martes, 12 de mayo de 2015

La "gran muralla de arena" de China que preocupa a Estados Unidos


Tomado de:
Redacción BBC Mundo

1 abril 2015

Manila difundió esta foto el pasado mayo para denunciar las intenciones de China.
En el transcurso de unos meses, China ha creado un gran muro de arena con dragas y buldóceres. Hasta ahora, China ha creado más de cuatro kilómetros cuadrados de terreno artificial".

Así lo advirtió el martes, en un discurso en Australia, el almirante Harry Harrys, comandante de la Flota del Pacífico de Estados Unidos.

Dijo que estos hechos llevan "a preguntarse seriamente" sobre las intenciones de Pekín.

Según el alto militar estadounidense, lo que ha llevado al gigante asiático a crear ese "gran muro de arena" en el Mar de China Meridional, son los reclamos territoriales que mantiene en la zona.

"China está construyendo terrenos artificiales trasladando arena sobre arrecifes de coral vivo, algunos de los cuales están sumergidos, y luego pavimentándolos con cemento", declaró el militar.
Hasta ahora, China ha creado más de cuatro kilómetros cuadrados de terreno artificialAlmirante Harry Harrys.

Y dijo que considerando el "patrón de acciones provocadoras hacia naciones más pequeñas que tienen reclamos" en el Mar de China Meridional, el nivel de construcción genera "serios interrogantes sobre las intenciones chinas".

El almirante Harrys describió la recuperación de tierras de China en el mar como "sin precedentes".

Proyecto "acelerado"

Pekín no ha reaccionado al discurso del almirante estadounidense.

Pero según Vincent Weifeng Ni, del Servicio Chino de la BBC, el proyecto de construcción de islas artificiales en el Mar de China Meridional lleva ya algunos años.

Y en los últimos meses se ha acelerado, explica.

"China considera la zona como parte de su territorio y, desde su punto de vista, tiene el derecho a hacer estas construcciones", señaló Weifeng Ni.

Añadió que en el sitio extraoficial China Military Web se reconoció que uno de los propósitos de estos terrenos reclamados del mar era para ejercicios militares.

Pero un artículo de la agencia Reuters en chino, publicado el 26 de febrero pasado, interpretó dos estructuras en una foto como posibles pistas de aterrizaje.

Reclamos territoriales

EE.UU. está pendiente de la disputa por las islas en el Mar de China Meridional, conocidas en Japón como Senkaku y Diaoyu en China.

Las reivindicaciones territoriales chinas inquietan también a otros países de la región.

En los últimos meses, han circulado fotografías de construcciones chinas en los arrecifes de las islas Spratly para crear islas artificiales con instalaciones que podrían ser para uso militar, incluyendo una pista de aterrizaje.

La BBC realizó un reportaje sobre el tema en 2014 y, en respuesta a éste, la portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Hua Chungying, dijo que las operaciones de su país en la islas Spratly caían "completamente dentro de la soberanía de China y eran totalmente justificables".

Cuando se le preguntó si la recuperación de tierras era para uso comercial o militar, Hua respondió que era "principalmente para mejorar las condiciones de trabajo y vida de las personas apostadas en estas islas".

Tensiones

Otros países como Vietnam, Filipinas y Taiwan, también reclaman la propiedad del territorio en las islas Spratly.


En Vietnam hubo protestas contra las acciones de China que se tornaron violentas.

Las disputas territoriales en el área han aumentado en años recientes, lo que ha causado más tensiones regionales.

Filipinas interpuso una queja ante la Corte Permanente de Arbitraje de la ONU, pero China dice que no se involucrará en el caso.
En Vietnam, hubo brotes de violencia contra Pekín el año pasado, después de que China trasladara una plataforma perforadora hacia aguas disputadas frente a las islas Paracelso.


En los últimos meses, han circulado fotografías de construcciones chinas en los arrecifes de las islas Spratly para crear islas artificiales con instalaciones que podrían ser para uso militar, incluyendo una pista de aterrizaje.
La BBC realizó un reportaje sobre el tema en 2014 y, en respuesta a éste, la portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Hua Chungying, dijo que las operaciones de su país en la islas Spratly caían "completamente dentro de la soberanía de China y eran totalmente justificables".
Cuando se le preguntó si la recuperación de tierras era para uso comercial o militar, Hua respondió que era "principalmente para mejorar las condiciones de trabajo y vida de las personas apostadas en estas islas".
Tensiones
Otros países como Vietnam, Filipinas y Taiwan, también reclaman la propiedad del territorio en las islas Spratly.
En Vietnam hubo protestas contra las acciones de China que se tornaron violentas.
Las disputas territoriales en el área han aumentado en años recientes, lo que ha causado más tensiones regionales.
Filipinas interpuso una queja ante la Corte Permanente de Arbitraje de la ONU, pero China dice que no se involucrará en el caso.
En Vietnam, hubo brotes de violencia contra Pekín el año pasado, después de que China trasladara una plataforma perforadora hacia aguas disputadas frente a las islas Paracelso.