martes, 14 de julio de 2015

Sadio Garavini: “Hay que defender al Delta”







Sadio Garavini Di Turno, exembajador en Guyana:
No hay nada que negociar con la salida al Atlántico. Que la Armada mantenga el patrullaje de esas áreas
- See more at


El gobierno venezolano no ha actuado con seriedad y como debe ser en la actual controversia limítrofe entre Venezuela y Guyana por el territorio Esequibo, afirma tajante Sadio Garavini, exembajador de Venezuela en Guyana. “Hay una ceguera ideológica que viene desde Chávez y la continúa Maduro. Con esto quiero decir que, además, hay una falta de capacidad en la cancillería venezolana actual, que debería aclarar bien este tema”.

 El diplomático asegura que la defensa de la soberanía nacional está siendo descuidada por un gobierno que dice ser nacionalista. “La solicitud de Guyana de ampliar su plataforma continental, presentada en septiembre del 2011 ante la Comisión de Límites de la Convención de Derechos del Mar de la ONU, afecta los derechos soberanos de Venezuela, no solo en el territorio del Esequibo, sino en la fachada atlántica que proyecta tanto la zona de reclamo, como con el estado Delta Amacuro”, manifiesta el también profesor universitario. - See more at:


Cercenan nuestro territorio

¿Cuál es la situación actual de la controversia limítrofe entre Venezuela y Guyana por el territorio Esequibo?

En términos de la reclamación venezolana en torno al Esequibo, hay que hacer público que no se trata de defender solamente los derechos que tenemos sobre éste y su proyección de áreas marinas y submarinas, presentes en un tratado internacional como lo es el Acuerdo de Ginebra de 1966, sino que Guyana en estos últimos años ha presentado una solicitud de reasignación de su plataforma continental.

Para hacerlo más comprensible: ha dado en concesión a transnacionales petroleras, que no solo abarca el área de territorios marinos y submarinos del Esequibo en reclamación, sino que ha empujado su línea hacia el oeste, hacia la izquierda de la zona y estas concesiones entran en la proyección marítima del Delta Amacuro.

En pocas palabras, nos cercenarían centenares de kilómetros de áreas marinas y submarinas muy ricas en petróleo y gas. Para colmo esta línea trazada por Guyana nos encierra con la delimitación que ya tenemos con Trinidad y Tobago, no tendríamos, en líneas generales, la salida al Atlántico.

Esto es muy grave. El punto es que está en peligro no solamente la zona en reclamación, sino las áreas submarinas y marítimas del estado Delta Amacuro.

 ¿Puede Guyana otorgar concesiones en el territorio en reclamación?

Bueno… si nosotros no decimos nada, sí puede… Desde 1966, cada vez que Guyana daba concesiones, Venezuela protestaba y esto inhibía a las compañías internacionales a meterse en esta disputa. Pero de un tiempo para acá no hay reclamos. Chávez se dejó convencer

 ¿Eso quiere decir que este gobierno ha sido complaciente con Guyana?

 Desde el año 2004, el presidente Chávez se dejó convencer con el gobierno guyanés y expresó públicamente que no se iba a meter más en las negociaciones con el Esequibo. Con esto, hemos perdido la presión para que Guyana negocie a su antojo.

 ¿La posición de Brasil es a favor de Guyana?

 Está a favor de Guyana.

 ¿Cuáles son los intereses de Brasil en Guyana?

 Tiene intereses comerciales, tiene la salida natural en Amazonas, se ha preocupado en construir un puente entre la frontera de Brasil y Guyana. No se ha terminado una gran carretera que es de tierra y será asfaltada. Tienen intereses económicos y comerciales. “Está en peligro no solamente la zona en reclamación, sino las áreas submarinas y marítimas del estado Delta Amacuro”

¿Cuba apoya a Guyana?
 Sí la apoya. Desde los años 70 ha apoyado a Guyana, esto es una realidad. Claro, en los últimos años, con el subsidio venezolano de 5 mil millones de dólares, expresan otra cosa, pero a nivel privado presionan. Nunca les interesó que Chávez le diera relevancia, ni le importara al tema del Esequibo. Caricom lo que recibe es plata


 ¿Cómo explica que los países miembros del Caricom, beneficiarios de petróleo barato venezolano a través de Petrocaribe, apoyen plenamente a Guyana en su controversia limítrofe con Venezuela?

 Caricom es un grupo donde forma parte Guyana y por eso esto no es nada nuevo. La confusión que tuvo Chávez y este gobierno, es que favoreciendo con el petróleo barato, podían creer que esos países podían cambiar de opinión en la reclamación. Se equivocaron.

 Esto no hace automático el voto de Caricom, ni siquiera cuando se votó la presencia anterior de Venezuela en el Consejo de Seguridad de la ONU. Caricom lo que recibe es plata, pero no son votos para Venezuela.

 ¿Chávez también se quiso ganar el fervor del Caricom y no le importó la reclamación a Guyana?

 Chávez retuvo su interés considerado un pecado histórico, con todos los recursos que tuvo entre manos, para resolver la reclamación venezolana y lo que hubo fue desinterés mayúsculo, porque pensaba que se ganaba el apoyo de Caricom.

 Hubo una ceguera ideológica que le impidió pensar. Igual le está pasando ahora a Maduro, que tiene una ceguera ideológica grande. El tema de la reclamación venezolana del Esequibo les ha parecido a ambos poca cosa.

 El diplomático Garavini Di Turno dice que Venezuela debe mantener el patrullaje con la Armada para evitar perder la plataforma continental del Delta A Exxon sólo le interesa sacar petróleo.

 ¿La concesión otorgada por Guyana a la Exxon Mobil también incluye parte del mar territorial venezolano ubicado en la fachada atlántica de Delta Amacuro?

La concesión abarca no solo la reclamación, sino lo más grave aún: la plataforma continental de Delta Amacuro.

¿Existe una alianza entre Exxon y Guyana para afectar los intereses territoriales venezolanos?

 La Exxon es una compañía privada que solo le interesa sacar petróleo. El gobierno actual quiere hacer ver que Estados Unidos está detrás de esto y no es así. La compañía Exxon solo tiene intereses comerciales, como bien pudiera tener una empresa china, rusa o de otro país. Desde 1964 para acá, todos los gobiernos habían sido neutrales, incluyendo a los Estados Unidos, aún cuando la Exxon había estado interesada en invertir en la zona de reclamación, pero hace un mes el encargado de negocios de este país norteamericano habló y dijo que apoyaba el derecho de Guyana a explotar su zona.

Ese “su” lo veo entre comillas. “Hay que solucionar este grave problema, hablar de la delimitación y la zona de reclamación”

¿Por qué este cambio ahora en los Estados Unidos?

En mi opinión, por esa década de grandes hostilidades de Venezuela, porque todo ha sido una alharaca de este gobierno que tenemos. Ahora, por culpa de todas estas hostilidades, los Estados Unidos ya no son neutrales entre Guyana y Venezuela. El capitán Pedro Carreño, diputado del Psuv, ha dicho que el gobierno “no debe pisar el peine” de reclamar la presencia de la Exxon en sus aguas, porque sería darle motivos a Estados Unidos para que invada a Venezuela.

¿Cuál es su opinión de semejante afirmación?

Esto no tiene sentido. Nuestro problema no es con Exxon. El gobierno de Guyana le dio una concesión privada a una compañía y nosotros como país debemos mantener el patrullaje con la Armada, para evitar que perdamos la plataforma continental del Delta.

 ¿En qué consisten los errores cometidos por la llamada “revolución bolivariana” en cuanto a la reclamación de su territorio Esequibo?

 En el 2004, cuando Hugo Chávez dijo que no se iba a oponer a las concesiones transnacionales en Guyana, esto fue realmente muy grave. Luego, en el 2007, Chávez con su ceguera ideológica se creyó el cuento que la reactivación de la reclamación había venido desde cuando Betancourt, para desestabilizar el gobierno de la época.

Esto fue una estupidez. Creyó que Kennedy había llamado a Betancourt para la reclamación del Esequibo, para desestabilizar al gobierno de Guyana. Chávez sí creyó esto. Pero Betancourt sí le pidió a Kennedy que lo ayudara en la reclamación y fue desde 1964, que los gobiernos se mantuvieron neutrales con esta situación.

Un caso recalentado.
 ¿Cuándo usted fue embajador qué instrucciones recibió en relación a la controversial limítrofe?

Yo fui embajador cuando Luis Herrera Campins, entre el 80 y el 84 y me encontré en un momento caliente porque se daba el Protocolo de Puerto España, donde por doce años se suspendía el proceso del artículo cuarto del Acuerdo de Ginebra y se decidía por cual mecanismo pacifico se iba a dar la negociación.

 En ese entonces, con Calvani se dieron dos grandes reclamaciones como lo eran el Golfo y el Esequibo, se recalentó aún más la controversia de Guyana y se dio inicio a un proceso de negociaciones bilaterales, que hasta ahora han seguido hasta acá. “El gobierno debe nombrar un negociador, con equipo para hacer lobby en el área internacional”

 ¿Cuáles son sus recomendaciones en relación con Guyana?
¿Es partidario de la tesis del condominio entre Venezuela y Guyana de parte del territorio en reclamación, como forma de superar la controversia?

 Pienso que no hay nada que negociar con la salida al Atlántico, al oeste de Punta de Playa. Que la Armada mantenga el patrullaje de esas áreas y que el gobierno mantenga seriedad en el asunto. Debe nombrar un negociador, con equipo para hacer lobby en el área internacional, y luego negociar y aprovechar el interés de Guyana en fomentar su área de plataforma continental. Hay que defender al Delta. Hay que solucionar este grave problema, hablar de la delimitación y la zona de reclamación.

No puedo dar una receta, hay que buscar el consenso. Con respecto al condominio no estoy de acuerdo, porque el condominio no sé qué significa en términos de soberanía, puede ser una inversión conjunta.

Se puede hablar de todas las posibilidades, pero a primera vista no me entusiasma. Hay que hablar con los expertos en la materia.

Un episodio de criminalidad
¿En qué circunstancias se dio el incidente en el que perdió el ojo durante su permanencia en Guyana?

El incidente personal se trató de un ladronzuelo que entró a la casa donde estaba, una casa muy abierta, sin grandes seguridades. Éste ingresó al cuarto y se llevó unas cosas de la mesa de mi cuarto, hubo disparos, vino seguridad. Luego de seis días, porque fue reconocido, lo mataron. Fue un señor afro guyanés, de ojos verdes. Mi esposa lo pudo reconocer por sus características físicas. Fue fácil reconocerlo en la lista de los criminales de la zona. Fue un caso de criminalidad. Primero quisieron decir que fue un atentado, pero eso fue lo que dijeron los periodistas venezolanos de la época. La verdad es que fue un caso de criminalidad.


2005 La Guayana Esequiba – Zona en Reclamación. Instituto Geográfico Simón Bolívar  Primera Edición

Nota del editor del blog:

Al referenciarse a la República Cooperativa de Guyana se deben de tener en cuenta los 159.500Km2, de territorios ubicados al oeste del río Esequibo conocidos con el nombre de Guayana Esequiba o Zona en Reclamación sujetos al Acuerdo de Ginebra del 17 de febrero de 1966.

Territorios estos sobre los cuales el Gobierno Venezolano en representación de la Nación venezolana se reservo sus derechos sobre los territorios de la Guayana Esequiba en su nota del 26 de mayo de 1966 al reconocerse al nuevo Estado de Guyana:

“...por lo tanto, Venezuela reconoce como territorio del nuevo Estado, el que se sitúa al este de la margen derecha del río Esequibo y reitera ante la comunidad internacional, que se reserva expresamente sus derechos de soberanía territorial sobre la zona que se encuentra en la margen izquierda del precitado río; en consecuencia, el territorio de la Guayana Esequiba sobre el cual Venezuela se reserva expresamente sus derechos soberanos, limita al Este con el nuevo Estado de Guyana, a través de la línea del río Esequibo, tomando éste desde su nacimiento hasta su desembocadura en el Océano Atlántico...”


LA GUAYANA ESEQUIBA

http://laguayanaesequiba.blogspot.com/2008/01/la-guayana-esequiba.html



Terminología sobre cómo referenciar la Zona en Reclamación-Guayana Esequiba.




Mapa que señala el Espacio de Soberanía Marítima Venezolana que se reserva, como Mar Territorial mediante el Decreto Presidencial No 1152 del 09 de Julio de 1968