domingo, 6 de julio de 2014

"Un día la Argentina va a ejercer su soberanía sobre las Malvinas"

Tomado de:

Miércoles 02 de Julio de 2014
Por pablo méndez shiff

En diálogo con INFOnews, la embajadora argentina ante el Reino Unido sostuvo que nuestro país "está ganando creciente sectores de la opinión pública británica" en torno al conflicto de soberanía por las islas. Críticas al "gobernador" del territorio y elogios al Papa Francisco.
Desde Londres
"Yo creo que un día la Argentina va a ejercer su soberanía sobre las Islas Malvinas. Y nuestra tarea consiste en acortar esos tiempos". Con esas palabras, la embajadora argentina ante el Reino Unido, Alicia Castro, dio comienzo a una charla con INFOnews en la que repasó las principales líneas de su gestión.

La entrevista tuvo lugar en la Residencia Oficial de la Embajada Argentina, ubicada en el corazón diplomático de Londres, en el medio del Hyde Park y de los jardines del Palacio de Buckingham. Por ese edificio construido en 1851, pasaron funcionarios y duques británicos hasta que en 1936 fue adquirido por la República Argentina.

 Desde el 26 de enero de 2012, la embajadora argentina en Gran Bretaña es Alicia Castro, quien anteriormente había representado a nuestro país ante Venezuela entre 2006 y 2011. De hecho, una de las fotos que más se destacan en su escritorio la muestra junto a los presidentes Néstor Kirchner y Hugo Chávez, durante la visita que hicieron a Astillero Río Santiago en 2004. "Es muy triste que ya no estén entre nosotros, pero tuve el privilegio de haberlos conocido", dijo al ver el portarretrato.

Acompañada de documentos y pronunciamientos oficiales, Alicia Castro repasó las principales líneas de su gestión y le pidió al gobierno inglés "seriedad y responsabilidad" para que el conflicto por la soberanía de las islas no pase a nuevas generaciones. Negó que el gobierno argentino esté llevando adelante una política de acoso contra los isleños y sostuvo que la posición de nuestro país "está ganando creciente sectores de la opinión pública británica".

La embajadora enumeró los apoyos cosechados por Argentina en torno al reclamo y aclaró: "Los habitantes de las islas tienen muchos derechos que reconocemos, pero hay un derecho que no tienen y es el de dirimir en la controversia entre Argentina y el Reino Unido.Ellos son británicos pero el territorio en el que habitan no lo es".

INFOnews: ¿Qué balance hace de su gestión al frente de la Embajada Argentina ante el Reino Unido?

Alicia Castro: Yo creo que un día Argentina va a ejercer la soberanía sobre Malvinas. Y nuestra tarea consiste en acortar esos tiempos. Como sabemos, el gobierno británico se niega a dialogar con Argentina sobre este asunto. Y es grotesco que el Reino Unido, que negoció con la dictadura militar, no quiera sentarse a dialogar con un gobierno democrático y popular como el de Cristina Fernández de Kirchner. Un hecho poco conocido es que el Reino Unido negoció con Argentina, inmediatamente después de la resolución de Naciones Unidas de 1965 y hasta 1982 en que se desató la guerra. Es decir: estaban negociando con una dictadura salvaje y sangrienta y no negocian con un gobierno democrático, cuando ademas la presidenta es muy explícita al decir que esa guerra fue un error. Entonces, nuesta tarea, que es muy diversa y cubre muchos aspectos, consiste en ganar sectores de la opinion pública a favor del diálogo entre los dos países.
"Es grotesco que el Reino Unido, que negoció con la dictadura militar, no quiera sentarse a dialogar con un gobierno democrático y popular".
http://www.infonews.com/images/triangulo.png
IN: ¿Cuál es la posición del Reino Unido en el escenario internacional frente a este conflicto?
AC: El Reino Unido está aislado. Primero, en relación a lo que manda el derecho internacional, que es buscar la resolución pacifica de las controversias. Y por otro lado también está aislado en su reticencia a dialogar con un gobierno democrático. Todos los países latinoamericanos y africanos reconocen la soberanía argentina sobre Malvinas. Y el resto de los países del mundo está llamando al diálogo.

IN: En un discurso del 11 de junio pasado, el secretario de Estado para América Latina Hugo Swire sostuvo que la Argentina lleva a cabo una política de hostigamiento y coerción contra los habitantes de Malvinas. ¿Cuál es su respuesta a esas acusaciones?
AC: Ese es un punto de propaganda del lobby isleño: la propaganda del hostigamiento. Ellos tienen un aparato de propaganda y difusión aceitado y una estrategia basada en difundir esta imagen de una presunta hostilidad de Argentina para victimizar a los habitantes de las Islas Malvinas. Esto es fácilmente contestable, porque por un lado el Reino Unido invadió por la fuerza a las islas en 1833. Luego, a partir de 1965, las Naciones Unidas encuentran que hay una controversia de soberanía y hacen una resolución de que ambas partes deben sentarse a negociar y el Reino Unido está en incumplimiento flagrante de esa resolución y las 40 que siguieron. El Reino Unido explora hidrocarburos contraviniendo otra resolución de Naciones Unidas que obliga a ambas partes a no innovar mientras se siga el proceso de descolonización; están explotando ilegalmente la pesca en las islas y dan licencias de 25 años como si no existiera ningún conflicto. Acusan al gobierno argentino de agresión contra los isleños.

y mientras tanto tienen una base militar con 1500 soldados, submarinos y helicópteros de última generación... La verdad es que es el triunfo de una ficción. ¿Pero quién se cree eso? Creo que ni siquiera los isleños. Además, está la evidencia de que la Argentina es un país muy amistoso con todas las comunidades extranjeras. Argentina es probablemente el país más anglófilo de América Latina. Todos nuestros deportes -el fútbol, el rugby, el polo, el remo, el hockey- han sido instalados por las comunidades británicas, hay 250.000 descendientes de británicos que viven en Argentina y el país les muestra respeto, amistad y les brinda oportunidades. Hay 70.000 galeses viviendo en la Patagonia, mil de los cuales hablan galés. Es decir, Argentina demuestra muy fácilmente que no tiene ninguna hostilidad a los británicos o descendientes de británicos. Y acá hay un punto en el que hay que insistir para contrarrestar la propaganda que hace el Reino Unido sobre las Islas Malvinas: es evidente que los isleños tendrían una calidad de vida mucho mejor si Argentina ejerciera efectivamente su soberanía.
El Reino Unido está aislado.
http://www.infonews.com/images/triangulo.png
IN: ¿Por qué tendrían una mejor calidad de vida?
AC: Ahora los isleños tienen un gobierno colonial designado por el Reino Unido sin ninguna consulta ni participación democrática de su parte. Si las Malvinas fueran una provincia especial argentina, como se dio en otros casos de descolonización, elegirían a su propio gobierno democráticamente.

En la actualidad, los isleños no pueden explotar el petróleo: saben que es irrealizable sin un vínculo con el continente. No tienen

logística para establecer la explotación off shore del petróleo. Salio un articulo en el Times sobre estas limitaciones, destacando que un derrame en el Atlántico Sur sería mucho peor que lo que hubo en el Golfo de México, sobre todo por esta falta total de vinculación con el continente. No tienen equipos, no tienen hospitales, no tienen transporte que haga posible la exploración del petroleo en las islas. Y, de acuerdo a la ley, las provincias argentinas son dueñas de la exploración de sus recursos naturales. Y terminarían con esa hipocresía porque hay muchos jóvenes isleños que no sólo viajan a Londres sino que viajan a Argentina, de vacaciones, a estudiar, que atienden su salud en el Hospital Británico, a los que les gustaría no estar en esa situación de conflicto. Creo además que el gobierno británico debería mostrar seriedad y responsabilidad y no dejar este conflicto para futuras generaciones.
IN: El gobierno británico insiste en el principio de autodeterminación de los isleños.
AC: El principio de autodeterminación es un principio del derecho contemporáneo que la Argentina respeta. Pero no es aplicable a
cualquier comunidad humana, sino solamente a aquellos pueblos o habitantes nativos que han sufrido una invasión colonial. No es el caso de Malvinas. No es un pueblo colonizado sino un territorio colonizado por los ingleses, y asi lo distingue claramente las Naciones Unidas. Los habitantes de las islas tienen muchos derechos que la Argentina reconoce, pero hay un derecho que no tienen y es el de dirimir en la controversia entre Argentina y el Reino Unido. Nuestro país no tiene una controversia con los habitantes: los habitantes no son una parte del diferendo porque este es un tema exclusivamente territorial. Ellos son británicos pero el territorio en el que habitan no lo es. Además, el gobernador ilegal de las Malvinas, Colin Roberts, es una perosna que ha abogado y actuado en contra de la libre determinación.
Yo creo que un día Argentina va a ejercer la soberanía sobre Malvinas.
http://www.infonews.com/images/triangulo.png
IN: ¿Puede contarnos más acerca del caso?
AC: En el Océano Índico, hay un territorio de ultramar del Reino Unido, el archipiélago de Chaos. Ahí hay una isla, Diego García, que a fines de los 60 fue alquilada a Estados Unidos para que tengan una base militar. Y, para eso, el Reino Unido expulsó a los 2000 habitantes de la isla y no les permite regresar. En el año 2008, establecieron una reserva marina para que no puedan volver. Y hay un cable de un funcionario diplomático norteamericano en conversación con Roberts, que en ese momento era Director de Territorios de Ultramar del Foreign Office, donde le explica las ventajas de establecer un santuario marino para que nunca más puedan volver los chagosianos, que son pescadores, a su isla. Y dice una frase tremendamente racista: "No habrá más huellas humanas ni Man Fridays (esclavos) en las islas deshabitadas". Es espeluznante.
El apoyo inglés a la posición argentina
"Hay muchos sectores del Reino Unido con los que nosotros trabajamos en esta embajada", resaltó Alicia Castro antes de iniciar una enumeración que comprende a vastos sectores de la opinión pública de Gran Bretaña. "Para empezar, mis compañeros de la Federación Internacional de Trabajadores del Transporte de la que todavía soy integrante del comité ejecutivo. Ahí están los sindicatos más poderosos del Reino Unido: del transporte, de servicios. También hemos recibido el apoyo del de maestros. Trabajamos con organizaciones pacifistas como Campaign for Nuclear Disarmament, consternados por la militarización del Atlántico Sur, que es un tema que tratamos mucho. También nos apoyan organizaciones ambientalistas por el peligro que
significa la explotación de hidrocarburos sin infraestructura. Luego, todas las personas que son anticolonialistas y no ven con alegría que su gobierno tenga una colonia a 14.000 kilómetros de Londres y a 500 de Argentina continental. Tenemos incluso a parlamentarios ingleses que están a favor del dialogo y Argentina está ganando consenso en crecientes sectores de la opinión pública inglesa", destacó.
En ese sentido, agregó: "Recientemente fuimos a Irlanda del Norte y obtuvimos claramente el apoyo del viceprimer ministro Martin McGuinness de y todos los diputados del Sinn Feinn, que gobierna en coalición con otro partido".
Otro factor que, de acuerdo a la embajadora, juega a favor de congregar apoyo a la posición argentino en suelo británico tiene que ver con la crisis económica desatada en 2008 y de la que Europa aun no se logra recuperar. "Hay recortes en salud, en pensiones, en beneficios a los desempleados...y en el medio de esa crisis, el Reino Unido gasta millones de libras esterlinas en defensa de un territorio en el que nunca va a haber una invasión. La Argentina nunca volverá la guerra por Malvinas", concluyó.