sábado, 8 de agosto de 2015

Ojo: ¡Mudan la opereta guyanesa al golfo de Venezuela!


Mapa Oficial de la República Bolivariana de Venezuela con la La Guayana Esequiba – Zona en                                                                               Reclamación
Tomado de: 

El gobierno de Maduro necesita reivindicarse en materia fronteriza y ante la irresponsabilidad esequiba, el circo cambia de frontera

Publicado en: Opinión
22/06/2015 06:00 AM Por: Domingo Alberto Rangel
Compartir este artículo
4171
Albricias, decretan Carnaval en junio: El Presidente, poco a poco, como quien enrolla un trompo, desarrolla una estrategia dirigida a demostrar lo inexistente: Digamos algo como el supuesto patriotismo del gobierno bolivariano en materia concerniente a la defensa de las fronteras.

Pero, no hay problema, nadie va a protestar: La oposición da bandazos y sus dirigentes andan divididos, por asuntos tácticos, como las huelgas de hambre o la fecha de las elecciones.

Tampoco tienen en mente los directivos de "40 o más partidos opositores”, que es la MUD, algo serio para frenar el empobrecimiento generalizado, consecuencia del estatismo socialista y bolivariano en nuestro caso.

Sobre las fronteras otra vez declaran viejos y nuevos expertos, activistas opositores la mayoría, otros no, todos provenientes del militarismo académico, que también tiene fanáticos entre los civiles. Todos candidatos, no a servir a la patria como colonos en las tierras del Esequibo, válgame Dios, eso es mucho trabajo y hay mosquitos en la zona, sino a terminar por carambola sentados en una curul de diputado que es el premio a pregonar el amor a las fronteras en un país que ha perdido cientos de miles de kilómetros cuadrados.

El primer acto de la opereta organizada por el gobierno Maduro, pero seguida como si se tratara de un baile por los opositores con registro de la señora Lucena, comienza cuando se da a conocer un decreto que se supone salió del Ministerio de la Defensa, donde con los mismos razonamientos usados hace medio siglo por el presidente Leoni, para la misma situación guyanesa, se anuncia la creación de un comando especial para que la FANB patrulle “el mar territorial”.

Es de notar que ese “mar territorial” a la fecha no está delimitado, ni con Guyana, ni con Colombia, pero la FANB debe patrullarlo, al menos en el papel.

Igualmente recuerdo que en ese sagrado “mar territorial”, que tanto alaba la demagogia y el populismo bolivariano, lleva meses trabajando un buque, propiedad de la Exxon-Mobil, sin permiso ni de Maduro ni de Diosdado, porque fue Guyana quien les concedió la licencia para laborar en una zona reclamada por Venezuela.

Sin embargo a ese barco no lo toca el gobierno de Nicolás Maduro a pesar de tanto reclamo que, según los comunicados oficiales, aparecidos en las últimas semanas, se podría creer que estamos ante la inminencia de una guerra tipo Malvinas.

El nuevo gobierno guyanés, encabezado por un militar y buscando aumentar el apoyo del electorado, en principio eleva el tono, pero, después de una respuesta venezolana, a un oficio altisonante, del gobierno de Georgetown, oficio que el canciller Rafael Ramírez dejó sin contestar irresponsablemente por tres meses y que la nueva canciller rauda respondió en prosa similar a la guyanesa, finalmente calla y declara que el diferendo se llevará a la ONU, escenario donde por cierto Colombia, por confiada, perdió una querella similar, pero no con Guyana, sino con Nicaragua, querella que ahora Santos no quiere reconocer.

Días después, ante la inminencia de una Asamblea de la OEA, tan insulsa como el apellido de su anterior Secretario General, el gobierno Maduro declara que nuestro diferendo con Guyana se tratará en la ONU… lo mismo que dijo el presidente Leoni en 1966 sin tanto ditirambo.

Como las operetas se escenifican por actos, en el turno siguió el gobierno de Santos, presunto Premio Nobel de la Paz, galardón ahora inseguro ante el estancamiento de los acuerdos con las FARC y el ELN, quien para calmar a sus militares se muestra “preocupado” por el decreto de Maduro que supuestamente ordena a la FANB  patrullar aguas disputadas al vecino occidental.

Finalmente es CONATEL la que aparece en escena, con voz de soprano, al sacar del aire la publicidad de una empresa favorecida por los gobiernos bolivarianos, que “olvidó” poner el territorio esequibo en un mapa… y la opereta ya va por el cuarto acto pero ni los chicos del Chúo, ni los de Leopoldo, los opinadores u otros asomados, se han dado cuenta.

Nada de lo narrado es “casualidad”, se trata de una carrera por etapas, como el Tour de France: 1. La carta de la Chilindrina al gobierno de Guyana 2. El Decreto de patrullaje que veladamente mete a Colombia en el saco guyanés, y, al meterle el dedo en el ojo a Santos, tranquiliza a los militares venezolanos, digo a los nacionalistas que el año pasado salieron a patrullar y capturaron un barco, para nada, los que hacen negocios no los menciono porque tampoco se dan por enterados. 3. La Resolución de CONATEL, que no solo retiró la propaganda de TRAKI, sino que cual maestra de primaria explica cuales son los limites de Venezuela y ordena que todos los mapas incluyan el Esequibo como nuestro (al menos si quieren salir a los medios).

Y digo yo: En medio del aquelarre que hay en la MUD, incapaz de anunciar los candidatos y menos de contestar con argumentos racionales las mentiras del gobierno. En medio de la natural desesperación de quienes trataron de imponer la huelga de hambre como tendencia o “trendy”… ¿Qué venezolano opositor va a salir a quejarse de esta opereta “fronteriza” sin que lo llamen "traidor", “caliche” o “imperialista”?

Nadie, tendrán que callarse y apoyar lo que haga un gobierno tartufo, tanto que ya el Caricom había sacado una resolución hace unos meses apoyando a Guyana y el gobierno de Venezuela no dijo ni pio.
En resumen, lo mismo: Mucho camisón para los y las Petras que abundan en la oposición colaboracionista y en la aventurera también. ¡Para reparar los inmensos males del estatismo hay que “remar para atrás”… eso sí, guerra no habrá y solución en golfo, menos!

Y mientras tanto el tema fronterizo agarrará cola, al menos en Colombia, cuyo gobierno ya protestó el decreto de Maduro, porque aquí la oposición anda ocupada en otros menesteres y el gobierno dejará que la opereta escale, hechos los locos, tal como está previsto en el libreto, eso sí, aún no veo un argumento para convencer a la ONU de que el Esequibo “es nuestro”.

Twitter: @DomingoAlbertoR)!

2005 La Guayana Esequiba – Zona en Reclamación. Instituto Geográfico Simón Bolívar  Primera Edición

Nota del editor del blog:

Al referenciarse a la República Cooperativa de Guyana se deben de tener en cuenta los 159.500Km2, de territorios ubicados al oeste del río Esequibo conocidos con el nombre de Guayana Esequiba o Zona en Reclamación sujetos al Acuerdo de Ginebra del 17 de febrero de 1966.

Territorios estos sobre los cuales el Gobierno Venezolano en representación de la Nación venezolana se reservo sus derechos sobre los territorios de la Guayana Esequiba en su nota del 26 de mayo de 1966 al reconocerse al nuevo Estado de Guyana:

“...por lo tanto, Venezuela reconoce como territorio del nuevo Estado, el que se sitúa al este de la margen derecha del río Esequibo y reitera ante la comunidad internacional, que se reserva expresamente sus derechos de soberanía territorial sobre la zona que se encuentra en la margen izquierda del precitado río; en consecuencia, el territorio de la Guayana Esequiba sobre el cual Venezuela se reserva expresamente sus derechos soberanos, limita al Este con el nuevo Estado de Guyana, a través de la línea del río Esequibo, tomando éste desde su nacimiento hasta su desembocadura en el Océano Atlántico...”


LA GUAYANA ESEQUIBA

http://laguayanaesequiba.blogspot.com/2008/01/la-guayana-esequiba.html



Terminología sobre cómo referenciar la Zona en Reclamación-Guayana Esequiba.




Mapa que señala el Espacio de Soberanía Marítima Venezolana que se reserva, como Mar Territorial mediante el Decreto Presidencial No 1152 del 09 de Julio de 1968