viernes, 11 de octubre de 2013

Filme brasileño retrata descenso al infierno de mineros de oro en la Amazonía


http://entretenimiento.terra.com.pe/cine/filme-brasileno-retrata-descenso-al-infierno-de-mineros-de-oro-en-la-amazonia,1e5ac20637e91410VgnCLD2000000ec6eb0aRCRD.html

Filme brasileño retrata descenso al infierno de mineros de oro en la Amazonía
Tomado de:


"Serra Pelada", la película brasileña cuya exhibición clausuró el Festival de Cine de Río de Janeiro, retrata la dura vida de los mineros que trabajaron en la mayor explotación de oro a cielo abierto del mundo, situada en medio de la Amazonía brasileña.

"Sin deseo de dar lecciones morales", tal y como explicó en rueda de prensa su guionista, Vera Egito, el filme muestra el descenso ético, laboral y humano de los trabajadores que llegaron a esa región del estado amazónico de Pará atraídos por la fiebre del oro y el ascenso de los grupos mafiosos que se enseñoreaban en la explotación.

De esta mina, de la que hoy sólo queda un gigantesco cráter en la Amazonía, fueron extraídas, según los datos oficiales, 30 toneladas de oro durante los catorce años que estuvo activa y en que acogió a casi 100.000 trabajadores.

Serra Pelada, una mina activa en las décadas de 1970 y 1980, atrajo a innumerables ciudadanos de este país sudamericano insuflados de una moderna fiebre del oro, en un trayecto vital que, según Egito, nació "con inocencia".

La transformación de los protagonistas del filme, encarnados por los actores Juliano Cazarré y Julio Andrade, representa ese trayecto vital. Llegados a la mina con la inocencia del buscador terminan entrelazados en luchas de poder en las que la vida y la muerte juegan un papel débil.
El ascenso de los grupos mafiosos que se yerguen por encima del esfuerzo de los mineros también es retratado en la película, al mostrar con toda crudeza la pugna entre ellos por dominar la explotación así como la facilidad para corromper a los funcionarios de la región.

Durante los años de mayor expansión de la mina la dictadura militar brasileña también hizo varios intentos de controlar la producción y dominar el tráfico de oro, lo que no evitó que el contrabando del metal fuese algo cotidiano.

El director de la película, Heitor Dhalia, explicó que antes de la grabación se preguntaba por qué nadie había hecho antes una película sobre el tema, una duda que quedó resuelta por la complicación de rodar en los parajes amazónicos donde las condiciones para el trabajo cinematográfico "son terribles".

Para solucionarlo trasladaron las localizaciones de la filmación a parajes del estado de Sao Paulo, donde las condiciones climáticas y biológicas facilitaron la labor del equipo.

Wagner Moura, protagonista de la cinta "Tropa de Élite", y uno de los actores brasileños más en boga tras participar en el filme estadounidense "Elysium", también interpreta un pequeño papel que, según sus propias palabras, juega el rol "del antagonista más fuerte que precisaba la película".

La familiaridad de los brasileños con la historia narrada le permitió a Moura, también productor de la película, inspirarse en figuras conocidas y experiencias personales para adentrarse en la piel de un minero que asciende hasta situarse como uno de los líderes de la explotación utilizando la violencia.

La película también supone, según Moura, un ejemplo del "momento óptimo" que vive la industria cinematográfica brasileña que, además, se encuentra con una "clara tendencia a mejorar".

El buen momento del cine brasileño lo reflejó el propio Festival de Río de Janeiro, en el que debutaron once producciones nacionales y que fue abierto con la exhibición del documental "Amazonia", la coproducción franco-brasileña sobre un mono de circo que por un accidente tiene que aprender a sobrevivir en la mayor selva tropical del mundo, y clausurado con "Serra Pelada".

2005 La Guayana Esequiba – Zona en Reclamación. Instituto Geográfico Simón Bolívar  Primera Edición

Nota del editor del blog: Al referenciarse a la República Cooperativa de Guyana se deben de tener en cuenta los 159.500Km2, de territorios ubicados al oeste del río Esequibo conocidos con el nombre de Guayana Esequiba o Zona en Reclamación sujetos al Acuerdo de Ginebra del 17 de febrero de 1966.

Territorios estos sobre los cuales el Gobierno Venezolano en representación de la Nación venezolana se reservo sus derechos sobre los territorios de la Guayana Esequiba en su nota del 26 de mayo de 1966 al reconocerse al nuevo Estado de Guyana:

“...por lo tanto, Venezuela reconoce como territorio del nuevo Estado, el que se sitúa al este de la margen derecha del río Esequibo y reitera ante la comunidad internacional, que se reserva expresamente sus derechos de soberanía territorial sobre la zona que se encuentra en la margen izquierda del precitado río; en consecuencia, el territorio de la Guayana Esequiba sobre el cual Venezuela se reserva expresamente sus derechos soberanos, limita al Este con el nuevo Estado de Guyana, a través de la línea del río Esequibo, tomando éste desde su nacimiento hasta su desembocadura en el Océano Atlántico...”


Mapa que señala el Espacio de Soberanía Marítima Venezolana que se reserva, como Mar Territorial mediante el Decreto Presidencial No 1152 del 09 de Julio de 1968