miércoles, 8 de febrero de 2017

El nuevo Dorado / La Guayana Esequiba




César Tinoco
LA OPINIÓN DE
César Tinoco

03 DE FEBRERO DE 2017 12:14 AM
En la carta que antecede al informe correspondiente al año 2015, dirigida a sus accionistas y disponible en la web de la empresa, el Chairman y CEO de Exxon Mobil, también nominado para ocupar el puesto de secretario de Estado, Rex Tillerson dice, entre otras cosas: “Nuestro programa de exploración continúa agregando valiosas nuevas oportunidades de desarrollo de recursos al portafolio. Mar afuera, en Guyana, hicimos un descubrimiento significativo de petróleo, en el pozo de exploración Liza-1. Estamos llevando a cabo otras actividades para evaluar el potencial total de recursos, incluso la mayor adquisición sísmica 3D en la historia de la corporación”.

También, a finales del mes de junio de 2016, Steve Greenlee, presidente de Exxon Mobil Exploration Co., dijo: “Estamos emocionados por los resultados de una prueba de producción del pozo Liza-2, lo que confirma la presencia de crudo de alta calidad procedente de los mismos depósitos de arena de alta porosidad que vimos en el pozo Liza-1, completado en 2015”.

Justamente, y para finales de 2015, mientras el valor de la empresa en marcha de la Pdvsa de Eulogio del Pino era de 51,4 millardos de dólares, la Exxon Mobil global de Rex Tillerson, con la mitad de los empleados de Pdvsa, alcanzaba el valor de 397,2 millardos de dólares, casi 8 veces más. Para 2015, el retorno sobre patrimonio de Exxon Mobil fue de 9%, mientras que el de Pdvsa no es cuantificable debido a que la utilidad neta que revelan sus estados financieros auditados por KPMG, es un “hecho contable” en extremo. Tan ha sido así que hace algunos años la prensa nacional recogió estas palabras del propio Rafael Ramírez: “Pdvsa no está hecha para ser rentable”.

El caso es que el petróleo ha colocado a Guyana en el mapa una vez más y no precisamente en aquel que ya no la muestra como zona en reclamación, sino en el mapa estadístico: la publicación de BP (British Petroleum) de 2016 con data de 2015, titulada “BP Statiscal Review of World Energy 2016”, cuando considera las reservas de países de Centroamérica y Suramérica, ni siquiera menciona a Guyana y coloca a Venezuela de primera en reservas probadas, con 300.878 millones de barriles y a Brasil en segundo lugar, con 13.000 millones de barriles. Sin embargo, en la revisión de la publicación para 2017 seguramente habrá un cambio: Brasil habrá pasado al tercer lugar, pues el segundo lugar lo ocupará Guyana con 13.600 millones de barriles en reservas de crudo.

Tiene razón en su riposta Beatriz de Majo: Rex Tillerson no perderá tiempo en reconcomios de poca monta por las expropiaciones realizadas a su empresa en Venezuela. El desquite de Tillerson –y de la Exxon Mobil– elegante y extremadamente doloroso, está en Guyana, el nuevo Dorado, nacido con aquella famosa frase: “Venezuela no se opondrá a que empresas extranjeras exploren yacimientos petroleros y gasíferos en el disputado territorio de Guyana”. ¿Recuerdan los lectores?

La pronunció Hugo Chávez, en Georgetown, la capital y ciudad más grande de Guyana, en el año 2004, mientras cambiaba soberanía y petróleo por votos a favor de Venezuela en instancias internacionales.



2005 La Guayana Esequiba – Zona en Reclamación. Instituto Geográfico Simón Bolívar
Primera Edición

La Guayana Esequiba Zona en Reclamación
Terminología sobre cómo referenciar la Zona en Reclamación-Guayana Esequiba.


Nota del editor del blog:

Al referenciarse a la República Cooperativa de Guyana se deben de tener en cuenta los 159.500Km2, de territorios ubicados al oeste del río Esequibo conocidos con el nombre de Guayana Esequiba o Zona en Reclamación sujetos al Acuerdo de Ginebra del 17 de febrero de 1966.

Territorios estos sobre los cuales el Gobierno Venezolano en representación de la Nación venezolana se reservó sus derechos sobre los territorios de la Guayana Esequiba en su nota del 26 de mayo de 1966 al reconocerse al nuevo Estado de Guyana:

“...por lo tanto, Venezuela reconoce como territorio del nuevo Estado, el que se sitúa al este de la margen derecha del río Esequibo y reitera ante la comunidad internacional, que se reserva expresamente sus derechos de soberanía territorial sobre la zona que se encuentra en la margen izquierda del precitado río; en consecuencia, el territorio de la Guayana Esequiba sobre el cual Venezuela se reserva expresamente sus derechos soberanos, limita al Este con el nuevo Estado de Guyana, a través de la línea del río Esequibo, tomando éste desde su nacimiento hasta su desembocadura en el Océano Atlántico...”
  



Mapa que señala el Espacio de Soberanía Marítima Venezolana que se reserva, como   Mar    Territorial mediante el Decreto Presidencial No 1152 del 09 de Julio de 1968