domingo, 5 de abril de 2015

Las 5 noticias petroleras más importantes de hoy 11 de marzo

Las 5 noticias petroleras más importantes de hoy 11 de marzo


Nota del Editor
¿A qué acuerdo llego el Presidente Hugo Rafael Chávez Frías, ante la reclamación de la Guayana Esequiba? Parte I

¿A qué acuerdo llego el Presidente Hugo Rafael Chávez Frías, ante la reclamación de la Guayana Esequiba? Parte. II

¿A qué acuerdo llego el Presidente Hugo Rafael Chávez Frías, ante la reclamación de la Guayana Esequiba? Parte. III y última


Tomado de.

Fecha: 11/03/2015

Guyana y sus pretensiones
El Gobierno de la República de Guyana ha decidido dar otro paso en firme en su política de ejercer su soberanía en los espacios marítimos de la Zona que reclama Venezuela desde 1966 en virtud del Acuerdo de Ginebra: La Exxon Mobil y su subsidiaria Esso Exploration and Production Guyana Limited  iniciarán para Guyana actividades exploratorias en busca de petróleo en el bloque denominado Bloque Stabroek, en la Zona en Reclamación. No se notificó al Gobierno venezolano previamente, tal como está contemplado en el Acuerdo de Ginebra.

Recordamos que Guyana en 1999 otorgó de manera unilateral tres concesiones a compañías petroleras internacionales en áreas marinas y submarinas correspondientes a la Zona en Reclamación y al delta Amacuro. Venezuela protestó y advirtió al vecino: “Ningún acto o actividad que se lleve a cabo mientras se halle en vigencia este Acuerdo [de Ginebra] constituirá fundamento para hacer valer, apoyar o negar una reclamación de soberanía nacional en los Territorios de Venezuela o la Guayana Británica”, a no ser de que sean el resultado de algún convenio logrado por la Comisión Mixta [inexistente para la fecha] y aceptado por escrito por ambos gobiernos (Art. V del Acuerdo de Ginebra).

Igual de grave fue que Guyana decidió colocar como límite occidental de dos de esos otorgamientos -Exxon y Century- la delimitación alcanzada en el Tratado de Delimitación de Áreas Marinas y Submarinas firmado entre Venezuela y la República de Trinidad & Tobago de fecha 18 de abril de 1990. Con esta acción colocó una barrera a Venezuela, negándole su derecho legítimo a la prolongación marítima del estado Delta Amacuro y su plataforma continental producto de los sedimentos arrastrados por el Orinoco.

Un acto hostil que obedeció a la política iniciada por Guyana desde 1990 al conocer el Tratado de Delimitación de Áreas Marinas y Submarinas firmado entre Venezuela y la República de Trinidad & Tobago, que nos aseguró una salida libre al océano Atlántico. Desde entonces nuestro vecino orriental ha buscado negociar por separado con Trinidad & Tobago; y con Barbados, pero no con Venezuela ¿Acaso con la pretensión de llevar a nuestro país a la Corte Internacional de Justicia a través de los mecanismos previstos en la Convención sobre el Derecho del Mar? Recordemos que Venezuela no firmó dicho documento porque lesionaba sus intereses en Los Monjes e Isla de Aves.
La Convención entró en vigor el 16 de noviembre de 1994, pero no impuso criterio alguno para la delimitación de Mar Territorial, Plataforma Continental o Zona Económica Exclusiva entre Estados adyacentes. Venezuela, además, mantuvo y ha sostenido de manera invariable el criterio de que la delimitación de los espacios marinos y submarinos debe resolverse por acuerdo entre las partes.

Ejercemos la jurisdicción y soberanía sobre las Áreas Marinas y Submarinas en el litoral del estado Delta Amacuro, correspondiéndole a la Armada Nacional Bolivariana la honrosa tarea. Pero en marzo de 2004 el presidente Hugo Chávez Frías declaró que nuestro país no se oponía a que Guyana otorgara de manera unilateral concesiones y contratos a compañías multinacionales siempre y cuando esto favoreciera el desarrollo de la región.

A partir de entonces Guyana decidió  radicalizar su posición. Y Venezuela, “a cambio de nada”, como expresó recientemente el ex embajador en Guyana, Sadio Garavini, perdió “una de nuestras pocas armas de negociación” y “Guyana tiene una poderosa razón más para no negociar”.

En septiembre de 2011 la canciller de Guyana, Carolyn Rodrigues-Birkett, anunció que su país solicitaría a la ONU extender su Plataforma Continental en 150 millas náuticas desde las 200 del límite de la Zona Económica Exclusiva. Dijo haber conversado con Barbados, Suriname, Trinidad & Tobago, pero no con Venezuela. Trinidad y Barbados no son países limítrofes con Guyana.

El Gobierno venezolano protestó y manifestó su preocupación porque su homólogo guyanés no informó previamente de la acción ante la Comisión de Límites de la Plataforma Continental de la ONU. Al día siguiente Guyana respondió y desmintió a la Cancillería venezolana -entonces el canciller era Nicolás Maduro- señalando que sí había informado de dicha solicitud en mayo de 2009 a la Embajada de Venezuela en Guyana. Se conoció que el Embajador venezolano en Georgetown había informado de inmediato a Caracas pero la Cancillería, luego de dos años, desconocía la Nota diplomática.
Pero Venezuela no protestó otro asunto importante que puntualizó Guyana en el documento de 2011: “no hay disputas en la región correspondientes a esta presentación, relativa a los límites exteriores de la plataforma continental” ¿Cómo que no hay disputas? Guyana desconocía la existencia de nuestra Reclamación y la existencia del Acuerdo de Ginebra.

El Tema sobre la Reclamación del Esequibo  se puso de nuevo sobre el tapete en 2013 a raíz de la detención de la embarcación Teknik Perdama en aguas de la Zona Económica Exclusiva venezolana por la fragata Yekuana de la Armada Nacional Bolivariana.

El Teknik Perdama es un barco de exploración petrolera con bandera panameña, operado por la compañía estadounidense Anadarkp Petroleum. El ministro de Ambiente de Guyana, Robert Persaud, confirmó que las transnacionales Esso y Anadarko “están participando activamente” en labores de exploración petrolera en el área marítima guyanesa. Según GINA [la Agencia Estatal guyanesa de Noticias] una de estas Compañías “está a punto de tomar una decisión sobre la movilización de un equipo de perforación” para comenzar estas labores.

El Gobierno venezolano exigió explicación a su homólogo guyanés  por la violación de nuestro espacio marítimo y “expresó su profunda preocupación por la manera en que embarcaciones extranjeras autorizadas por el Gobierno de Guyana irrumpen, sin la debida autorización, en el mar territorial y zona exclusiva de Venezuela”.

El 2 de junio de 2013 la canciller guyanesa manifestó que su gobierno reiteraría al margen de la Asamblea General de la OEA en Asunción, Paraguay, su petición a Venezuela para iniciar negociaciones sobre “una disputa en la frontera marítima que comparten”. Nos preguntamos: ¿Dejando de lado el territorio en Reclamación, pendiente de solución a la fecha, como es esto posible?

Y en diciembre de 2014 Guyana planteó llevar el caso del Esequibo a la Corte Internacional de Justicia. Rodrigues Birkett aseguró que los Buenos Oficios escogidos como medio de solución desde 1966 no habían dado resultados.

Y así llegamos a nuestros días, cuando el Gobierno guyanés se siente con suficiente fuerza para adelantar unilateralmente su política de explorar posibles yacimientos petrolíferos en los espacios marítimos de la Zona en Reclamación. En la Nota verbal emitida por el Ministerio de Relaciones Exteriores de Guyana de fecha 28 de febrero del año en curso,  se advierte al Gobierno venezolano que “desista de tomar cualquier acción que sólo podría resultar en obstaculizar el desarrollo de Guyana y de su gente y que estaría en contravención del derecho Internacional”.

Guyana está pescando en río revuelto ¿Su Gobierno actúa bajo la convicción de que la solidaridad revolucionaria privará sobre los intereses nacionales de Venezuela? ¿Actúa con la seguridad de que el Gobierno venezolano seguirá en su política de mantener la Reclamación bajo la figura de los Buenos Oficios y no irá más lejos, aún cuando la misma Guyana ha dicho que éstos no han funcionado y ha sugerido el Arbitraje o la Corte Internacional de la Haya?

Repetimos: Guyana está desconociendo el Acuerdo de Ginebra. Y descalifica la Reclamación venezolana. El día 1º de noviembre de 2013  la canciller  Rodrigues-Birkett  dijo ante la Asamblea Nacional de su país que la Reclamación venezolana era “ilegal” y “espuria”. En realidad,. Guyana ha sostenido desde 1966 que el objeto del Acuerdo de Ginebra es establecer la validez de la contención venezolana de que el Laudo de 1899 es nulo e írrito. Nos preguntamos: ¿Por qué firmó el Acuerdo de Ginebra? Al firmarlo reconoció la Reclamación venezolana y aceptó abrir el caso que se había cerrado con la decisión arbitral de 1899. Una inconsistencia difícil de mantener a la que Venezuela no ha sabido sacarle provecho.

Guyana al desconocer el Acuerdo de Ginebra considera que los  espacios marítimos frente a la Zona en Reclamación le corresponden por derecho propio, derivados del Laudo de 1899, al poseer el territorio continental.

Pero, además, la línea solicitada por Guyana parte de Punta Playa y colide con la línea de proyección venezolana en su fachada atlántica. Existe un claro interés guyanés por el área marina y submarina adyacente al delta del Orinoco, aspirando a zonas que corresponden a nuestra plataforma deltana e impedirían el acceso libre al Atlántico de caer bajo su jurisdicción.

No perdamos de vista que son dos tareas distintas, aunque estrechamente relacionadas, las que tenemos los venezolanos si realmente queremos llegar a una solución favorable en el Esequibo: una es buscar “soluciones satisfactorias para el arreglo práctico de la controversia”; y el otro es hacer valer nuestros derechos marítimos en el litoral atlántico en virtud de la propia legislación existente, incluyendo el Tratado firmado con Trinidad &Tobago, en el supuesto de que el arreglo territorial no contemple para Venezuela la zona comprendida entre Punta Barima y la desembocadura del río Esequibo.

Apoyamos la posición asumida por el Gobierno Nacional ante esta nueva escalada guyanesa, cuando en el Comunicado de fecha 03 de marzo “deplora” la actitud del vecino y señala que se reserva todas las acciones que en el campo diplomático y del Derecho Internacional sean necesarias “para defender y salvaguardar la soberanía e independencia de nuestra Patria en el marco del diferendo limítrofe sobre la Zona en Reclamación del Esequibo”.

El Gobierno Nacional ratifica “la plena vigencia” de su Reclamación convoca a todos los venezolanos a defender la integridad territorial. Y hace un llamado a su homólogo guyanés para que se restablezca a la brevedad el mecanismo de los Buenos Oficios [con lo que no estamos de acuerdo] “pero sin reservas ni equívocos”.

El asunto es grave y no debe quedarse en este Comunicado. El Gobierno venezolano debe:
1.- Exigir el cumplimiento del Acuerdo de Ginebra y buscar una solución práctica y satisfactoria al conflicto territorial.  Aprovechar el interés de Guyana en ampliar “sus” espacios marítimos y replantear algún medio de negociación, pero no los Buenos Oficios, que la misma Guyana descarta.
2.- Mantener el criterio de que la delimitación de los espacios marinos y submarinos debe ser resuelto por acuerdo entre las partes, previo arreglo de la frontera terrestre entre las dos naciones [subrayado nuestro]. Esta debe ser la condición irrenunciable. Debe reafirmar públicamente que la salida libre al océano Atlántico no es negociable.

3.- No puede dejar de pronunciarse sobre los actos unilaterales que ejecute o pretenda ejecutar Guyana en la Zona en Reclamación y en el Mar Territorial, Zona Económica y Plataforma Continental de dicha zona. Debe mantener el patrullaje en su fachada atlántica. La Armada debe seguir ejerciendo la soberanía en estos lugares.

4.- La politización del diferendo no debe seguir existiendo. El asunto requiere una política de Estado producto del consenso de todos los venezolanos.

5.- Dejar de lado la figura del Buen Oficiante y designar de inmediato un negociador-facilitador a tiempo completo para este asunto.

Pero para lograr estos objetivos debe existir voluntad y sinceridad política para resolver la Controversia. Sin exclusiones de ningún tipo. Todos somos venezolanos.

¿Qué más le vamos a permitir a Guyana? ¿Qué además de ejercer soberanía sobre las áreas marinas y submarinas entre Punta Barima y la desembocadura del Esequibo; y  perder la Reclamación Territorial, algún día tengamos que acudir a una Corte Internacional, presionados por nuestros vecinos para delimitar con ellos nuestra salida al Atlántico?

La definición ideológica de los gobiernos debe ser un factor ajeno a la integridad territorial del país ¿No lo está demostrando Guyana en los actuales momentos, cuando está recibiendo el apoyo del Gobierno de Estados Unidos? ¿Dónde quedó la solidaridad entre dos gobiernos socialistas?

El Comunicado del Gobierno venezolano “considera inaceptable por injusto” el Comunicado guyanés; y se muestra “sorprendido” por la posición del país vecino. Hay que dejar de lado la política errática frente a Guyana, Estado pequeño que está dando lecciones de cómo llevar adelante una  política exterior que salvaguarda sus intereses.

En política exterior los países no se rigen por sentimientos ni por lazos de hermandad sino por intereses.

¿Dejaremos pasar una vez más este serio incidente? En Derecho Internacional público el silencio otorga, al demostrar “aquiescencia”.(El Nacional)

EEUU podría hacerse de Citgo si recrudece el conflicto
Para el gobierno venezolano, Estados Unidos sumó a comienzo de la presente semana una nueva escalada de agresión contra la soberanía y la democracia de Venezuela, después que el presidente Barack Obama anunció la aplicación de medidas injerencistas contra funcionarios del Estado venezolano.

En una orden ejecutiva emitida por el presidente Obama, el gobierno de EE UU declaró la situación en Venezuela como una “amenaza extraordinaria e inusual a la seguridad nacional y política exterior estadounidenses”.

¿Pero que significa todo esto? ¿Que alcance tienen dichas medidas? ¿Cuantos países han corrido la misma suerte de Venezuela de estar frente a una situación como esta? Se contempla la confiscación de Citgo en un escenario de máxima fricción.

De manera detallada, ante este nuevo escenario, explicamos: ¿Por qué estado de emergencia? Cuando el Presidente firma una orden ejecutiva en la que declara que hay un estado de emergencia, obtiene ciertos poderes excepcionales que le permiten por ejemplo, imponer sanciones o congelar ciertos bienes, explica el corresponsal de BBC Mundo en Washington, Thomas Sparrow. El gobierno asegura que tiene entre 20 y 30 programas de sanciones que están basados en declaraciones de emergencia similares y que son presentadas con un lenguaje similar a la de Venezuela.

El 9 de marzo de 2015, el presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, colocó su firma en una orden ejecutiva que declara a su país en “emergencia nacional”, al considerar que Venezuela constituye “una inusual y extraordinaria amenaza a la Seguridad Nacional y a la política exterior de los Estados Unidos”.

Otros de los argumentos esgrimidos en la orden de Obama es “la erosión de las garantías de los Derechos Humanos por parte del gobierno de enezuela, la persecución a políticos de oposición, las restricciones a la libertad de prensa, el uso de violencia y violación de los derechos humanos y el abuso como respuesta a protestas antigubernamentales, con arrestos arbitrarios y detención de manifestantes contrarios al gobierno, así como la exacerbada presencia de corrupción”.

EEUU puede aplicar sanciones contra un persona o un país, con base en determinadas circunstancias, más allá de lo aprobado por el Congreso. En especial la Ley de Emergencia Internacional de Poderes Económicos y la Ley de Emergencia permite al Presidente establecer restricciones y prohibiciones comerciales, financieras e incluso, en caso que se considere que un país ha atacado a EEUU o es hostil, se puede llegar a la confiscación de los activos en jurisdicción estadounidense.

Para el experto en Leyes y Constitucionalista, Luis Camilo Ramírez, las sanciones que podría aplicar el Gobierno de los EE UU contra Venezuela, no deberían afectar los activos venezolanos en suelo norteamericano, pero no es descartable”. Citgo, que representa uno de los intereses más emblemáticos de Venezuela bajo la jurisdicción estadounidense, estaría blindado, según Ramírez, en instancias internacionales, pero no del poder de los EE UU.

“Para confiscarlos deberían entrar en un proceso ante organismos internacionales, pero eso no quiere decir, que aún cuando se haya dicho que no se impactarán relaciones económicas, los Estados Unidos, basándose en su poder, como Estado fuerte, se imponga sobre uno pequeño en esta materia”
Nuevas medidas de Estados Unidos que declaran a Venezuela una amenaza a la seguridad nacional y sancionan a siete personas no tendrán un impacto directo en el sector de energía del país sudamericano, dijo este lunes un funcionario estadounidense a la agencia Reuters.

“No hay un efecto directo de estas sanciones”, dijo el funcionario a reporteros en un conferencia telefónica, e hizo notar que las medidas no afectan a algún sector, individuo o entidad que no esté mencionado en el decreto.

La agencia AFP destacó que las sanciones a siete funcionarios venezolanos anunciadas este lunes por la Casa Blanca, tras declarar que Venezuela es una amenaza para la seguridad de EE UU, no tendrán ningún “efecto directo” sobre el sector petrolero, aseguró un alto funcionario estadounidense.

“En términos del impacto que podrán tener en el sector de energía o la industria petrolera, no hay un efecto directo de estas sanciones”, dijo el alto funcionario del Departamento del Tesoro, que solicitó el anonimato.

El paquete de sanciones, explicó el funcionario, se concentra en siete funcionarios venezolanos, cuyos eventuales bienes en Estados Unidos resultarán congelados.

Países que han sido declarados. En años recientes, Estados Unidos ha calificado como “amenaza para la Seguridad Nacional” a los siguientes países: Irán, Birmania, Sudán, Rusia, Zimbabue, Siria, Bielorrusia y Corea del Norte.

> Históricamente, esta legislación ha sido utilizada contra Irak por invadir a Kuwait en 1990, contra Afganistán a causa del control Talibán de ese país entre 1999 y 2002, contra Liberia y Sierra Leona entre 2001 y 2004 por violación a los Derechos Humanos,

> Libia entre 1986 y 2004 por ser calificado como patrocinante del terrorismo, Suráfrica durante el apertheid, la entonces República Federal Yugoslava entre 1992 y 2003 por respaldar grupos nacionalistas serbios y contra la organización UNITA en Angola, conocida por traficar diamantes para financiar una lucha armada.

> En Latinoamérica existe el precedente de Nicaragua entre 1985 y 1990, cuando el gobierno estadounidense autorizó un embargo económico en contra del gobierno Daniel Ortega, además de Haití entre 1991 y 1994, cuando el gobierno de Bill Clinton se enfrentó al gobierno militar de Raoul Cédras que obtuvo el poder luego de derrocar a Jean-Bertrand Aristide; y el caso concreto de Panamá, en 1988, que terminó con la invasión de tropas estadounidenses para detener al presidente Manuel Noriega.

Permite además únicamente restricciones económicas, así que en aquellos escenarios en los cuales ha habido intervención militar, ha sido necesario llevar a cabo otros pasos legal y un proceso diferente.(Versión Final)

Escalada de divisas pone el petróleo Brent por debajo de 56 dólares el barril
El petróleo Brent tocó el miércoles mínimos de un mes, por debajo de 56 dólares el barril, antes de pasar a operar estable, presionado por la escalada del dólar y el exceso de suministros globales.
El dólar, en tanto, tocó nuevos máximos de 12 años frente al euro a 1,0637 dólares el martes. La fortaleza del dólar encarece los precios de las materias primas en moneda estadounidense para los tenedores de otras divisas.

Las exportaciones de petróleo de Rusia también subirían este año, dijo el ministro de Energía, Alexander Novak, pese a las expectativas de una menor producción ante la caída en los precios desde más de 100 dólares por barril el año pasado.

El crudo Brent para abril tocó mínimos de un mes de 55,92 dólares el barril antes de recuperarse para negociarse con alza de 3 centavos, a 56,42 dólares a las 0919 GMT. El barril cayó 2,14 dólares, o 3,66%, en la sesión anterior.

El petróleo en Estados Unidos para abril sumaba 16 centavos, a 48,45 dólares el barril tras caer 1,71 dólares, o 3,42%, el martes. El diferencial entre el crudo Brent y el de Estados Unidos alcanzó los 7,97 dólares por barril, cerca a su menor nivel en un mes.

El referencial en Estados Unidos era apuntalado por la inesperada caída en las existencias de crudo en el mayor consumidor mundial la semana pasada. El grupo Instituto Americano del Petróleo (API) reportó una caída de 404.000 barriles el martes. Analistas esperaban un alza de 4,4 millones de barriles.

Pese a la baja, las existencias de crudo subieron en 2,2 millones de barriles en Cushing, Oklahoma, el punto de entrega de los contratos en Estados Unidos, dijo API, lo que mantuvo limitadas las ganancias.

Operadores están ahora a la espera de los datos oficiales de la Administración de Información de Energía (EIA) a las 1530 GMT el miércoles para ver si se confirman las cifras de API.

Los precios eran impulsados por sólidas cifras económicas en Estados Unidos. Un reporte del Departamento del Trabajo mostró el martes que el número de empleos abiertos alcanzó máximos en 14 años en enero.

Operadores también están atentos a los riesgos por los suministros en Libia, donde dos yacimientos petroleros en el este del país han cerrado sus operaciones tras un ataque de militantes islamistas, dijo un funcionario petrolero.(Noticias 24)

Desaparece denunciante de corrupción en Pdvsa

El pasado 27 de febrero, Alcedo Mora Márquez salió desde su residencia ubicada en la calle 3 de Campo de Oro, Mérida, y no regresó

Desde hace diez días se encuentra desaparecido Alcedo Mora Márquez (55), adscrito a la Secretaría de Gobierno de Mérida, informaron sus familiares.

El pasado 27 de febrero, Mora Márquez salió desde su residencia ubicada en la calle 3 de Campo de Oro, Mérida. De allí se dirigió a la Gobernación del Estado Mérida, donde ejerce funciones en la Secretaría de Gobierno. “El es secretario del secretario de gobierno, Luis Martínez”, comentó Johana Rojas, familiar del desaparecido. “Allí supuestamente discutieron y Martínez le dijo que se quedara tranquilo porque tenía una orden de captura”, acotó.

Alcedo Mora había denunciado corrupción en Petróleos de Venezuela. Y dos días antes de su desaparición, Alcedo Mora le envió un mensaje a sus amigos. “Camaradas. Alerta. Tengo requisitoria de orden de captura por el Sebin. Se me quiere involucrar en unos recuperos; la cosa es complicada; es parte donde se me quiere cobrar por unas denuncias de corrupción en Pdvsa que he venido haciendo y me quieren montar una olla. Hay que estar pendiente”, decía el mensaje.

La última vez que vieron a Alcedo Mora fue en la plaza del Llano, Mérida.

La denuncia sobre la desaparición de Alcedo Mora fue interpuesta ante el Cicpc-Mérida el pasado 5 de marzo. Ayer sus familiares y amigos tenían previsto concentrarse en la Plaza Bolívar de Mérida para exigir la liberación de Mora.

El Psuv y otras organizaciones solicitan vía Twitter ayuda al presidente Nicolás Maduro. (Últimas Noticias)
Refinería Amuay paralizó operaciones tras falla de vapor
Los operarios estimaron que el reinicio de todas las unidades de Amuay, con capacidad para procesar 645.000 barriles por día (bpd) de crudo, no superaría las 24 horas
La mayor refinería de Venezuela, Amuay, paralizó sus operaciones el martes tras una falla de vapor, pero ya había iniciado su proceso de arranque, dijeron a Reuters trabajadores de la planta.
Los operarios estimaron que el reinicio de todas las unidades de Amuay, con capacidad para procesar 645.000 barriles por día (bpd) de crudo, no superaría las 24 horas.
“Hubo una gran falla, pero no puede llamarse ‘blackout’ porque se recupera el sistema de vapor de manera inmediata, para iniciar el arranque nuevamente de la planta”, dijo un trabajador de Amuay, en la costa occidental de Venezuela, quien habló bajo condición de anonimato por no estar autorizado a dar declaraciones.
A fines de febrero, la estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa) adelantó que espera completar durante el primer trimestre de este año el mantenimiento mayor del flexicoquer de Amuay y otras unidades.
Junto a la refinería vecina Cardón, Amuay forma parte del Complejo Refinador Paraguaná (CRP), el segundo mayor del mundo con capacidad para procesar 955.000 bpd.
El circuito de refinación y mejoramiento de crudo sufre de constantes incidentes y paradas no programadas. La red aún no se recupera totalmente de un trágico accidente en Amuay, en agosto del 2012.

2005 La Guayana Esequiba – Zona en Reclamación. Instituto Geográfico Simón Bolívar  Primera Edición

Nota del editor del blog:

Al referenciarse a la República Cooperativa de Guyana se deben de tener en cuenta los 159.500Km2, de territorios ubicados al oeste del río Esequibo conocidos con el nombre de Guayana Esequiba o Zona en Reclamación sujetos al Acuerdo de Ginebra del 17 de febrero de 1966.

Territorios estos sobre los cuales el Gobierno Venezolano en representación de la Nación venezolana se reservo sus derechos sobre los territorios de la Guayana Esequiba en su nota del 26 de mayo de 1966 al reconocerse al nuevo Estado de Guyana:

“...por lo tanto, Venezuela reconoce como territorio del nuevo Estado, el que se sitúa al este de la margen derecha del río Esequibo y reitera ante la comunidad internacional, que se reserva expresamente sus derechos de soberanía territorial sobre la zona que se encuentra en la margen izquierda del precitado río; en consecuencia, el territorio de la Guayana Esequiba sobre el cual Venezuela se reserva expresamente sus derechos soberanos, limita al Este con el nuevo Estado de Guyana, a través de la línea del río Esequibo, tomando éste desde su nacimiento hasta su desembocadura en el Océano Atlántico...”


LA GUAYANA ESEQUIBA

http://laguayanaesequiba.blogspot.com/2008/01/la-guayana-esequiba.html



Terminología sobre cómo referenciar la Zona en Reclamación-Guayana Esequiba.




Mapa que señala el Espacio de Soberanía Marítima Venezolana que se reserva, como Mar Territorial mediante el Decreto Presidencial No 1152 del 09 de Julio de 1968