martes, 8 de septiembre de 2015

Venezuela no quiere ni un metro cuadrado de Guyana”





Antecedentes

La verdad ante el reclamo la Guayana Esequiba y la campaña  psicológica  de desinformación  ante  la reclamación,  reivindicación, recuperación, integración,  anexión, o unificación de los territorios ubicados al Oeste del río Esequibo conocidos como  la Guayana Esequiba o Zona en Reclamación  y la campaña  psicológica de desinformación por parte de   operadores políticos funcionarios asesores y consultores desatada por cuestiones eminentemente ideológicas  y de poder .  

A qué acuerdo llego el Presidente Hugo Rafael Chávez Frías, ante la reclamación de la Guayana Esequiba? Parte I

¿A qué acuerdo llego el Presidente Hugo Rafael Chávez Frías, ante la reclamación de la Guayana Esequiba? Parte. II

¿A qué acuerdo llego el Presidente Hugo Rafael Chávez Frías, ante la reclamación de la Guayana Esequiba? Parte. III y última






     Pompeyo Torrealba: Venezuela no quiere ni un metro cuadrado de Guyana”


Jul 6, 2015


El coronel (R) Pompeyo Torrealba, estudioso por 29 años sobre la reclamación del Esequibo: “Venezuela quiere que Guyana se desarrolle, pero en su territorio, no en el nuestro. ¿Que el gobierno de Venezuela está obstruyendo el desarrollo económico de Guyana?. ¡No! Queremos que sea Suiza, pero con lo de ellos. No con lo de nosotros”

Andreína García Reina
El coronel (R) Pompeyo Torrealba lleva casi 30 años estudiando sobre la reclamación del Esequibo y se ha propuesto en los últimos 11, tras la publicación de su libro “A un siglo del despojo”, enseñarles a venezolanos, guyaneses y al mundo entero que los 159.000 kilómetros cuadrados, que reclama Venezuela a su vecino oriental desde el Acuerdo de Ginebra de 1966, son legítimamente venezolanos por el principio Utis possidetis juris:como poseéis de acuerdo al derecho, así poseeréis.

“Inglaterra nos quitó el Esequibo cuando éramos República. El caso de Trinidad es diferente porque Inglaterra se la quitó a los españoles. Cuando aplicamos el Utis possidetis juris (en la independencia) ya Trinidad era de Inglaterra. Pero en el Esequibo no, porque allí se meten en 1814, tres años después de que alcanzamos la independencia”, destaca con vehemencia.

Torrealba dice que para llegar a una solución práctica que beneficie a las dos naciones, tal como lo señala el Acuerdo de Ginebra, “todo lo que haya hecho Guyana en función y en beneficio de los esequibanos hay que compensarlo y eso lo tenemos que negociar”.

“ES POSIBLE QUE MADURO SEPA MÁS DEL ESEQUIBO QUE CHÁVEZ”

¿Cuáles cree que son los principales errores que hemos cometido?

— Los principales son 23 y están en mi libro, en la página 372. Lo dije en estos días en un programa de televisión, Marcos Pérez Jiménez montó un consulado dentro del territorio Esequibo. Eso es una barbaridad, porque allí jurídicamente estamos diciendo que ese territorio no es nuestro. Otro error fue no colocarle el territorio Esequibo a nuestro mapa. No darle la cédula de identidad a nuestros ciudadanos es otro error. Firmar un convenio con Guyana y Brasil designando al Monte Roraima como punto trifinio es otro error. Hemos venido cometiendo una serie de errores, no de ahorita. El Protocolo de Puerto España fue uno de ellos y durante años no se sabía nada del Esequibo. No se había escuchado a nadie hablar del Esequibo. No había ninguna conferencia, no había leído nada porque nada salía. Silenciaron el problema durante 12 años.

¿Sacar el decreto 1787 ahora responde a algún interés?

— A algún interés nacionalista extraordinario porque quien provoca esa situación es Guyana. La incursión de que quisieron sorprender al gobierno con el decreto de Obama y por el otro lado con la incursión de ese barco norteamericano de la Exxon Mobil precisamente, que no era de otra compañía sino de esa que nos tiene calentera. Un barco con doscientos y tantos tripulantes norteamericanos, no como el Teknik Perdana que tenía solo cuatro o cinco norteamericanos. Es una provocación, un señuelo que colocó EEUU allí para crear una situación de confrontación entre los dos países para intervenir. Es simple y llanamente un plan estratégico orquestado a nivel internacional para buscar la manera de apoderarse de nuestro gas, de nuestro petróleo y de trancarnos las bocas del Orinoco, donde están las reservas de petróleo más grandes del mundo.

¿Considera que EEUU y las trasnacionales apuestan por la derrota de PetroCaribe?

— Sin duda alguna. Porque esa es una piedra en el zapato. Venezuela es un país solidario con los países más pobres, ha venido ayudando y les ha venido dando cuotas pequeñas. EEUU es el que tiene que preocuparse porque en 24 horas consumen 20 millones de barriles de petróleo y producen entre 9 y 10. El tal fracking, estaba predestinado así pero ellos lo tiraron como la gran cosota para tratar de que nosotros creyéramos en ese embuste. Porque el solo hecho de que estén buscando el petróleo en pequeñas cantidades, buscando las miguitas es señal de que el petróleo se les acabó. Es como lo decía el presidente Chávez, ahí lo que tenemos son unos vampiros que comen petróleo y necesitan 10 millones de barriles de petróleo del mundo todos los días y resulta que cuando al mundo se le acabe el petróleo, Venezuela deberá tener un poco más de petróleo que el resto. El problema nuestro es que somos mediatistas y no planificamos y los EEUU están planificando para 50 y 100 años. Tenemos que visualizar el futuro. Como se lo dije en una carta al difunto presidente Chávez, el petróleo nuestro no es nuestro es de EEUU, nosotros se lo estamos cuidando, porque quien necesita ese volumen y esas cantidades industriales y vertiginosas de petróleo son los EEUU para poder existir como país.

“EL QUE DIGA QUE ES MEJOR REPARTIRLO, ESTO NO ES NINGUNA TORTA”

¿Por qué se ha dirigido el discurso del gobierno hacia la Exxon Mobil y no hacia el gobierno de Guyana?
— Cuando un niño chiquito te falta el respeto, le reclamas es a su mamá. No le vas a pegar ni le vas a halar las orejas al niñito. Un niñito de un añito, dos añitos, no tiene la culpa de la vagabundería que está cometiendo la mamá o el papá. Nosotros sabemos que Guyana, que es un país extremadamente pequeño, no tiene la culpa. Tiene a un grandón arriba que lo está azuzando para que genere un problema. Hay que ser estúpido, como hay un montón de periodistas estúpidos, periódicos y diplomáticos incluso, para tratar de decir que el problema es con Guyana.

¿La Exxon Mobil y las otras trasnacionales que están allí aplican la misma táctica que los ingleses en el siglo XIX?

— Son las mismas estrategias de ocupación a la fuerza. Ellos están todavía dos siglos atrás, usan el Utis possidetis de facto, es decir poseer a través de la fuerza. Nosotros aplicamos desde el mismo momento de la independencia, el 5 de julio de 1811, la afirmación del Utis possidetis juris, por cuanto la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y acta de creación de nuestra república establecen que es el territorio que le pertenecía a la Capitanía General de Venezuela el que va a configurar la República de Venezuela. Nosotros desde nuestro nacimiento mantenemos la posición del Utis possedetis juris, por la justicia, por la razón, por la ley y no por la fuerza.

La estrategia de Guyana ante la Comunidad Internacional ha sido decir que Venezuela es el país grande que les impide desarrollarse.

— Eso está en mi libro, en un capítulo que llamo “El cambio de relación de fuerzas”. El problema que se le presentó a Caldera y a Calvani es que nosotros éramos un país chiquito, un país débil, éramos un país pobre en relación a Inglaterra. Ellos son los que tienen submarinos, bombas atómicas, tropas especialistas, dinero, poder, etcétera y nosotros éramos el país chiquito. Ahora la cosa se invirtió porque vino Inglaterra, después de haber firmado el Acuerdo de Ginebra el 17 de febrero de 1966, en menos de 100 días, le dio la independencia a su colonia el 26 de mayo de 1966. Invirtieron la fuerza. Ahora nosotros somos el imperio porque tenemos Sukoi, tenemos barcos, 300.000-400.000 soldados y ellos lo que tienen 4.000 soldados.

COMO AHORA APARECE ALLÍ PETRÓLEO, GAS Y HAY UN INTERÉS ECONÓMICO, AHORA SÍ APARECEN LAS GRANDES POTENCIAS A QUERER PROTEGER A GUYANA”

¿Qué discurso debería tener Venezuela ante la Comunidad Internacional?

— La Ley. Lo que tiene que decir es lo que siempre ha dicho, que no aceptamos el Laudo de París de 1899 por arbitrario, porque fue una componenda de Inglaterra, Estados Unidos y Rusia y que es un territorio que fue usurpado por Inglaterra y que Inglaterra se lo deja a Guyana en mala hora. Nosotros no queremos recuperar ni un metro cuadrado, porque Guyana no nos tiene nada a nosotros de su territorio. Lo que necesitamos es que nos devuelva el territorio que Inglaterra nos quitó. Del río Esequibo hacia el este es territorio sagrado de la República Cooperativa de Guyana, 37.000 kilómetros cuadrados que Inglaterra le compró a Holanda. En mi libro está el documento de compraventa del territorio. El mensaje tiene que ser educativo para los guyaneses, tenemos que enseñar a los venezolanos y guyaneses cuál es su verdadero espacio geográfico. Los guyaneses están peleando por un espacio geográfico que no es de ellos, por un territorio que es nuestro. Eso es lo que busca Venezuela, que se corrijan los errores jurídicos que se cometieron en los siglos pasados, con honestidad y sinceridad para que podamos vivir en paz. Mientras ese espacio geográfico no se resarza, Venezuela nunca dejará de reclamar porque la Constitución establece que nuestro territorio es imprescriptible, indivisible, inalienable, no lo podemos estar regalando. El que diga que es mejor repartirlo, esto no es ninguna torta, no estamos en ningún cumpleaños para repartir nada, que fue la posición oficial del gobierno durante la IV República. El territorio Esequibo es venezolano, tenemos que recuperarlo íntegro. Que le podamos dar una compensación a Guayana para solucionar el problema, en el marco del Acuerdo de Ginebra que habla de una solución satisfactoria para un acuerdo práctico. En ese marco habrá qué discutir qué les puede ofrecer Venezuela para que no queden en la estacada como los dejó Inglaterra por ciento y pico de años. Como ahora aparece allí petróleo, gas y hay un interés económico, ahora sí aparecen las grandes potencias a querer proteger a Guyana.

Dijo que Guyana alcanzó su independencia el 26 de mayo de 1966,
 ¿tiene que ver esa fecha con que la publicación del decreto 1787 haya sido el 26 de mayo de este año?

— Es posible que haya tenido una coincidencia muy bonita porque ese mismo día Venezuela le reconoció la independencia a Guyana. Ese 26 de mayo de 1966 ocurrieron dos cosas: Inglaterra le dio la independencia a Guyana y Venezuela, ese mismo 26 de mayo, salió corriendo y le reconoció la independencia. España nos reconoció la independencia en 1845. Hay un documento en el que reconocemos la independencia de Guyana pero del río Esequibo hacia el este.

¿Qué herramientas tiene Venezuela además del principio de Utis possidetis juris y el Acuerdo de Ginebra para recuperar el Esequibo?

— 30 millones de habitantes y ser un país sin problemas raciales, étnicos y de ninguna naturaleza que sí tiene Guyana, que tiene problemas económicos, étnicos.

¿Los guyaneses se han aprovechado de la buena voluntad de Venezuela en los últimos años?

— Son unos malagradecidos, pero en las relaciones internacionales no hay amores. Solo hay intereses. Y nosotros también estúpidos por creer en los amores y resulta que Guyana no cree en esos regalitos que le hemos estado dando.

Cadena titulativa de los territorios de la Guayana Española | Elaborado por Pompeyo Torrealba
Analistas internacionales de las Antillas dicen que el decreto 1787 no solo abre viejas disputas con Colombia y Guyana sino que toca el área de la zona económica exclusiva de Surinam y revivió el diferendo con Dominica por la Isla de Aves. 

¿Considera que el decreto 1787 se extralimitó?

— Se extralimitó en un pedacito y ya se corrigió también. Ahí se llegó a un pedacito de Surinam. Ya se hizo una corrección al respecto. Por lo tanto, lo que había que rectificar ya se rectificó y lo demás queda intacto, hasta que el gobierno considere lo contrario. Soy partidario de que Venezuela haga lo mismo que hace Guyana. Si Guyana le da cédula a los esequibanos, nosotros también, si Guyana demarca su plataforma continental en la Fachada Atlántica nosotros la demarcamos también, si ellos meten un barco, nosotros también deberíamos meter un barco. No hacer más para que no digan que estamos apabullándolos. Ellos no se van a quedar de brazos cruzados, que digan y hagan lo que quieran pero todo en el marco del Acuerdo de Ginebra. Tenemos que evitar en lo posible los enfrentamientos de micrófono. Nosotros tuvimos mucha condescendencia con Guyana, pero Guyana fue la que hizo que Venezuela reaccionara. No fue que Venezuela estaba aprovechando algún tipo de coyuntura. Guyana fue la que metió el Teknik Perdana el año pasado, solicitó la ampliación de mar territorial e hizo caso omiso de que nosotros tenemos un frente atlántico, un estado Delta Amacuro, y un Esequibo que es nuestro y lo tenemos en reclamación. Estamos reaccionando. Seguimos como un cuerpo de bomberos. Yo lo que aspiro es que no seamos un cuerpo de bomberos y que vayamos adelante, que nos adelantemos a los acontecimientos y planifiquemos a 50 años.

“EL PETRÓLEO NUESTRO NO ES NUESTRO ES DE EEUU, SE LO ESTAMOS CUIDANDO”

Hubo mucha gente que criticó al presidente Chávez porque en el 2004 autorizó que Guyana diera concesiones dentro del territorio Esequibo.

— El presidente lo que dijo en ese momento fue que él no se molestaba ni iba a oponerse a todo lo que pudiese hacer Guyana a favor de los esequibanos, que Venezuela no se opondría. Porque sí son venezolanos por nacimiento, cosa que ni ellos mismos saben y tenemos que enseñarles. Pero, 

¿cómo es que el presidente que sabe que tiene unos hijos del otro lado y que están mal se va a oponer a que un gobierno vecino haga algo para protegerlos y para beneficiarlos? 

Eso fue malentendido, tergiversado y fue descontextualizado por la prensa. En ninguna parte del documento dice que el presidente Chávez está entregando nada. (Chávez) hizo un comentario verbal y ese comentario lo retransmitieron y tergiversaron.

Usted que fue cercano al presidente Chávez, 

¿qué postura tenía él sobre el Esequibo?

— Lo dijo en varias oportunidades. Busquen el Aló presidente 197, del 11 de julio 2004. Ahí van a entender la respuesta a la pregunta. No vamos a hacer guerra con Guyana, el Esequibo es nuestro, es herencia de los imperios, del colonialismo y del imperialismo inglés y precisamente tenemos que retomar el tema, sacarlo de cero porque en la época de la IV República estaba prohibido hablar del Esequibo. Tengo un documento en el que la Cancillería, yo siendo oficial de operaciones en Upata, decía que no se tomara en cuenta ni se hablara sobre el Esequibo.

¿Y eso por qué?
— Porque le tenían miedo a enfrentar dos problemas simultáneamente, que es lo que está haciendo valientemente nuestro presidente. Enfrentar el decreto de Obama, enfrentar la opinión de Guyana, enfrentar el problema en Caricom.

¿El hecho de decretar la Zodimain Fachada Atlántica implica que la FANB puede custodiar esa área y protegerla militarmente?

— La FANB debe hacerlo. El tema es cuándo. Ahora no. ¿Después de 115 años va a salir la armada venezolana con un barco a generar un problema internacional? ¿Para qué? ¿Será que es eso lo que quiere la oposición? ¿Le vamos a hacer el juego al gobierno, a la oposición o a Venezuela? Lo que me dice la lógica es que no debemos apresurarnos en darle cumplimiento al deber ser. La FANB debe hacerlo en su debida oportunidad.

El presidente Maduro ha cancelado varias veces la ida a la Asamblea Nacional a hablar sobre el Esequibo. Eso genera incertidumbre.

— Yo sí sé lo que va a decir, pero esperemos que lo diga.

¿Por qué ha cancelado tantas veces entonces?
— Porque está pensado, analizando, discutiendo lo que se vaya a decir. Cuando el presidente anunció que iba a la Asamblea Nacional no se sabía la posición que asumió el presidente de Guyana. Eso altera el panorama, hay que analizar lo que dijo el presidente de Guyana para ver cómo vamos a responder. Hay factores intervinientes y dentro de ellos, hay factores determinantes, si el presidente de Guyana dicta una posición contra Venezuela de una forma grosera, arbitraria, ya Venezuela tendría que analizar y recoger los cabos. Cuando vas a actuar con un bebé, con un niñito, tienes que tener cuidado que no te agarre la Lopna. (Maduro) tiene que analizar una serie de factores que van a intervenir en la decisión que tome Venezuela. Te aseguro que la posición firme y directa del presidente de la República es que el Esequibo es nuestro y que se van a tomar acciones para recuperarlo.

“HAY QUE ENSEÑARLE A LOS GUYANESES QUE VENEZUELA NO QUIERE NI METRO CUADRADO DE SU TERRITORIO. DEL RÍO ESEQUIBO HACIA EL ESTE ES TERRITORIO SAGRADO DE LA REPÚBLICA COOPERATIVA DE GUYANA”

Tenemos que saber dividir lo que es Guyana. Ese es un gran error que hemos cometido. Cuando el presidente Chávez me manda a la Cancillería y el canciller Nicolás Maduro me recibe, me dice que me iban a ubicar en la Unidad Especial de Guyana y le dije que yo no quería nada con Guyana. Preguntó “¿Cómo?”. Él no sabía nada de Guyana, no sabía lo que era Guyana y lo que era el Esequibo, pero a partir de ese día, que duramos casi siete años por aquí, aprendió mucho. Es posible que Nicolás Maduro sepa más del Esequibo que el propio Chávez. Entonces aspiro y espero que tome las decisiones correctas sobre el Esequibo y las está tomando, por eso tiró ese decreto, solo para comenzar.

¿Cuál puede ser la solución de la disputa?
— Hay que acercarse, conocer el Esequibo, enamorar a su gente (integración) y luego penetrarlo y recuperarlo. Esas son las fases para el proceso de recuperación del Esequibo, están en mi libro.
¿Entonces la República Cooperativa de Guyana con qué se quedaría?

— Con lo de ella.

Se habla de que de las 10 regiones que “conforman” Guyana, 6 están en el Esequibo…

— ¿Quién le manda a estar poniéndole regiones a eso? Vamos a ponerle regiones al Esequibo. Eso es lo que yo aspiro.

¿Deberíamos entonces dar concesiones en esa área?
— Claro. Hacer lo que haga Guyana. Lo mínimo. No hagamos más porque es un país pequeño, pobre, pero no hagamos menos. ¿Por qué le vamos a tener miedo a Guyana si no le tememos a Estados Unidos? Eso es lo que está haciendo el presidente Nicolás. Si no le tenemos miedo a Obama, no podemos tenerle miedo a las boberías que está diciendo el presidente de Guayana, que va a hacer guerra. ¿Con qué y para qué? Nosotros no queremos guerra, queremos que Inglaterra nos devuelva lo que nos quitó. Hay que enseñarle a los guyaneses que Venezuela no quiere ni un metro cuadrado de su territorio. Venezuela quiere que Guyana se desarrolle, pero en su territorio, no en el nuestro. ¿Que el gobierno de Venezuela está obstruyendo el desarrollo económico de Guyana?. ¡No! Queremos que sea Suiza, pero con lo de ellos. No con lo de nosotros.

¿Dónde están los cultivos de arroz que nutren los acuerdos de PetroCaribe entre Guyana y Venezuela? ¿Hay parte de ellos en el Esequibo?

— Hay en los dos lados, la mayoría está en la parte guyanesa. Eso sería la negociación amistosa. ¿Qué fue lo que hiciste dentro de lo mío para yo compensarte? Vamos a compensarte con petróleo, gas, 10.000 casas, vamos a negociar pero el territorio tienen que devolverlo. Todo lo que haya hecho Guyana en función y en beneficio de los esequibanos hay que compensarlo y eso lo tenemos que negociar.

Para Torrealba, estudioso por 29 años sobre la reclamación del Esequibo, todo lo que haya hecho Guyana en función y en beneficio de los esequibanos hay que compensarlo, “eso lo tenemos que negociar”.

¿Qué posición juega Cuba?
— Ha habido varias etapas, Cuba estaba de acuerdo con Guyana en la década del 80 porque eran enemigos de los adecos y copeyanos. Pero ahora eso ha cambiado, están con Venezuela porque tienen mucha gente aquí. Antes estaban encompichados porque a la gente que venía de Angola, Fidel la mandaba para Guyana. Cuando tenía el rango de mayor, habían 3000 soldados cubanos. Guyana tiene apenas 4.000 hombres, en ese momento decían que tenían 7.000 soldados. Bueno, nosotros tenemos 200.000. Pero guerra es guerra, 3.000 guerrilleros molestan.

¿Brasil qué papel jugaría?
— Brasil tiene que estar obligatoriamente con nosotros por el tratado del 5 de mayo de 1859. La Capitanía General de Venezuela llegaba a Manaos, al Amazonas. Lo perdimos porque los bandeirantes portugueses penetraron esa zona y los españoles no lo hicieron, pero era en la época de los españoles, no en la época de la República. Brasil tiene que cumplir lo establecido en el tratado de delimitación del 5 de mayo de 1859, porque allí Venezuela le reconoció la cuenca del Amazonas. Si lo desconoce Manaos y Boa Vista serían de Venezuela.

¿Y el puente que construyó Brasil en el Esequibo para conectar el nordeste brasileño con Guyana sin el permiso de Venezuela?

— Ese puente lo construyó Brasil en un espacio de cerca de 10.000 kilómetros cuadrados que es de ellos, según ese mismo decreto.

“Lo que hicieron fue restar”
“El desconocimiento es lo que ha hecho que ‘La Razón’ haya publicado cuestiones erradas y en vez de informar, lo que han hecho es desinformar. Ejemplo de ello, lo tengo bien definido cuando el presidente del partido comunista, Jerónimo Carrera, dio una opinión allí y esa opinión la trasmitió ‘La Razón’ y la rebotaron en Guyana y después Guyana la rebotó nuevamente para acá y una periodista de ‘El Universal’ le dio dos páginas al embajador guyanés en Venezuela”.

¿Eso fue en qué año?
— Eso fue en el año 2013. Resulta que le dieron el derecho a réplica a un teniente y el teniente en el mismo diario “La Razón” le pidió juicio por traición a la patria al presidente del partido comunista de Venezuela. Ya murió el viejito. Posteriormente hubo otra opinión que trasmitió “La Razón”. Lo cierto es que ese semanario fue el instrumento de los opositores al gobierno y a Venezuela y todo aquel que en vez de sumar lo que hace es restar. Lo que hicieron fue crear una imagen de que el presidente Chávez había dicho que el Esequibo había que entregarlo. El que dijo eso fue el presidente del partido comunista. Volvieron un etcétera, un arroz con mango el problema del Esequibo y lo que hicieron fue, en vez de colaborar, en vez de arrimar las brasas a nuestras sardinas para que se asen, lo que hicieron fue echar la burra para el monte, como se dice en el campo.
- See more at:



2005 La Guayana Esequiba – Zona en Reclamación. Instituto Geográfico Simón Bolívar  Primera Edición

Nota del editor del blog:

Al referenciarse a la República Cooperativa de Guyana se deben de tener en cuenta los 159.500Km2, de territorios ubicados al oeste del río Esequibo conocidos con el nombre de Guayana Esequiba o Zona en Reclamación sujetos al Acuerdo de Ginebra del 17 de febrero de 1966.

Territorios estos sobre los cuales el Gobierno Venezolano en representación de la Nación venezolana se reservo sus derechos sobre los territorios de la Guayana Esequiba en su nota del 26 de mayo de 1966 al reconocerse al nuevo Estado de Guyana:

“...por lo tanto, Venezuela reconoce como territorio del nuevo Estado, el que se sitúa al este de la margen derecha del río Esequibo y reitera ante la comunidad internacional, que se reserva expresamente sus derechos de soberanía territorial sobre la zona que se encuentra en la margen izquierda del precitado río; en consecuencia, el territorio de la Guayana Esequiba sobre el cual Venezuela se reserva expresamente sus derechos soberanos, limita al Este con el nuevo Estado de Guyana, a través de la línea del río Esequibo, tomando éste desde su nacimiento hasta su desembocadura en el Océano Atlántico...”


LA GUAYANA ESEQUIBA

http://laguayanaesequiba.blogspot.com/2008/01/la-guayana-esequiba.html



Terminología sobre cómo referenciar la Zona en Reclamación-Guayana Esequiba.




Mapa que señala el Espacio de Soberanía Marítima Venezolana que se reserva, como Mar Territorial mediante el Decreto Presidencial No 1152 del 09 de Julio de 1968