lunes, 6 de octubre de 2014

Ingleses se preparan en Malvinas para nueva etapa de desminado a partir de noviembre

Tomado de:

El gobierno ilegítimo británico en Malvinas lanza un plan multimillonario para concluir con la limpieza de las minas que quedaron en el archipiélago luego de la guerra del 82. Los ingleses estiman que Argentina dejó unas 20.000 minas especialmente anti personales. Cuatro campos minados en las Islas Malvinas han sido elegidos como prioritarios para la próxima etapa de limpieza y recuperación, de acuerdo a lo adelantado por el asesor del Foreign Office en desminado, Alistair Craib quien estuvo en las Islas para brindar un informe al respecto.

La prioridad 1 es el Campo minado 59, que se extiende a ambos lados de la ruta al aeropuerto de MPA, en el tramo próximo a Wall Mountain y Mount Harriet. Este campo fue elegido por razones de seguridad pública, es decir por el estado de la ruta y el peligro que algún conductor se desvíe y termine en el campo lleno de explosivos aún activos.

La prioridad 2 - es un área próxima a Eliza Cove, que incluye el propio campo minado, más algo al norte, así como un área que está llena de explosivos caza-bobos y otro pedazo que aún no ha sido liberado, que no necesariamente está minado pero debe inspeccionarse para confirmar que está libre de minas y otros artefactos explosivos.

Prioridad 3 -  está situada a lo largo de la ruta de MPA, próximo a la ciudad, al sur de Sapper Hill y al oeste de la ruta. Finalmente prioridad 4 - incluye tres campos minados al sur.
El delegado del Foreign Office Craib dijo que aun dependiendo de varios factores se esperaba que el proyecto podría comenzar a fines de noviembre próximo, y continuaría hasta marzo de 2016. Pero también advirtió que no existían garantías de que efectivamente se fueran a desminar todos los campos elegidos.
El gobierno ilegítimo británico en las Islas ha dispuesto fondos por dos millones de libras para cada ejercicio financiero, para todo el proyecto incluyendo el barrido completo.

Dos contratos están abiertos aún, el de limpieza de los campos, y otro de menor monto que se refiere al Proyecto de Oficina de Desminado, DPO. La DPO será el vocero oficial del proyecto. Un señor Guy Marrow era la cara visible en las etapas anteriores del DPO.

También estuvieron en las Malvinas junto con Craib algunos de los potenciales interesados en desarrollar los proyectos de desminado. Se trata de empresas de Dubái, Zimbabue, Reino Unido y Dinamarca que estuvieron revisando los campos in situ. BACTEC que ya estuvo trabajando en las Islas, se sumó a los interesados.

Una vez que estas empresa retornen a sus países se espera que presenten una propuesta, “en cuanto a lo que creen que pueden lograr con la partida de fondos que ha sido adjudicada para el proyecto” y más tarde este mes, “nos reuniremos en Londres y evaluaremos las propuestas que nos presenten” para el desminado de esos campos, dijo Craib.

A partir de ahí se acordará como proceder, “cual es aquella propuesta que entendemos servirá mejor para nuestro proyecto” y ayudará a limpiar el mayor número posible de campos minados al más alto nivel.


01/10/14