viernes, 16 de septiembre de 2016

Vente Venezuela “deja clara su posición” ante la Mnoal




Publicada por: Redacción Sumarium el 15 septiembre, 2016 - 3:26 pm redaccionsumarium@gmail.com  @sumariumcom
(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium)- El pardito político Vente Venezuela, se pronunció ante la celebración de la Cumbre del Movimiento de Países No Alineados (Mnoal), y expresaron desde una nota de prensa que es “otro evento en donde el régimen venezolano busca venderse como demócrata”.

Desde la nota de prensa del partido que lidera la política Marcía Corina Machado, dejaron clara su posición indicando que “quienes vienen a legitimar al régimen se equivocan si piensan que encontrarán a los ciudadanos arrodillados”.

Se refirieron al presidente Nicolás Maduro, agregando en el comunicado que pretende ocultar la gravedad de la crisis humanitaria y de seguridad que azota a Venezuela, mientras gastan más de 120 millones de dólares en el desarrollo de la cumbre en el estado Nueva Esparta.

A CONTINUACIÓN, EL TEXTO EN SU INTEGRIDAD:
Se está realizando en Venezuela la XVII Cumbre del Movimiento de Países No Alineados, en la isla de Margarita, estado Nueva Esparta. Se trata de otro evento para que Maduro y su régimen puedan hacer lo que vienen haciendo en todos los foros internacionales: victimizarse y venderse como demócratas, mientras a su paso dejan represión, persecución y miseria.

El régimen pretende victimizarse ante el mundo como un gobierno democrático acosado por una supuesta conspiración en su contra, acusando a los venezolanos que han salido a las calles a reclamar su libertad y que día a día expresan su legítima desobediencia contra la tiranía.

Pero también pretende vender a quienes nos visitan un supuesto país en calma y pujante. De allí que, aislándose en la isla, prohibiendo cualquier forma de acercarse a ella y amenazando a sus habitantes, se realiza un encuentro de estas características con el que se ha desplegado un absurdo operativo de seguridad y represión solapada, que busca acallar cualquier expresión de protesta que deje en evidencia la verdad de lo que aquí vivimos.

Así, Maduro y su régimen pretenden ocultar la gravedad de la crisis humanitaria y de seguridad que azota a Venezuela, mientras gastan más de USD$ 120.000.000,00 que podrían ser invertidos en aliviar el drama que padecen los venezolanos cuando mientras el país no da más. Ese acto de irresponsabilidad es la más firme muestra de que en sus propósitos no está rectificar ni atender la situación que vive nuestra nación; por el contrario, están dispuestos a extender la agonía, sin importar cuántas vidas se pierdan en su afán.

Sin embargo, el régimen olvida que, pese a la visita de mandatarios que en su mayoría son cómplices y dictadores, los están observando. Ciudadanos, periodistas, intelectuales, organizaciones defensoras de los Derechos Humanos, movimientos culturales y partidos democráticos de todo el mundo ya reconocen lo que nosotros hemos venido denunciando desde hace mucho: Una dictadura militarista, corrupta y mafiosa, como muchas de las que acompañarán a Maduro en Margarita.

LOS CIUDADANOS ARRODILLADOS
Nuestra posición frente a la Cumbre del MNOAL es clara: Quienes vienen a legitimar al régimen se equivocan si piensan que encontrarán a los ciudadanos arrodillados. Si algo demostramos es que hemos perdido el miedo y que no estamos dispuestos a retroceder, aunque el régimen pretenda arremeter contra nosotros. Ellos saben que precisamente allí, en el estado Nueva Esparta, en la comunidad de Villa Rosa, los ciudadanos protagonizaron un valiente acto de rebeldía contra la dictadura; rebeldía que se esparce por cada rincón de Venezuela.

Lo único que los venezolanos podemos esperar de este evento y reiteramos es que se respete nuestra irreductible e histórica posición con respecto a la reclamación del territorio Esequibo a la República Cooperativa de Guyana. Por ello, exigimos a Nicolás Maduro que reivindique con firmeza la vigencia del Acuerdo de Ginebra de 1966 y el respeto a los mecanismos bilaterales acordados, los cuales Guyana convenientemente olvida mientras avanza en su reclamo. Hoy es momento de reafirmar con contundencia que el Esequibo es Venezuela.

A nuestros visitantes les recordamos: no ensordezcan ante el clamor de libertad que los neoespartanos y todos los venezolanos estamos expresando, pero tampoco olviden que el mundo democrático los está observando y está consciente de la urgente Transición a la que nuestro país debe avanzar, que sólo será posible con la realización del referéndum revocatorio en este 2016.






2005 La Guayana Esequiba – Zona en Reclamación. Instituto Geográfico Simón Bolívar
Primera Edición

La Guayana Esequiba Zona en Reclamación
Terminología sobre cómo referenciar la Zona en Reclamación-Guayana Esequiba.


Nota del editor del blog:

Al referenciarse a la República Cooperativa de Guyana se deben de tener en cuenta los 159.500Km2, de territorios ubicados al oeste del río Esequibo conocidos con el nombre de Guayana Esequiba o Zona en Reclamación sujetos al Acuerdo de Ginebra del 17 de febrero de 1966.

Territorios estos sobre los cuales el Gobierno Venezolano en representación de la Nación venezolana se reservó sus derechos sobre los territorios de la Guayana Esequiba en su nota del 26 de mayo de 1966 al reconocerse al nuevo Estado de Guyana:

“...por lo tanto, Venezuela reconoce como territorio del nuevo Estado, el que se sitúa al este de la margen derecha del río Esequibo y reitera ante la comunidad internacional, que se reserva expresamente sus derechos de soberanía territorial sobre la zona que se encuentra en la margen izquierda del precitado río; en consecuencia, el territorio de la Guayana Esequiba sobre el cual Venezuela se reserva expresamente sus derechos soberanos, limita al Este con el nuevo Estado de Guyana, a través de la línea del río Esequibo, tomando éste desde su nacimiento hasta su desembocadura en el Océano Atlántico...”
  





Mapa que señala el Espacio de Soberanía Marítima Venezolana que se reserva, como   Mar    Territorial mediante el Decreto Presidencial No 1152 del 09 de Julio de 1968