lunes, 7 de febrero de 2011

La Guayana Esequiba, frente a la oligarquía de 1861 y el Socialismo del siglo XXI.



Mapa de la Guayana Esequiba o Zona en Reclamación
Deforestaciones en la Guayana Esequiba o Zona en Reclamación foto tomada de:



Oscar José Márquez  
¿Quién entrega, renuncia o abandona a la Zona en Reclamación o Guayana Esequiba la oligarquía de la década de 1861, o el Socialismo del siglo XXI?

Con motivo de la celebración del natalicio del General Ezequiel Zamora, el pasado 1 de febrero el Vicepresidente de la República Elías Jagua, introdujo o saco a relucir en su discurso el tema de los territorios ubicados al oeste del rio Esequibo conocidos como la Guayana Esequiba o Zona en Reclamación (http://www.noticias24.com/actualidad/noticia/198666/asegura-que-la-oligarquia-ofrecio-el-esequibo-a-inglaterra-a-cambio-de-invadir-venezuela/ )

¿Porque el vicepresidente invoco a este ignorado, desentendido, y omitido tema por el actual Gobierno nacional sobre los irredentos territorios de la Guayana Esequiba?

¿Por qué se saco a colación a una supuesta oligarquía de mediados de 1800, comparándola con la oposición actual?

Son varias y varias las respuestas del porque se delego en el vicepresidente este tema considerado un objetivo geopolítico permanente de interés para la Nación Venezolana.

En este orden de ideas ante el deliberado olvido o no, al que ha estado sometido esta cuestión de reivindicación territorial por el actual gobierno revolucionario Bolivariano y Socialista del siglo XXI. Ante el tema de la Reclamación de los territorios de la Guayana Esequiba, como suele suceder en los aspectos territoriales este se encuentra subyacente en el colectivo nacional, en la población en el pueblo. Ya que estos le son inherentes a ellos hasta que afloran y en este caso, los ciudadanos han reaccionado por la causa que fuere y hoy por hoy vemos una infinidad de acciones a favor de la reivindicación o unificación por los citados territorios especialmente en las redes sociales de twitter, facebooks, blogger y otros. Así como la creación en los institutos educacionales de movimientos en favor de su rescate.

Lo que quiere decir que el Gobierno Nacional está consciente de su omisión o falta de gestión al respecto, decimos esto porque como lo hemos señalado en otras oportunidades en nuestra Nación. No se da una declaración, un paso, ni se mueve una pieza sin buscar o estructurar un determinado interés u objetivo.

Por otra parte quién se beneficia ante la guerra sicológica entre el capitalismo (Pueblo, oposición, oligarquía, escuálidos, burgueses, pitiyanques) y el socialismo del siglo XXI (pueblo, proletariado). A través de la cual se implementa una lucha ideológica para tratar de imponerle a la Nación venezolana un modelo político (socialista) que no aparece en ninguna parte a lo largo del articulado de la actual constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

Por lo que no le conviene a los sectores revolucionarios, bolivarianos y socialistas del siglo XXI, una lucha ideológica noble y de respecto, sino una guerra mediática de confrontación. Ya que disponen de unos seiscientos treinta medios de comunicación entre prensa escrita, T.V, radio y radios comunitarios. Por lo que la referida aseveración sobre entrega de la Guayana Esequiba y no Guyana Esequiba. Viene a distraer, confundir y embrollar y quizás justificar las actuaciones del Poder Ejecutivo, frente a la reclamación de los citados territorios.

Con la finalidad de presentar al socialismo del siglo XXI como la solución a los problemas de la población y del país, esforzándose por difamar al capitalismo (oposición, libre empresa, escuálidos burgueses, oligarquía, pitiyanquis etc.)
Sin embargo en esta guerra sicológica e ideológica frente a la reivindicación de la Guayana Esequiba el Gobierno desconoce:

1ro. El uti possidetis iure impulsada por el Liberador Simón Bolívar.
2do. La Usurpación de los territorios al oeste del río Esequibo por parte de los ingleses a Partir de 1840.
3ro. El fraude, chantaje y la coerción a la que fueron sometidos los árbitros estadounidense que representaron a Venezuela ante el tribunal arbitral de París en 1899.
4to. El memorándum póstumo de Mallet Prevost, dictado el 08 de febrero de 1944 ante el Juez Otto Shoenrich, para ser publicado a su fallecimiento.
5to. Los Artículos Nos de 7° y 10° , de la Constituciones de 1961 y de la actual que fijan los objetivos geopolíticos permanentes de la Nación venezolana en referencia a los territorios ubicados al oeste del río Esequibo conocidos como la Zona en Reclamación o Guyana Esequiba.
6ro.El Acuerdo de Ginebra, del 17 de febrero de 1966.
7to. La nota diplomática que el gobierno nacional en representación de la Nación venezolana emitió el del 26 de mayo de 1966, al reconocer al nuevo Estado de Guyana.

“...por lo tanto, Venezuela reconoce como territorio del nuevo Estado, el que se sitúa al este de la margen derecha del río Esequibo y reitera ante la comunidad internacional, que se reserva expresamente sus derechos de soberanía territorial sobre la zona que se encuentra en la margen izquierda del precitado río; en consecuencia, el territorio de la Guayana Esequiba sobre el cual Venezuela se reserva expresamente sus derechos soberanos, limita al Este con el nuevo Estado de Guyana, a través de la línea del río Esequibo, tomando éste desde su nacimiento hasta su desembocadura en el Océano Atlántico...”

8vo. Así mismo el gobierno revolucionario Bolivariano y Socialista del siglo XXI, por la razón que sean, ha permitido que algunos organismos como Ministerios, Institutos autónomos, Juntas Comunales así como en las instituciones privadas se publique el Mapa de Venezuela sin la Guayana Esequiba o Zona en Reclamación. Contraviniendo una resolución de Gabinete que señala desde 1964: “…que no se imprimiría, ni circularía en Venezuela, mapa o carta alguna del país, sin incluir la Guayana Esequiba o Zona en Reclamación…”. E incluso contraviniendo la últimas ediciones del Mapa oficial político de Venezuela Elaborado por el Instituto geográfico de Venezuela Simón Bolívar ( IGVSB) adscrito al Ministerio del Poder Popular para el Ambiente.

Por otra parte el gobierno revolucionario bolivariano y Socialista del siglo XXI, en su línea política e ideología frente a las relaciones internacionales ha obviado en su gestión frente a la reclamación de los territorios al oeste del río Esequibo una serie de acciones y hechos considerados política de Estado, seguidas por la Nación venezolana por más de cincuenta años como lo son:

1ro. El Desconocimiento a las innumerables concesiones en la Zona en Reclamación a través de las notas diplomáticas, sobre hidrocarburos, mineras y maderas que serian largas de enumerar pero que están señaladas en los libros Amarillos o la Memoria y cuenta del MRE, así como su referencia en la web: Derechos venezolanos de Soberanía en el Esequibo http://esequibo.mppre.gob.ve/.

2do. Al no dejar salvados sus derechos frente al Brasil en la culminación del puente del río Tucutu.

3ro. A la ocupación y degradación del medio ambiente en la Guayana Esequiba por unos ocho o diez mil mineros ilegales brasileños conocidos como garimpeiros. Ver

4to. A la construcción de la represa y plata hidroeléctrica de Amaila que afectaran el Escudo Guayanés y la sub cuenca del río Potaro y rio Esequibo.

5to. El visto bueno a los proyectos del la integración de la Infraestructura Suramericana (IIRSA) violando la actual constitución nacional; así como el desconocimiento de nota diplomática del 26 de mayo de 1966, en que la Nación venezolana se reservo sus derechos sobre los territorios de la Guayana Esequiba al reconocerse al nuevo Estado de Guyana. Que solo beneficiara al Brasil al atar su economía a esas regiones con los siguientes proyectos:
1. Carretera Boa Vista-Bonfin- Lethem-Georgetown,
2. Puente sobre el río Esequibo,
3. Puente sobre el río Mazaruní,
4. Puerto de aguas profundas, en el Atlántico venezolano. (Decreto N°1152 del 9 de julio de 1968 sobre el Mar Territorial)
5. Complejo hidroeléctrico en el Alto Mazaruní, con líneas de transmisión hasta Boa Vista e incluye una planta de fundición de aluminio. 1966
6to. El visto bueno ya sea por ignorancia, negligencia, impericia, desconocimiento, falta de gestión o imprudencia de la participación del actual Gobierno venezolano violando la Constitución Nacional y los supremos objetivos e intereses de reivindicación de los territorios al oeste del río Esequibo al desconocer El Acuerdo de Ginebra (I), del 17 de febrero de 1966 que establece una Comisión Mixta para “…el arreglo práctico de la controversia…”. Independientemente que se encuentre en manos del Secretario General de las NN.UU bajo el proceso o método de los de Buenos Oficios Al permitir igualmente través del IIRSA los siguientes proyectos:

1. Puente sobre el río Cuyuní, sobre la línea Esequiba adyacente a San Martin de Turumbang
2. Carretera San Martin de Turumbang - Bartica de unos trescientos kilómetros paralela al rio Cuyuni, que permitirá a su vez la construcción de cientos de ramales secundarios que permitirá a Guyana y las transnacionales mineras acceder a los distritos mineros y contribuyendo a su vez con la desforestación e intervención de estas selvas tropicales humedad afectando el hábitat de las comunidades amerindias

Frente a un proceso de integración a toda vista político y ideológico como lo viene a constituir la Unión Suramericana (Unasur), el actual gobierno desconoce e ignora una serie de antecedentes ante organismos internacionales de dejar salvados sus derechos por los territorios al oeste del río Esequibo como lo constituyen las reservas hechas ante las NN.UU ante el proceso de descolonización al adoptar esta las resoluciones N°1514 (XV) del 14 de diciembre de 1960 y la N°1654(XVI) del 27 de noviembre de 1961.
Las reservas ante el Secretario de la O.NU. Mediante memorándum N° A/C/.4/536 del 14 de febrero de 1962, ampliadas el 22 de febrero de 1962 en la 130ª, Reunión del IV Comité Especial, establecido con el fin de implementar la independencia de los pueblos y países coloniales. La invocación de nulidad por parte de Venezuela de la sentencia del 03 de octubre de 1899 ante el Comité Político Especial de la O.N.U según documento N°A/SPC/71. Así como otra serie de declaraciones, intervenciones y diligencias ante otros organismos.

En este mismo sentido la actuación de Venezuela ante la O.E.A con la reforma del artículo 8° de la Carta de su Organización que no permitía el ingreso de Guyana a la misma.

Incluso las actuaciones de Venezuela ante la Comunidad del Caribe (CARICOM) Que durante años han dejado constancia en sus reuniones de su deseo por un arreglo pacífico a la controversia Guyana Venezuela.

Respecto a la declaración del Sr. Vicepresidente Elías Jaua, podemos señalar que en la obra Contribución al Estudio de la Guerra federal en Venezuela de José Santiago Rodríguez, uno de los máximos estudiosos y exponentes de estos hechos históricos publicada por la Editorial Elite en 1933. En el Tomo II páginas 259-264, Hace un análisis y se refiere a tan lamentables hechos así como la transcripción de la comunicación fechada el 22 de noviembre de 1861.

En cuyo texto se puede apreciar por parte de los propios redactores su error o felonía al invocar el ejemplo de la intervención europea en México al que asegurar que:

“…los propietarios y los hombre de inteligencia…” son partidarios de este traspaso del territorio, pero no lo hacen por el temor que les inspiran los demagogos y el desenfreno de las masas en su lógica los autores encuentran vituperante que un pueblo quiera oponerse a la desmembración de su territorio…”

Lo más curioso de este asunto y de la referencia en mención es que el General José Antonio Páez, a quien se le acusa de oligarca y otros epítetos que no valen la pena mencionar. Había asumido el mando como Jefe Supremo Civil y Militar de Venezuela el 10 de septiembre de 1861. Quien se enfrentaba a la Guerra Federal y a otra serie de calamidades al tener conocimiento ante la actitud vil e irresponsable desde todo punto de vista, de unos hacendados de los valles de Aragua de redactar la referida comunicación. Ordeno de inmediato iniciar una averiguación para someter a juicio por traición a la Patria a los civiles y militares, que no teniendo escrúpulos solicitaron la intervención extranjera en la vida política de la República.

Bibliografía
1. Santiago Rodríguez contribución al Estudio de la Guerra federal en Venezuela. Caracas Editorial Elite tomo II 1933 páginas 259-264

2. Vitílio Reyes Páez. El venezolano integral. Caracas: Imprenta Nacional 1957.