viernes, 13 de noviembre de 2015

Docentes se pronuncian en apoyo a derechos de Venezuela en el Esequibo


La Guayana Esequiba – Zona en Reclamación

Docentes se pronuncian en apoyo a derechos de Venezuela en el Esequibo


En defensa de la integridad territorial del país



Proponen un gran espacio para el debate a los fines que se establezca una discusión sincera acerca de este tema, que involucra a la Patria en su totalidad. Los derechos de los venezolanos no se negocian sino que se hacen respetar y eso es lo que plantean en un documento público un grupo de profesores e investigadores de LUZ 
Eugenio Sarabia/CNP 983.-

Mediante un documento público un grupo de docentes e investigadores de la Universidad del Zulia (LUZ), se pronunció de manera enfática acerca del tema de la Guayana Esequiba, a los fines de despertar la conciencia nacionalista y apoyar las acciones emprendidas desde el Gobierno Nacional, para hacer valer los derechos de la tierra que vio nacer al padre libertador Simón Bolívar.

Así lo dejaron saber, los profesores universitarios Temístocles Cabezas Morales, Willian Fuenmayor, Juan Eduardo Romero Jiménez, y Reyber Parra, quienes se proponen llevar adelante un foro en el que se establezca un debate amplio y concienzudo en relación con este tema, el cual están organizando en su condición de docentes e investigadores comprometidos en la defensa de la integridad territorial del país.

En el citado documento, plantean el apoyo irrestricto a la implementación de acciones diplomáticas, sobre la base de los principios de resolución pacífica de controversias, establecidos en el Derecho Internacional y la Carta de las Naciones Unidas, que lleva adelante la Presidencia de la República a través del Ministerio del Poder Popular para las Relaciones Exteriores, en lo relativo a la justa reclamación sobre el territorio de la Guayana Esequiba.
“Insistimos en la aplicación y el valor del principio del “Uti Possidetis Iuris”, como elemento esencial en el establecimiento de los límites territoriales entre los diversos Estados, surgidos posteriormente a la disolución del vínculo colonial en la primera mitad del siglo XIX”, sostienen los educadores.

Del mismo modo, “resaltamos la validez de los títulos históricos esgrimidos por el Estado venezolano, que incluyen las relaciones geográficas de diversos adelantados y conquistadores españoles, entre las que resaltan las de Alonso de Ojeda, Juan de la Cosa y Américo Vespucio de 1499, la de Diego de Lope en 1499-1500, Vicente Yáñez Pinzón en 1500 y Alonso Vélez de Mendoza en 1500. Todos ellos, documentos que denotan los derechos históricos que tenemos sobre el territorio en disputa. Ni Gran Bretaña, ni Holanda y menos aún, la República Cooperativa de Guyana, poseen títulos tan antiguos como nosotros”.

Nulidad
Reiteramos el hecho –resalta el documento- que las decisiones tomadas por los jueces miembros del Tratado de Arbitramiento de 1897, que emitió su decisión en el denominado Laudo de París de 1899, son nulas e írritas en razón de comprender una manifestación de exceso de poder (Ultra Petita) al decretar la libre navegación sobre los ríos Amacuro y Barima, por presentar mapas adulterados que favorecían los intereses británicos.

La inexistencia de una motivación sobre la decisión legal, por la imposición de la línea fronteriza por parte de los jueces británicos sobre el Presidente y los demás miembros del tribunal; por el hecho que la decisión fue el resultado de un arreglo geopolítico de intereses que perjudicó los títulos históricos de Venezuela y finalmente, por la violación del principio de buena fe que todo proceso legal debe contener y que quedó manifestado en el accionar inescrupuloso de Gran Bretaña.

En tal sentido, “exaltamos la importancia del Acuerdo de Ginebra, firmado en 1966 por Gran Bretaña y Venezuela, así como por quienes serían representantes de la República Cooperativa de Guyana, para la resolución pacífica de la controversia territorial, que nos afecta al despojarnos de casi 160.000 kilómetros cuadrados”. 

“No aceptamos las expresiones ofensivas contra el Gobierno venezolano y las instituciones de la República, emitidas por el actual Presidente de la República Cooperativa de Guyana, David Granger, que buscan ignorar los derechos y títulos históricos que posee la República Bolivariana de Venezuela, de acuerdo a los principios rectores del Derecho Público Internacional”, sentenciaron los universitarios entre quienes destaca el ex alcalde del municipio Valera, profesor Temístocles Cabezas Morales.

Regocijados
Asimismo celebran con regocijo venezolanista, patriótico y democrático, el acuerdo aprobado por nuestra Asamblea Nacional por unanimidad, dándose así un mensaje a la Nación de unidad y significando ante el mundo que este reclamo es históricamente justo y que debe solucionarse en paz.

A tal efecto, hacen un llamado de alerta sobre los intentos de elevar la intensidad y tensión en la zona, motivado a los importantes recursos geopolíticos que se encuentran, tanto en términos de energía (petróleo) como agua. 

“Convocamos a todos los venezolanos, a iniciar un debate y estudio en profundidad del recorrido histórico de la reclamación sobre el territorio de la Guayana Esequiba. En tal sentido, ponemos a la disposición los expertos y estudiosos que forman parte de la Universidad del Zulia (LUZ), para contribuir a la discusión del tema y ayudar en la búsqueda de una solución favorable para las partes concurrentes”, afirmaron tajantemente.

En ese mismo orden de ideas, los profesores Romero, Cabezas, Parra y Fuenmayor, proponen reafirmar la independencia nacional y nuestra América, partiendo de la gran enseñanza de Bolívar de que la “Patria es América”; asimismo defender nuestro territorio pasa por seguir el gran compromiso de continuar el papel protagónico en el proceso de la construcción de la unidad latinoamericana y caribeña a través del ALBA (Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América) y Petrocaribe, además de los otros espacios regionales como Unasur, la Celac y Mercosur.
Finalmente afirmaron los docentes, que  apoyan  los buenos oficios de Unasur al convocar para finales de agosto del presente año en la Asunción (Paraguay), una reunión especial para tratar el conflicto entre Venezuela y la Guayana por el Esequibo.
Rechazo
De igual manera, rechazan los intentos de los imperialismos colectivos, a través de la Exxon-Mobil y otros consorcios petroleros trasnacionales, de enturbiar lo que ha sido hasta los momentos un proceso de solución pacífica de controversias, entre la República Cooperativa de Guyana y la República Bolivariana de Venezuela.

2005 La Guayana Esequiba – Zona en Reclamación. Instituto Geográfico Simón Bolívar  Primera Edición

Nota del editor del blog:

Al referenciarse a la República Cooperativa de Guyana se deben de tener en cuenta los 159.500Km2, de territorios ubicados al oeste del río Esequibo conocidos con el nombre de Guayana Esequiba o Zona en Reclamación sujetos al Acuerdo de Ginebra del 17 de febrero de 1966.

Territorios estos sobre los cuales el Gobierno Venezolano en representación de la Nación venezolana se reservo sus derechos sobre los territorios de la Guayana Esequiba en su nota del 26 de mayo de 1966 al reconocerse al nuevo Estado de Guyana:

“...por lo tanto, Venezuela reconoce como territorio del nuevo Estado, el que se sitúa al este de la margen derecha del río Esequibo y reitera ante la comunidad internacional, que se reserva expresamente sus derechos de soberanía territorial sobre la zona que se encuentra en la margen izquierda del precitado río; en consecuencia, el territorio de la Guayana Esequiba sobre el cual Venezuela se reserva expresamente sus derechos soberanos, limita al Este con el nuevo Estado de Guyana, a través de la línea del río Esequibo, tomando éste desde su nacimiento hasta su desembocadura en el Océano Atlántico...”


LA GUAYANA ESEQUIBA

http://laguayanaesequiba.blogspot.com/2008/01/la-guayana-esequiba.html



Terminología sobre cómo referenciar la Zona en Reclamación-Guayana Esequiba.



Mapa que señala el Espacio de Soberanía Marítima Venezolana que se reserva, como Mar Territorial mediante el Decreto Presidencial No 1152 del 09 de Julio de 1968