viernes, 16 de enero de 2015

Reino Unido plantea reforzar las defensas de las Malvinas



Tomado de:

Martes 13 de Enero de 2015 10:35
Powered by Web Agency


(defensa.com) Después de que en diciembre se conociera el posible interés (aún no confirmado) por parte de Argentina de adquirir 24 aviones de combate Su-24 Fencer de fabricación rusa, Reino Unido ha dado a conocer algunos planes que tendrían por objetivo mejorar la defensa aérea de las Malvinas/Falklands.

El primer paso sería el reemplazo de los sistemas de defensa aérea Rapier por unos equipos más modernos, concretamente los FLAADS(L) o Land que el Ejército británico está evaluando, como informamos en mayo del año pasado. Junto a los misiles se implementaría un nuevo sistema de gestión del campo de batalla, mando, control, comunicaciones e inteligencia (Balttle Management, Command, Control, Communications, Computers and Intelligence o BMC4I), junto a radares de vigilancia aérea Giraffe de la sueca Saab. Así al menos lo ha confirmado un portavoz del Ministerio de Defensa británico.

El sistema de gestión del campo de batalla podría ser el mismo LEAPP (Land Environment Air Picture Provision) suministrado por la filial británica de Lockheed Martin en 2008 en un contrato valorado en 100 millones de libras y que entró en servicio en octubre del año pasado. Este sistema podría dar cobertura aérea a la isla frente amenazas que procedieran hasta de 100 kilómetros aunque realmente el alcance lo determinaría el sistema de radar a incorporar.

En las Malvinas/Falklands Reino Unido mantiene cuatro aviones de combate Eurofighter Tyhpooh, los citados misiles de defensa aérea Rapier y aproximadamente 1.200 soldados. Sin embargo las intenciones de Argentina de adquirir una nueva plataforma aérea para su Fuerza Aérea no habrían caído en saco roto para los planificadores británicos, que habrían decidido adaptar los medios de defensa a la posible nueva amenaza. La adquisición de este sistema BMC4I estaría aún en fase de valoración y no comenzaría hasta 2015 la fase de selección de proveedores y en el verano de 2016 llegaría la formalización del contrato. Precisamente ahora se ha conocido que el Ministerio de Defensa británico ha firmado un contrato de reemplazo del Rapier con la versión terrestre del FLAADS, denominada FLAADS(L), que a su vez está derivado del Sea Ceptor naval de MBDA elegido para las fragatas británicas y elegido también recientemente por Brasil para sus futuras corbetas. (J.N.G.)

Gran Bretaña busca modernizar la defensa de las Malvinas




EL CONFLICTO POR LAS ISLAS
Una revista británica adelantó que renovarán los actuales equipos con misiles y radares de última generación.



Después de anuncios oficiales, y  trascendidos que demuestran los intentos del Gobierno por mejorar el estado de la paupérrima flota aérea nacional, ahora son los estrategas británicos los que piensan en mejorar su sistema defensa antiaéreo de tierra en las islas Malvinas, según asegura esta semana el influyente sitio Defensenews.com.
De confirmarse ésto, se entraría en otra inquietante escalada en el conflicto por la soberanía de las Malvinas. Hasta ahora, en el ámbito militar, Argentina venía acusando a los británicos de militarizar el Atlántico Sur y protestando ante cada ejercicio militar que alrededor del archipiélago suelen realizar las fuerzas reales del Reino Unido. Londres, por su parte, asegura que son de “rutina” .
El Reino Unido construyó en Mount Pleasant una titánica base militar donde también funciona un aeropuerto internacional. Según Defensenews, los británicos planean ahora reemplazar el viejo sistema de tierra en las islas por uno nuevo que incluye un Comando de Gestión de Batalla, Control, Comunicación, Computadoras e Inteligencia BMC4I, más un nuevo misil y un radar. Defensenews asegura que consultada una vocera del Ministerio de Defensa, ésta se sostuvo que estaban “valorando opciones para ver los requerimientos futuros”, lo que para el sitio militar remite a la defensa de corto alcance y aérea de tierra. Los sistemas según la información militar que dice tener el sitio harán que la futura defensa aérea de las islas estén conectadas al sistema de lanzamiento de misiles, que incluye según sostuvo la vocera, un radar jirafa.
En consulta de Clarín desde Buenos Aires, el Foreign Office contestó lo siguiente: “No estamos militarizando el Atlántico Sur. Nuestra postura militar general está basada en cálculos de la amenaza regular y en que las Islas Falkland permanezcan bien defendidas; no hacemos comentarios sobre detalles operacionacionales específicos. Permanecemos vigilantes y comprometidos en la defensa de los isleños de las Falklands”.
El Reino Unido maneja la Política Exterior y la Defensa de Malvinas. El año pasado gastó 63 millones de libras (U$S 95 millones) en la defensa de las islas. En Londres siguieron con preocupación un acuerdo firmado por Buenos Aires y Brasilia, para que esta última produzca 24 cazas Saab Jas 39 Gripen NG que Argentina quería comprar. Son suecos pero con ciertos componente británicos, por lo cual Londres usaría su derecho a bloquear la compra. Los británicos también observaron las versiones de que Argentina también estudiaba comprar aviones 12 Sukoi Su-24, supersónicos, a Rusia.
RELACIONADAS