martes, 7 de abril de 2015

Exhibirán el submarino británico que hundió al General Belgrano en la Guerra de Malvinas



Tomado de:

El diario inglés Sunday Express asegura que el HMS Conqueror se convertirá en el primer submarino británico de posguerra en poder ser visitado. Lea el artículo completo


El HMS Conqueror se convirtió en el primer submarino nuclear inglés en disparar con intención cuando logró acertarle dos veces al crucero Belgrano en mayo de 1982, causando 323 muertes.
El ataque, que conmocionó a la Argentina, fue un eje de polémica ya que se afirmó que el acorazado estaba, técnicamente, fuera de una zona de exclusión marítima británica. Sin embargo, en el 2011, documentos revelaron que tenía órdenes de entrar en esa zona el día que se hundió.

ADVERTISEMENT
Ahora, una nueva organización benéfica encabezada por el eurodiputado conservador David Campbell Bannerman ha revelado planes para preservar un "núcleo" de la Flota Memorial Malvinas.
El National Maritime Trust está haciendo una oferta para adquirir el destructor Type-42, barco gemelo del HMS Sheffield y del HMS Coventry, ambos perdidos en batalla. El objetivo es establecerlos como museo en los muelles de Falmouth, Cornwall.

Planes futuros apuntan a ver el HMS Bristol, último buque de la Marina Real aún en servicio que participó en la guerra de Malvinas, añadido a la Flota Memorial, como préstamo permanente del portaaviones HMS Hermes, que actualmente se encuentra en servicio con la Armada de la India.
Sin embargo, el HMS Conqueror, que se encuentra amarrado en Plymouth, se convertirá en el primer submarino de la posguerra británica en estar disponible para visitas públicas. La idea, aseguró National Maritime Trust, es crear una "experiencia teatral histórica"

"También hay propuestas para construir un Museo de la Guerra de Malvinas. El HMS Belfast, el crucero de la Marina Real más pesado de la Segunda Guerra Mundial, actualmente atrae a más de 300 mil visitantes al año a Londres, donde está amarrado".

En diálogo con el Sunday Express, Campbell Bannerman dijo que está motivado con empezar la caridad después de que el ministerio de Defensa vendiera el HMS Plymouth, una fragata que transportó arte como chatarra a Turquía en la campaña de Malvinas.

"Perder el HMS Plymouth fue un verdadero golpe. Aquí había un supuesto buque 'conservado' que funcionó como museo exitosamente 20 años que se perdió vergonzosamente", agregó.

"No hay barcos de guerra británicos que se hayan conservado desde la Segunda Guerra Mundial. No hay nada para conmemorar la Guerra Fría, la Guerra de Malvinas o la Guerra del Golfo", recordó.

"Parece que hay una grave falta de voluntad nacional y cultural en Gran Bretaña para conservar nuestro patrimonio naval del sigo XX. Cualquier buque con menos de 50 años de antigüedad ni siquiera puede ser considerado para la protección cultural", sentenció.

"En Estados Unidos hay una impresionante flota de barcos de guerra conservada. Portaaviones y grandes buques de guerra, más grandes que la totalidad de la Marina Real", comparó Bannerman.
"En lo particular es el momento en que celebramos la valentía y determinación de aquellos que arriesgaron su vida para liberar a los habitantes de las Islas Malvinas".

Y agregó: "En la Guerra de Malvinas, el HMS Conqueror hundió al Belgrano y mantuvo a los argentinos que invadían en puerto, incapaces de atacar nuestras fuerzas de liberación o de hundir alguno de nuestros barcos británicos".
HMS Conqueror Belgrano.jpg


"Debe ser preservada para asegurarse que las generaciones de británicos puedan aprender de nuestra orgullosa y victoriosa historia naval y así conmemorar la valentía de todos aquellos que sirvieron y murieron en el mar".

En la noche de ayer, el ex ministro de la Marina Sir Keith Speed, quien fue despedido por Margaret Thachter en 1981 luego de protestar por fuertes recortes a la Marina Real, afirmó: "Esta es una muy buena idea. Yo apoyo los esfuerzos del fideicomiso para preservar estas embarcaciones para la Nación".

"Pero también actúa como un importante recordatorio. El conflicto de las Malvinas es exactamente el tipo de escenario que puede surgir fuera de las áreas problemáticas esperadas como Rusia y el Medio Oriente", consideró.

Y concluyó: "Ahora estamos viendo que la Argentina está invirtiendo fuertemente en nuevos aviones de combate. Cuando yo era ministro de Marina me habían advertido que 44 era el número mínimo de fragatas y destructores que la Marina Real debía operar. Ahora estamos debajo de 19".

Por Marco Giannageli