lunes, 31 de marzo de 2014

El alcalde de Algeciras participa en Argentina en un acto “contra la ocupación ilegal” de Gibraltar y las Malvinas

http://www.cuartopoder.es/laespumadeldia/2014/03/29/el-alcalde-de-algeciras-participa-en-un-acto-contra-la-ocupacion-ilegal-de-las-malvinas-y-el-penon-en-argentina/

Tomado:

JOSÉ IGNACIO LANDALUCE, DIPUTADO DEL PP Y VICEPRESIDENTE DE LA COMISIÓN DE EXTERIORES

LUIS DíEZ | 29/3/2014

Cartel de las marchas organizadas en Río Grande, Argentina.

El vicepresidente de la Comisión de Asuntos Exteriores del Congreso de los Diputados y alcalde de Algeciras (Cádiz), José Ignacio Landaluce Calleja, del PP, participa desde el lunes en Argentina en la exaltación de la Guerra de las Malvinas, coincidiendo con el 32º aniversario de la decisión del dictador Leopoldo Galtieri de ocupar militarmente las islas. En el conflicto murieron 649 militares argentinos, 255 británicos y tres isleños civiles. Como se sabe, los ingleses recuperaron las islas, a mayor gloria de la primera ministra conservadora, Margaret Thatcher, que, a continuación, arrasó en las elecciones. El dato positivo fue que la derrota precipitó el final de la dictadura argentina.

La contribución del vicepresidente de Exteriores del Congreso a la exaltación del movimiento reivindicativo argentino sobre las Malvinas se puede enmarcar en las buenas relaciones personales que mantiene con el titular de Exteriores, José Manuel García-Margallo y Marfil, y constituye un guiño de la diplomacia parlamentaria española hacia el gobierno de la nacionalista Cristina Fernández de Kirchner. Téngase en cuenta que Mariano Rajoy y su ministro Margallo barajaron la posibilidad de presentar una declaración conjunta en la última cumbre Iberoamericana, uniendo las causas de Gibraltar y las Malvinas. La expulsión de la petrolera Repsol tensó las relaciones y los gobiernos olvidaron la famosa declaración conjunta.

Las fuentes parlamentarias consultadas aseguraron que el viaje del vicepresidente de Exteriores a Buenos Aires no figura entre los asuntos oficiales ni consta entre los acuerdos de la Cámara, incluidos los de la comisión de la que es vicepresidente y que preside habitualmente por las frecuentes ausencias de su titular, Josep Antoni Durán i Lleida. En ese sentido, y a pesar de que algunos medios de comunicación argentinos consideran relevante la presencia del “doctor Landaluce” por su relevancia parlamentaria en una fecha tan señalada como el 1 de abril, aniversario de la ocupación de las Malvinas, la visita no puede considerarse oficial. Y consiguientemente, el diputado conservador no podrá endosar al Congreso las dietas y los gastos del viaje.

Además de exaltar la reivindicación de unas islas que fueron españolas, francesas y después inglesas, Landaluce Calleja, que va acompañado de su esposa, utilizará su sombrero de alcalde de Algeciras para suscribir un “convenio de hermanamiento” con la ciudad costera de Río Grande, la más cercana a las Malvinas. El objetivo es “expresar el rechazo conjunto contra la ocupación ilegal que ejerce el Reino Unido en las Islas Malvinas, en el caso de Argentina, y en el Peñón de Gibraltar, en el caso de España”, según publica la web de la Asociación de Veteranos de las Malvinas. Allí plantará la bandera española e inaugurará una plazoleta. El hermanamiento se atribuye simbólicamente al conflicto territorial con el “enemigo común” y tendrá “un contenido cultural”, comentó Landaluce de modo informal a varios concejales.

Aparte la incidencia que el acto pueda tener en las relaciones bilaterales y comunitarias entre los gobiernos de Madrid y Londres, los algecireños no van a ser hermanados con los riograndeses de Tierra de Fuego por afecto, amistad y conocimiento mútuo, sino por odio y rencor belicista hacia los ingleses, algo insólito, retorcido e incomprensible en el caso de los algecireños. Vale señalar que si el dictador Galtieri y la junta militar argentina utilizaron la ocupación de las Malvinas en 1982 como elemento de distracción de los graves problemas del país, el Gobierno del PP, salvando las distancias y los procedimientos, ha centrado el foco sobre Gibraltar con parecida finalidad. Lo que los algecireños no esperaban era que el alcalde les convirtiera en hermanos de inquina hacia los británicos sin informarles siquiera. 

El portavoz socialista en el Ayuntamiento de Algeciras, Diego Sánchez Rull, tildó de “irresponsable” al regidor y diputado del PP por inmiscuirse en los asuntos que corresponden a los gobiernos de los Estados y dijo a cuartopoder.es que los vecinos y la corporación municipal desconocen el acuerdo que va a suscribir, pues no ha informado ni sometido el contenido al pleno municipal. “A nivel político no ha consultado y a nivel jurídico es nulo porque la decisión no ha sido autorizada ni ratificada”. Sánchez Rull añadió que el alcalde parece empeñado en alimentar la tensión con Gibraltar y en seguir perjudicando a los trabajadores y a los comerciantes para satisfacer a la ultraderecha.

“En un momento –explicó– en el que la situación está más relajada, el acuerdo de pesca con Marruecos facilita la vida y atempera las restricciones en la Bahía y hasta el subdelegado del Gobierno anuncia medidas para agilizar los vergonzosos controles de castigo a los trabajadores españoles y a los gibraltareños, este señor sigue empeñado en envenenar las relaciones; no tiene sentido que no asista a las reuniones de la Mesa del Campo de Gibraltar, en la que el PP tiene mayoría, con 4 de los 7 municipios, y acuda a Argentina a echar leña al fuego como representante de los algecireños”. La oposición socialista le exigirá explicaciones ante el pleno y ya le ha advertido que no cargue los gastos del viaje sobre los vecinos, a lo que Landaluce ha contestado que lo pagará de su bolsillo.


Vídeo: PSOE Algeciras.