sábado, 5 de noviembre de 2016

50 años de la ocupación militar de la isla de Anacoco





 Américo Fernández Jueves, 03 Noviembre 2016 00:00

Valora este artículo1 2 3 4 5 (0 votos)

 Venezuela sigue ocupando la isla de Anacoco y el conflicto continúa, pero a nivel diplomático con mediación de Naciones Unidas Venezuela sigue ocupando la isla de Anacoco y el conflicto continúa, pero a nivel diplomático con mediación de Naciones Unidas

Foto crbz.org Americo 


El 12 de noviembre de 1966, el gobierno de Raúl Leoni ocupó militarmente la isla fluvial de Anacoco, en plena frontera de la reclamada zona del Esequibo.

La isla de Anacoco, en la confluencia de los ríos Venamo y Cuyuní, en los límites con la actual zona del Esequibo en reclamación, tiene una superficie de 28 kilómetros cuadrados, en su mayoría tierra fértil, buena para la agricultura, con vegetación pesada de una altura media de 20 metros.

A partir del litigio surgido por la zona en reclamación, el Gobierno nacional, durante la presidencia de Leoni, se dio a la tarea de ocupar la isla y poblarla luego de un reconocimiento por los comisionados funcionarios del Ministerio de Obras Públicas (MOP), José Cabezas y Francisco Guevara Luces. Pero esta decisión del Gobierno nacional provocó una reacción del Gobierno de Guyana, presidido por Forbes Burnham, y la quema de la bandera venezolana frente al Consulado por parte de manifestantes.

El gabinete de Burnham publicó mapas de la isla fluvial de Anacoco, 360 kilómetros al oeste de Georgetown con la línea de demarcación entre las dos zonas, trazado fronterizo basado en las conclusiones del estudio realizado por una comisión anglo-venezolana entre noviembre de 1900 y octubre de 1904.

La Cámara de Diputados del Congreso Nacional, entonces presidida por Dionisio López Orihuela, protestó enérgicamente por la quema de la bandera, vale decir: “por la ofensa inferida a nuestro país por súbditos de Guyana, estimulados por el gobierno de Georgetown”.

Asimismo, mediante acuerdo, ratificó de manera expresa los títulos soberanos de Venezuela sobre la isla de Anacoco y rechazó categóricamente cualquier intento del Gobierno guyanés por desconocer estos títulos.


El Parlamento venezolano respaldó la firme actitud del Ejecutivo nacional en resguardo de los derechos de soberanía de Venezuela sobre la isla de Anacoco, y le solicitó el incremento de una eficaz política de frontera que permita mantener un adecuado sistema de vigilancia en los linderos con Guayana y demás territorios limítrofes.


Dada esta solicitud del Parlamento, el gobierno de Leoni, a través del MOP, tutelado entonces por el ingeniero Leopoldo Sucre Figarella, introdujo una población civil, construyó una guarnición militar, una pista de aterrizaje, una oficina postal, una escuela y puestos policiales.


Tensiones con Guyana
El Gobierno guyanés consideró esta ocupación civil y militar “como un acto de anexión, agresión y hostigamiento” por parte de Venezuela, dado que entendía que la mitad oriental de la isla estaba dentro del territorio en disputa de la Guayana Esequiba y, por ende, bajo administración guyanesa, como lo estipula el Acuerdo de Ginebra del 27 de febrero de 1966, hasta que no se dé un acuerdo práctico y satisfactorio para ambas partes.


El 14 de octubre el primer ministro guyanés, Forbes Burnham, envió a Venezuela una fuerte protesta, exigiendo la retirada de los militares y la destrucción de las instalaciones.

El 18 de octubre el ministro de Relaciones Exteriores de Venezuela, Ignacio Iribarren Borges, respondió con la siguiente nota diplomática: “... el Gobierno de Venezuela rechaza la referida protesta, por cuanto la isla de Anacoco es territorio venezolano en su integridad y la República de Venezuela siempre ha estado en posesión de ella”.

Según la tesis guyanesa, sobre el diferendo territorial existente, “Venezuela demanda una gran parte de Guyana occidental (unos 159.500 km²), bajo la denominación de Guayana Esequiba, que representa dos tercios de territorio administrado por Guyana” mientras que la tesis venezolana sostiene que “no demanda territorio guyanés sino su propio territorio que le fue usurpado por el Reino Unido, cedido ilegalmente por éste después a Guyana como país independiente”, y con respecto a la isla de Anacoco considera que “en 1966 Venezuela ejerció soberanía sobre la totalidad de la isla de Anacoco dado que se encuentra fuera del área en litigio”.

La tensión militar entre Guyana y Venezuela se extendió hasta 1969, cuando la localidad guyanesa de Lethem, en el distrito de Rupununi, fue centro de un levantamiento indígena o amerindio, prácticamente en la frontera de Guyana con Brasil, a unos 480 kilómetros de Georgetown.
En dicha rebelión estuvieron comprometidos hacendados con pasaportes británicos y norteamericanos. El conflicto estalló después que en una reunión de hacendados se expresó preocupación por la posibilidad de que el gobierno de Burnham pudiera traer a colonos de la costa y de las Indias occidentales y confiscar sus tierras.


Un contingente de soldados, normalmente acantonados a unos diez kilómetros de Lethem, fue transportado para “poner fin al estallido de esta rebelión de amerindios hostiles al Gobierno guyanés del primer ministro Forbes Burnham. Se decía entonces y esto lo reflejaban los cables internacionales de prensa que los sublevados trataban de separarse del país para anexarse a Brasil como también que la rebelión había sido preparada e inspirada por el gobierno de Leoni y tal versión tomó cuerpo y fuerza cuando todos los alzados se refugiaron y fueron ayudados por Venezuela a través de la Gobernación cuyo titular era el ingeniero Rafal Sanoja Valladares.

Sin embargo, según los cables, fuentes del gobierno en Georgetown dudaban o por lo menos se abstenían oficialmente de declarar que el Gobierno de Venezuela tuviese las manos metidas en la revuelta. Tampoco creían que Brasil apoyase al movimiento secesionista, aunque desde hacía tiempo un partido secesionista clandestino había estado fomentando el separatismo del gobierno costero, con el propósito de crear un estado aparte cuya independencia querrían que Brasil garantizara. Lo cierto es que Venezuela sigue ocupando Anacoco y que el conflicto continúa, pero a nivel diplomático con mediación de la ONU.


Modificado por última vez en Jueves, 03 Noviembre 2016 18:31


2005 
La Guayana Esequiba – Zona en Reclamación. Instituto Geográfico Simón Bolívar
Primera Edición

La Guayana Esequiba Zona en Reclamación
Terminología sobre cómo referenciar la Zona en Reclamación-Guayana Esequiba.


Nota del editor del blog:

Al referenciarse a la República Cooperativa de Guyana se deben de tener en cuenta los 159.500Km2, de territorios ubicados al oeste del río Esequibo conocidos con el nombre de Guayana Esequiba o Zona en Reclamación sujetos al Acuerdo de Ginebra del 17 de febrero de 1966.

Territorios estos sobre los cuales el Gobierno Venezolano en representación de la Nación venezolana se reservó sus derechos sobre los territorios de la Guayana Esequiba en su nota del 26 de mayo de 1966 al reconocerse al nuevo Estado de Guyana:

“...por lo tanto, Venezuela reconoce como territorio del nuevo Estado, el que se sitúa al este de la margen derecha del río Esequibo y reitera ante la comunidad internacional, que se reserva expresamente sus derechos de soberanía territorial sobre la zona que se encuentra en la margen izquierda del precitado río; en consecuencia, el territorio de la Guayana Esequiba sobre el cual Venezuela se reserva expresamente sus derechos soberanos, limita al Este con el nuevo Estado de Guyana, a través de la línea del río Esequibo, tomando éste desde su nacimiento hasta su desembocadura en el Océano Atlántico...”







Mapa que señala el Espacio de Soberanía Marítima Venezolana que se reserva, como   Mar    Territorial mediante el Decreto Presidencial No 1152 del 09 de Julio de 1968