viernes, 3 de febrero de 2017

Un estudio innovador realizado por los pueblos indígenas de Guyana destaca la inseguridad de la tenencia de la tierra y la necesidad urgente de reforma

Comunidades indigenas o amerindias en la Guyana Esquiaba - Zona en Reclamación 

Un estudio innovador realizado por los pueblos indígenas de Guyana destaca la inseguridad de la tenencia de la tierra y la necesidad urgente de reforma http://www.forestpeoples.org/es/node/6263

16 Diciembre de, 2016

La Asociación de Pueblos Amerindios (APA) se complace en presentar un nuevo estudio exhaustivo sobre la falta de seguridad de tenencia de las comunidades indígenas en el Distrito Noroeste de Guyana. "Nuestra tierra, nuestra vida: una evaluación participativa de la situación de la tenencia de la tierra de los pueblos indígenas en Guyana" fue publicado en colaboración con la organización no gubernamental británica Forest Peoples Program (FPP).

Durante un período de cuatro años, un equipo de investigación local capacitado compiló informes, testimonios y datos sobre la situación de los derechos de tierras de los pueblos indígenas, de 42 asentamientos en las Regiones 1 y 2. El informe concluye que un tercio de las comunidades visitadas en las Regiones 1 Y 2 no tienen ninguna tenencia legal segura en absoluto. De los 29 pueblos que tienen un título, 28 informan que el título deja fuera partes importantes de su tierra habitual donde cazan, pescan y cultivan.

En sus recomendaciones, el informe pide al gobierno ya las autoridades que avancen hacia la revisión y enmienda de la Ley Amerindia de 2006 para alinearla con los artículos de la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas (UNDRIP) Guyana es signataria de. Además, el informe recomienda que se establezca un tribunal nacional independiente para abordar las quejas de los pueblos indígenas y las reivindicaciones territoriales. También es esencial que las operaciones destructivas de extracción y explotación forestal que afectan a las comunidades cesen lo antes posible, especialmente en los lugares donde no se ha dado FPIC.

Otras recomendaciones incluyen la reforma de las normas de titulación de tierras y demarcación del país para mantener el CLPI; Aumentar la capacidad de los funcionarios gubernamentales que trabajan en los asuntos de los pueblos indígenas, la silvicultura, la minería, la prospección de tierras y los recursos naturales para comprender y aplicar los derechos que los pueblos indígenas tienen a la tierra y el CLPI en virtud del derecho internacional; Tienen la inclusión de mapeadores indígenas y poseedores de conocimientos tradicionales calificados en encuestas de límites; Y asegurar que el Proyecto de Titulación de Tierras Amerindias (ALT) respalda los derechos de los indígenas y establece mecanismos consultivos con los pueblos indígenas para garantizar su buen funcionamiento.

Además, el estudio subraya que las leyes de Guyana deben reformar las reglas por las que se asignan las concesiones, ya que no existe un sistema oficial para la reclamación de concesiones. En este sentido, dicha reforma debe formular formas en que las tierras cedidas a "forasteros" puedan ser devueltas a las comunidades indígenas.

Muchas personas locales y líderes de la comunidad entrevistados durante la evaluación de la tenencia de la tierra subrayaron la necesidad de enfoques colectivos entre aldeas para las aplicaciones de la titulación de tierras y las actividades de demarcación.

Como dijo un líder de Akawini Village al equipo de tenencia de la tierra: "Mirando la cuestión de los derechos sobre la tierra, los pueblos indígenas en la Región 2 y la Región 1 necesitan trabajar juntos. Es hora de que los pueblos regresen a un lugar para acordar fronteras y buscar soluciones colectivas a nuestras solicitudes de extensión de tierras. Necesitamos compartir nuestras áreas de extensión como siempre hemos hecho de acuerdo con nuestras tradiciones. "
.



Groundbreaking study carried out by indigenous peoples in Guyana highlights land tenure insecurity and urgent need for reform

The Amerindian Peoples Association (APA) is pleased to present a new comprehensive study on the lack of tenure security faced by indigenous communities in Guyana’s Northwest District. ‘Our Land, Our Life: A participatory assessment of the land tenure situation of indigenous peoples in Guyana’ was published in collaboration with UK non-governmental organisation Forest Peoples Programme (FPP).

Over a period of four years, a trained local research team compiled reports, testimonies and data on the situation of indigenous peoples’ land rights, from 42 settlements in Regions 1 and 2. The report finds that a third of the communities visited in Regions 1 and 2 have no secure legal tenure at all. Of the 29 Villages that have a title, 28 report that the title leaves out important parts of their customary land where they hunt, fish and farm.

In its recommendations, the report asks for the  government and authorities to move towards reviewing and amending the 2006 Amerindian Act in order to align it with articles in the United Nations Declaration on the Rights of Indigenous Peoples (UNDRIP) and other international human rights law which Guyana is a signatory to. Additionally, the report recommends that an independent national tribunal is established to address indigenous peoples’ grievances and territorial claims. It is also essential that that destructive mining and logging operations that impact communities cease as soon as possible, especially in places where FPIC has not been given.

Other recommendations include reforming the country’s land titling and demarcation rules to uphold FPIC; increase the capacity of government officials working on indigenous peoples affairs, forestry, mining, land survey and natural resources to understand and implement the rights that indigenous peoples have to land and FPIC under international law; have the inclusion of skilled Indigenous mappers and traditional knowledge holders in boundary surveys; and ensure the Amerindian Land Titling (ALT) Project upholds indigenous rights while establishing consultative mechanisms with indigenous peoples to guarantee it is working properly.

Moreover, the study stresses that Guyana’s laws must reform the rules by which concessions are allocated as there is no official system for concession reclamation. In this regard, such reform must formulate ways in which lands given to “outsiders” can be returned to Indigenous communities.

Many local people and community leader interviewed during the land tenure assessment stressed the need for collective inter-village approaches to land titling applications and demarcation activities.

As one leader from Akawini Village told the land tenure team: “Looking at the land rights question, indigenous peoples in Region 2 and Region 1 need to work together. It is time the villages got back in one place again to agree boundaries and look for collective solutions to our [land title] extension applications. We need to share our extension areas as we have always done according to our traditions.”

The complete report is available to download in English here.


2005 La Guayana Esequiba – Zona en Reclamación. Instituto Geográfico Simón Bolívar
Primera Edición

La Guayana Esequiba Zona en Reclamación
Terminología sobre cómo referenciar la Zona en Reclamación-Guayana Esequiba.


Nota del editor del blog:

Al referenciarse a la República Cooperativa de Guyana se deben de tener en cuenta los 159.500Km2, de territorios ubicados al oeste del río Esequibo conocidos con el nombre de Guayana Esequiba o Zona en Reclamación sujetos al Acuerdo de Ginebra del 17 de febrero de 1966.

Territorios estos sobre los cuales el Gobierno Venezolano en representación de la Nación venezolana se reservó sus derechos sobre los territorios de la Guayana Esequiba en su nota del 26 de mayo de 1966 al reconocerse al nuevo Estado de Guyana:

“...por lo tanto, Venezuela reconoce como territorio del nuevo Estado, el que se sitúa al este de la margen derecha del río Esequibo y reitera ante la comunidad internacional, que se reserva expresamente sus derechos de soberanía territorial sobre la zona que se encuentra en la margen izquierda del precitado río; en consecuencia, el territorio de la Guayana Esequiba sobre el cual Venezuela se reserva expresamente sus derechos soberanos, limita al Este con el nuevo Estado de Guyana, a través de la línea del río Esequibo, tomando éste desde su nacimiento hasta su desembocadura en el Océano Atlántico...”
  


Mapa que señala el Espacio de Soberanía Marítima Venezolana que se reserva, como   Mar    Territorial mediante el Decreto Presidencial No 1152 del 09 de Julio de 1968