martes, 14 de julio de 2015

El Esequibo en “socialismo”

Mapa Oficial de la República Bolivariana de Venezuela con la Zona en Reclamación - La Guayana Esequiba

Prof. Rafael Sureda Delgado


La Razón 26 de Abril de 2015  

La pretensión de Guyana de explorar y explotar con empresas petroleras extranjeras las áreas marítimas que le corresponden al Esequibo no es nada nueva.

Rafael Sureda Delgado__En entrevista del periodista William García Insausti (El Nacional 18-6-70) el Primer Ministro de Guyana Forbes Burnham, manifestó algo que, cuarenta y cinco años después, lo hemos oído y leído hasta la saciedad en Venezuela: “Se nos quiere desestabilizar –afirmó Burnham- porque marchamos exitosamente hacia el socialismo”. Frase grandilocuente pero carcomida por la historia de las realidades, comenzando por la de la dictadura cubana, cuando el dictador mayor, en el ocaso de su vida por enfermedad y ausencia de influencia política, dijo que el socialismo no había servido ni en su propio país, pero eso sí. sumó más de cien intentos de magnicidio y como país “socialista” Burnham, al igual que Fidel, no podía dejar de lado el intento de asesinarlo a él y a varios de sus ministros (El Diario de Caracas. 29-10-83); y, por supuesto, tenía la mano metida en ambos casos, no faltaba más, Estados Unidos.Ese camino “exitoso” hacia el “socialismo” que nadie define en forma creíble, fue el que firmó en 1966 el Acuerdo de Ginebra, por el cual debía el “socialismo” guyanés buscar conjuntamente con los gobiernos venezolanos y el actual, que se autocalifica también de “socialista en democracia radical”, la solución “práctica y satisfactoria” del reclamo venezolano de su siempre Guayana Esequiba.

Ese “socialismo” de Burnham fue acusado por la oposición guyanesa, de traición a su país por haber puesto en duda “su soberanía” sobre el Esequibo, al haber firmado un tratado (Acuerdo de Ginebra) mediante el cual aceptaba Guyana crear una comisión binacional, por considerar Venezuela sin validez jurídica el Laudo arbitral del 3-10-1899, que arrebató arteramente a nuestro país el territorio Esequibo.Así manejó Burnham, con su “exitoso” socialismo la controversia territorial-marítima, cuestionando sus supuestos derechos sobre el territorio en cuestión pues nadie, con medio centímetro de frente, va a dudar de lo suyo frente al oponente, salvo aquí, en Venezuela, donde un Vicealmirante retirado, ex alto funcionario de la Cancillería venezolana removido por Maduro, aseveró luego de enjundiosas investigaciones y de transcurrir 116 años del laudo usurpador, que Venezuela no tenía documentos que sustentaran su soberanía sobre el Esequibo. Y para colmo lo ratificó.Por su parte, Venezuela, otro “exitoso” socialismo desde 1999, nunca cuestionó nuestra soberanía sobre el Esequibo, es cierto, no faltaba más. Chávez afirmó siempre que la Zona en Reclamación era venezolana y que continuarían reclamándola a Guyana, además de protestar por las concesiones que otorgaba en esa zona, pero en febrero de 2004, de la noche a la mañana y sin que nadie pudiera entenderlo, volteó toda la política que se había mantenido hasta la Cancillería de José Vicente Rangel y prometió al presidente guyanés, que “no se opondría a que empresas extranjeras exploten yacimientos petrolíferos y gasíferos en el disputado territorio…”, lo que provocó que dos conocidos caricaturistas expresaran el sentimiento de rechazo nacional a esta decisión presidencial. Rayma: “Aquí tiene lo que pidió, el Laudo de París, el Acuerdo de Ginebra y el Protocolo de Puerto España” (El Universal. 23-2-04) y Zapata: ¡La Zona en Reclamación se volvió miércoles y ceniza! (El Nacional. 25-2-04)

En estos socialismos “exitosos”, algunos creen que no existen fronteras, pues todos somos “hermanos” formando parte de una nación global, dirigida por nadie sabe quién.Pero nuestra canciller Rodríguez, vocera de este “socialismo” a la criolla, así se haya revolcado Chávez en su tumba, reconfortó con el comunicado del pasado tres de marzo, rechazando la pretensión de Guyana, que no es nada nueva, de explorar y explotar con empresas petroleras extranjeras las áreas marítimas que le corresponden al Esequibo, además de reafirmar la reclamación (territorio terrestre y territorio marítimo) comunicado al que le dimos, sin complejos, nuestro apoyo; pero lo bueno, lamentablemente, a veces tiene escaso lapso de permanencia, pero de ello hablaremos el próximo domingo.

rafaelsuredadelgado@hotmail.com
rafael_sureda@yahoo.com
Publicado en el Diario “La Razón” del Domingo 26 de Abril de 2015


2005 La Guayana Esequiba – Zona en Reclamación. Instituto Geográfico Simón Bolívar  Primera Edición

Nota del editor del blog:

Al referenciarse a la República Cooperativa de Guyana se deben de tener en cuenta los 159.500Km2, de territorios ubicados al oeste del río Esequibo conocidos con el nombre de Guayana Esequiba o Zona en Reclamación sujetos al Acuerdo de Ginebra del 17 de febrero de 1966.

Territorios estos sobre los cuales el Gobierno Venezolano en representación de la Nación venezolana se reservo sus derechos sobre los territorios de la Guayana Esequiba en su nota del 26 de mayo de 1966 al reconocerse al nuevo Estado de Guyana:

“...por lo tanto, Venezuela reconoce como territorio del nuevo Estado, el que se sitúa al este de la margen derecha del río Esequibo y reitera ante la comunidad internacional, que se reserva expresamente sus derechos de soberanía territorial sobre la zona que se encuentra en la margen izquierda del precitado río; en consecuencia, el territorio de la Guayana Esequiba sobre el cual Venezuela se reserva expresamente sus derechos soberanos, limita al Este con el nuevo Estado de Guyana, a través de la línea del río Esequibo, tomando éste desde su nacimiento hasta su desembocadura en el Océano Atlántico...”


LA GUAYANA ESEQUIBA

http://laguayanaesequiba.blogspot.com/2008/01/la-guayana-esequiba.html



Terminología sobre cómo referenciar la Zona en Reclamación-Guayana Esequiba.




Mapa que señala el Espacio de Soberanía Marítima Venezolana que se reserva, como Mar Territorial mediante el Decreto Presidencial No 1152 del 09 de Julio de 1968