disponiendo de materiales”, afirma.
Ampliar y dar un mayor confort es otra de las metas que está en carpeta y su realización es casi un hecho. Se trata de un salón donde se pueden brindar charlas y conferencias, además de otro tipo de actividades. “Cuando nosotros nos hicimos cargo, lo que prometimos a los socios más allá de la cuestión gremial fue expandir más lo social y cultural”, comenta.
Las visitas

La rendición de los ingleses el 2 de abril de 1982, otra de las imágenes que se exhiben en el museo.

En lo que va del año el museo recibió numerosos visitantes, entre ellos una delegación de alumnos de una escuela de Juan José Castelli que arribó a Resistencia y recorrieron el museo como metodología pedagógica y se les explicó porque el 2 de abril se celebra el Día del Veterano y de los caídos en la Guerra de Malvinas. Hoy, gracias a la tarea que realizan a diario, el interés se mantiene y hace que la gente visite las instalaciones.

“Por ahora nosotros tenemos abierto miércoles y viernes, de 9 a 12 y de 16 a 19. Tenemos conversado con Cultura y con el Ministerio de Educación de la provincia porque necesitamos gente que se avoque y que sea idónea en la cuestión”, dice Lino García. “Cuando vienen visitas lo primero que hacen es ver a los protagonistas, es decir a los veteranos vestidos de combate y a los chicos les gusta eso”, añade.

“Necesitamos tener abierto el museo de lunes a viernes y por eso hemos conversado con la gente de Educación para que manden adscriptos”, señala Roa que deja abierta la invitación a la comunidad y sostiene que “este es el único museo que está en funciones en la zona y en el noreste”.
“Nosotros estamos inscriptos en el registro de museos y por ello hay ciertos requisitos que hay que cumplir: Por ejemplo la confección de un inventario, si lo que se recibe es temporario, definitivo o prestado”, agrega el presidente.
“La gente se acerca y nos trae diarios, revistas, recortes de la época y en materia de organizándonos es hacer una ficha por cada donante y que quede registrado en la asociación de lo que se donó o se hace un ficha que está en concepto de préstamo y después viene y lo retira”, manifiesta.
La memoria y el sentimiento


Los veteranos y el museo que cuenta con distintos pertrechos que se utilizaron en la guerra de 1982 contra Gran Bretaña en las islas.
La creación del museo de Malvinas hace tangible el esfuerzo realizado por los veteranos que son protagonistas de la historia Argentina. “La idea es mantener presente la memoria de los compañeros. Para mí es un orgullo el haber encarado, lento pero seguro este proyecto. Las vivencias nos tocan, al igual que cuando estamos juntos. El tema del museo es más que nada para dejar plasmado la historia de Malvinas y de lo que fue la guerra del 82”, comenta.
La misma expresión refleja la mirada de Bernardino Romero, el mismo que aparece en una de las fotos que se exhiben y que recuerda en ellas a sus compañeros a bordo de un avión rumbo a las islas. Para Abel Saucedo, socio de la asociación, recordar Malvinas es un sentimiento permanente. “Somos parte de la historia” dice y concluye que el “museo es un orgullo para toda la provincia”.




Los héroes chaqueños caídos en las islas.