jueves, 17 de octubre de 2013

Arresto venezolano


http://www.stabroeknews.com/2013/opinion/editorial/10/13/venezuelan-arrest/



Traductor Google
Tomado de:
Arresto venezolano
13 de octubre 2013 • Por staff • 12 COMENTARIO ARTÍCULO SIGUIENTE

El jueves, un barco de investigación bajo contrato con la petrolera Anadarko EE.UU. estaba llevando a cabo un estudio de los fondos marinos en aguas de Guyana , cuando fue arrestado por una fragata de la Marina venezolana y escoltado a la isla de Margarita. Según el New York Times, el barco , el Teknik Perdana tenía una tripulación de unos 39 a bordo, entre ellos cinco estadounidenses .

Bueno, esto sin duda sacudió a los ciudadanos de Guyana recto, y espera además que también podría haber despertado el Gobierno nunca somnolienta de Guyana de su sueño . Después de todo, lo que era hace tan sólo seis semanas que el presidente Nicolás Maduro aterrizó aquí lleno de cordialidad , y habló paz , la diplomacia y volver a comprometerse al proceso Buen Oficiante . " Los problemas que tenemos con los países de nuestro entorno , ya sea en serio o no , serán resueltos pacíficamente a través de canales diplomáticos", fue citado diciendo que después de su visita .

Eso era todo olvidado el pasado jueves, con la intervención de la Teknik Perdana por la Yecuana y su traslado por la fuerza de la zona. Anadarko está explorando el bloque de Roraima en nuestra zona económica exclusiva en virtud de un acuerdo firmado con el Gobierno de Guyana en junio de 2011 , algo que sin duda era conocido por Venezuela , pero a la que nunca antes planteada objeción formal.

Entonces, ¿qué ha sucedido ? Lo primero es que la oposición venezolana ha estado librando una campaña implacable sobre Guyana otorgar concesiones costa afuera Esequibo , que los venezolanos perversamente se refieren como "su" Frente Atlántico. Un desfile de expertos legales y de otro tipo , como el ex embajador de Venezuela ante las Naciones Unidas Emilio Figueredo , ex embajador en Guyana, Sadio Garavini , e instituciones como la Academia Nacional de Ciencias Políticas y Sociales , entre otros , han registrado sus preocupaciones acerca de Miraflores "silencio "sobre Guyana otorgar concesiones en las aguas al oeste del río Esequibo. También se han producido reacciones de los políticos de la oposición , los más notables procedentes de Leopoldo López .

Se podría recordar también, que el mismo día el Presidente venezolano visitó Guyana el 31 de agosto , un grupo de "estudiantes" acompañados de soldados aterrizaron en Eteringbang en un movimiento que el periódico de oposición El Universal llamó un acto de soberanía. Fuera lo que fuese , fue claramente diseñado para desconcertar Sr. Maduro , y Guyana , al parecer, presentó ninguna protesta o incluso buscado una disculpa formal. Su aspecto más interesante es la cuestión de lo que los soldados venezolanos estaban haciendo con el grupo , fue el sancionado por cualquier persona al mando de alto nivel , por ejemplo , que debe de haber sabido que iba a avergonzar al presidente ?

Lo que nos lleva a un informe a principios del mes pasado en El Universal - que ha sido perseguir con gran vigor su propia campaña en relación a la reclamación de Venezuela - que, según una fuente cercana a la marina de guerra , el alto mando había emitido una recomendación al el Ejecutivo busca una "reacción " a la adjudicación de la concesión a Anadarko por Guyana . " La intención de la Armada ", dijo el diario caraqueño , "sería [ a ] ... defender los derechos del Estado. " También se mencionó que algunos funcionarios de la Oficina de Relaciones Exteriores de Venezuela estaban preocupados por el tema.

Las fuerzas de oposición en el estado vecino también han llegado a la conclusión de que el silencio del gobierno de Venezuela en esta materia se debe a la influencia cubana en la política exterior de la nación - una reclamación, no importa lo que su precisión , lo que tendría resonancia inmediata con el pueblo de Venezuela .

Además de una campaña en algunos sectores sobre la dirección de la política exterior venezolana que se refiere a Guyana, que también tiene que ser observado que el presidente Maduro se encuentra en una posición política muy débil por cierto. La economía está en picada, con la moneda extranjera difíciles de conseguir y la escasez de algunos elementos críticos que afectan incluso las tiendas de Caracas , el país se ha visto afectada recientemente por un menos un apagón de casi todo el país , a pesar de los apagones de menor escala fuera de Caracas no son en absoluto infrecuentes ; y el jefe del estado no puede ser todo lo que seguro dentro de su propio partido.

Como la diferencia entre él y el fallecido presidente Chávez es cada vez más evidente para el público, y que sus problemas se multiplican , el Sr. Maduro está empezando a sonar estridente y chillona ver planes de asesinato acechan en cada esquina. En el proceso, ha provocado deliberadamente alienar a los EE.UU. una vez más por la expulsión de algunos de sus diplomáticos por motivos falaces . Uno tiene que preguntarse , pues, por qué iba a añadir a sus dificultades al ordenar la detención de un buque contratado a una empresa de EE.UU. que tiene cinco ciudadanos estadounidenses a bordo. La detención ilegal de ciudadanos de Estados Unidos por una potencia extranjera se asocia con malos recuerdos en la mente del público estadounidense y no se observaba amablemente por el Departamento de Estado . Si él sintió que tenía que ir a esta ruta de todos modos , tiene que estar en una posición muy débil por cierto.

La pregunta es, ¿ que tomar esta decisión , o no la marina actúe y luego se vio obligado a ir junto con él , porque él no podía ir públicamente en una dirección diferente cuando se enteró . Hay un pequeño detalle interesante a este respecto, aunque puede tener ningún significado en absoluto, y que Venezuela se emite una nota de protesta acerca de la presencia del buque en lo que consideraba sus aguas sólo después de Guyana había emitido una protesta. Se podría pensar que el gobierno venezolano habría emitido su protesta desde que detuvieron al Teknik Perdana , o al menos , poco después, ya que habrían sabido antes Guyana hizo que habían detenido la embarcación.

Cualquiera que sea el caso, si es que los militares , que ha solido adoptar una línea dura en materia de fronteras , tiene la última palabra , como se suele decir , el entonces presidente Maduro tiene serios problemas en sus manos, y por extensión nosotros también. Y si él ha cambiado de rumbo debido a la debilidad , sino que también se encuentra en una situación muy precaria y no se puede confiar en ellas. Eso también tiene serias implicaciones para nosotros . ( Por lo menos el gobierno debería estar buscando en un plan B en caso de que el cese de los suministros de petróleo según el mecanismo de Petro Caribe . ) El gobierno sin duda tendrá que salir de su capullo y enfrentar la realidad de que , como consecuencia de este incidente todo tipo de problemas se esconden en el oeste, y ni él ni el presidente Maduro será capaz de volver a la situación anterior .

Por otra parte, también debe tener una mirada inflexible en su política exterior , sino que debe aprender de esto que no importa lo que los sonidos tranquilizadores que emana de Caracas , no se puede tomar esto en serio. En segundo lugar , se debe mirar alrededor y ver quiénes son sus amigos y quienes los apoyarán en un asunto como éste - no Caricom más porque ha sido seducido por PetroCaribe , no China, porque tiene enormes inversiones en Venezuela , no los británicos porque han sido alienados por la posición de Guyana en las Malvinas , no la Unión Europea , la Comunidad o de la ONU , porque no hay trabajo diplomático en relación con el límite que se ha hecho allí durante años , no a nuestros nuevos amigos de América Latina, debido a que tienen siempre apoyado Venezuela sobre este tema . En otras palabras, hay un precio que pagar por dejar de lado el trabajo diplomático sólido.

Hay algunas lagunas en la historia que se espera el tiempo llenar, pero uno se pregunta cuál es el plan de Anadarko estaba en el caso de que algo como esto sucedió . Como una importante compañía petrolera , que sin duda habría hecho los deberes y habría sido conocer la reclamación venezolana , reconociendo que tendría este factor en sus planes de contingencia. Lo que son , sin embargo, es simplemente no sabe - o es que en la etapa exploratoria que simplemente decidir reducir sus pérdidas y retirarse ? Si es así , eso nos lleva de nuevo a una época anterior de las relaciones entre Guyana y Venezuela en relación con el desarrollo de Esequibo.

Guyana está ahora en manos de negociar la liberación de los Teknik Perdana y su tripulación , aunque si las partes interesadas, como los EE.UU. van a negociar la liberación de sus ciudadanos ( y, posiblemente, toda la tripulación ) por separado , es un tema de especulación .

Desafortunadamente para Guyana, a diferencia de lo que ocurrió en 2000, cuando CGX fue desalojado por un cañonero surinamés de lo que más tarde se confirmó que las aguas de Guyana , no se trata de tomar Venezuela ante el tribunal de Hamburgo, que se encarga de casos en relación con la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar , ese país no es más que un signatario a la misma.

En otras palabras, todo lo que este gobierno quiere creer lo que estaba haciendo grandes progresos en lo que había aparecido previamente como una controversia intratable, podemos muy bien estar de vuelta al punto de partida .
Related Content
§  Venezuelan action condemned   (October 13, 2013)
§  Venezuelan President to visit   (August 13, 2013)


Tomado de:
Versión en Español Traductor Google
Arresto venezolano
Venezuelan arrest
October 13, 2013 · By Staff Writer · 12 Comments    Next Article »
On Thursday, a research vessel on contract to  US oil company Anadarko was undertaking a survey of the seabed in Guyana’s waters when it was arrested by a Venezuelan navy frigate and escorted to the island of Margarita.  According to the New York Times, the boat, the Teknik Perdana had a crew of about 39 on board, including five Americans.

Well, this certainly jolted the citizens of Guyana upright, and one hopes moreover that it might also have woken the ever somnolent Government of Guyana from its slumber. After all, it was only six weeks ago that President Nicolás Maduro landed here full of bonhomie, and talked peace, diplomacy and recommitting to the Good Officer process. “Any issues we have with our neighbouring countries, either serious or not, will be solved peacefully through diplomatic channels,” he was quoted as saying after his visit.

That was all forgotten last Thursday, with the interception of the Teknik Perdana by the Yecuana and its forcible removal from the area. Anadarko is exploring the Roraima block in our EEZ under an agreement signed with the Government of Guyana in June of 2011, something which was undoubtedly known by Venezuela, but to which they never earlier raised formal objection.

So what has happened? The first thing is that the Venezuelan opposition has been waging a relentless campaign about Guyana granting concessions offshore Essequibo, which the Venezuelans  perversely refer to as “their” Atlantic Front. A parade of legal and other experts, such as Venezuela’s former Ambassador to the United Nations Emilio Figueredo; former Ambassador to Guyana Sadio Garavini; and institutions like the National Academy of Political and Social Sciences among others, have registered their concerns about Miraflores’ “silence” over Guyana granting concessions in the waters to the west of the River Essequibo. There have also been reactions from opposition politicians, the most notable coming from Leopoldo López.

It might be remembered too, that on the very day the Venezuelan President visited Guyana on August 31, a group of “students” accompanied by soldiers landed at Eteringbang in a move which the opposition paper El Universal called an act of sovereignty. Whatever it was, it was clearly designed to embarrass Mr Maduro, and Guyana, it seems, lodged no protest or even sought a formal apology. Its most interesting aspect is the question as to what Venezuelan soldiers were doing with the group; was this sanctioned by anyone in senior command, for example, who must have known it would embarrass the President?

Which brings us to a report at the beginning of last month in El Universal ‒ which has been prosecuting with considerable vigour its own campaign in relation to Venezuela’s claim ‒ that according to a source close to the navy, the high command had issued a recommendation to the executive seeking a “reaction” to the award of the concession to Anadarko by Guyana. “The Navy’s intention,” said the Caracas daily, “would be [to] defend… the State’s rights.”  It was also mentioned that some officials at the Venezuelan Foreign Office were worried about the issue.

The opposition forces in the neighbouring state have also come to the conclusion that the silence of the Venezuelan government on this matter is owing to Cuban influence on the nation’s foreign policy – a claim, no matter what its accuracy, which would have immediate resonance with the people of Venezuela.

In addition to a campaign in some quarters about the direction of Venezuelan foreign policy where Guyana is concerned, it also has to be observed that President Maduro is in a very weak political position indeed. The economy is in a tailspin, with foreign currency hard to get and shortages of some critical items even affecting Caracas stores; the country has been hit recently by a least one almost countrywide blackout, although smaller scale blackouts outside Caracas are by no means uncommon; and the head of state may not be all that secure within his own party.

As the difference between himself and the late President Chávez becomes increasingly apparent to the public, and as his problems multiply, Mr Maduro is beginning to sound shriller and shriller seeing assassination plots lurking in every corner. In the process he has contrived to alienate the US again by expelling some of their diplomats on specious grounds. One has to wonder, therefore, why he would add to his difficulties by ordering the arrest of a vessel contracted to a US company which has five American citizens on board. The illegal detention of US citizens by a foreign power is associated with unpleasant memories in the American public’s mind and is not looked on kindly by the State Department. If he felt he had to go this route anyway, he must be in a very weak position indeed.

The question is, did he make this decision, or did the navy take action and then he was obliged to go along with it, because he could not publicly go in a different direction when he found out. There is one interesting little detail in this connection, although it may have no significance at all, and that is Venezuela issued a protest note about the vessel’s presence in what it regarded as its waters only after Guyana had issued a protest. One would have thought that the Venezuelan government would have issued their protest from the time they arrested the Teknik Perdana, or at least, shortly thereafter, since they would have known before Guyana did that they had detained the vessel.

Whatever the case, if it is that the military, which has traditionally taken a hard line on border matters, is calling the shots, as they say, then President Maduro has serious problems on his hands, and so by extension do we. And if he has changed course because of weakness, he is also in a very precarious position and cannot be relied upon. That too has serious implications for us. (At the very least the government should be looking at a Plan B in the event of the cessation of oil supplies under the Petro Caribe facility.) The administration will certainly have to come out of its cocoon and confront the reality that as a consequence of this incident all kinds of problems will lurk to the west, and neither it nor President Maduro will be able to return to the status quo ante.

Furthermore, it should also take a hard-nosed look at its foreign policy; it should learn from this that no matter what the soothing noises emanating from Caracas, they cannot take these at face value. Secondly, they should look around and see who their friends are, and who will support them on a matter like this – not Caricom any more because it has been seduced by PetroCaribe; not China, because it has enormous investments in Venezuela; not the British because they have been alienated by Guyana’s stance on the Falklands; not the European Union, the Commonwealth or the UN, because no diplomatic work in relation to the boundary has been done there for years; not our new Latin American friends, because they have always supported Venezuela on this issue. In other words, there is a price to pay for neglecting solid diplomatic work.

There are some gaps in this story which hopefully time will fill, but one does wonder what Anadarko’s plan was in the event something like this happened. As a major oil company, it would surely have done its homework and would have been acquainted with the Venezuelan claim, recognizing that it would have to factor this in to its contingency plans.  What those are, however, is simply not known ‒ or is it that at the exploratory stage it would simply decide to cut its losses and withdraw? If so, that would take us back to an earlier era of Guyana-Venezuela relations in respect of the development of Essequibo.

Guyana is now left to negotiate the release of the Teknik Perdana and its crew, although whether interested parties such as the US will negotiate for the release of their citizens (and possibly the whole crew) separately, is a matter for speculation.  Unfortunately for Guyana, unlike what happened in 2000 when CGX was evicted by a Surinamese gunboat from what were later confirmed to be Guyana’s waters, there is no question of taking Venezuela to the tribunal in Hamburg which hears cases in respect of the UN Convention on the Law of the Sea; that country is simply not a signatory thereto.

In other words, much as this government wants to believe it was making great progress on what had previously appeared to be an intractable controversy, we might very well be back to square one.
Related Content
§  Venezuelan action condemned   (October 13, 2013)
§  Venezuelan President to visit   (August 13, 2013)



2005 La Guayana Esequiba – Zona en Reclamación. Instituto Geográfico Simón Bolívar  Primera Edición

Nota del editor del blog: Al referenciarse a la República Cooperativa de Guyana se deben de tener en cuenta los 159.500Km2, de territorios ubicados al oeste del río Esequibo conocidos con el nombre de Guayana Esequiba o Zona en Reclamación sujetos al Acuerdo de Ginebra del 17 de febrero de 1966.

Territorios estos sobre los cuales el Gobierno Venezolano en representación de la Nación venezolana se reservo sus derechos sobre los territorios de la Guayana Esequiba en su nota del 26 de mayo de 1966 al reconocerse al nuevo Estado de Guyana:

“...por lo tanto, Venezuela reconoce como territorio del nuevo Estado, el que se sitúa al este de la margen derecha del río Esequibo y reitera ante la comunidad internacional, que se reserva expresamente sus derechos de soberanía territorial sobre la zona que se encuentra en la margen izquierda del precitado río; en consecuencia, el territorio de la Guayana Esequiba sobre el cual Venezuela se reserva expresamente sus derechos soberanos, limita al Este con el nuevo Estado de Guyana, a través de la línea del río Esequibo, tomando éste desde su nacimiento hasta su desembocadura en el Océano Atlántico...”



Mapa que señala el Espacio de Soberanía Marítima Venezolana que se reserva, como Mar Territorial mediante el Decreto Presidencial No 1152 del 09 de Julio de 1968