viernes, 5 de diciembre de 2014

La embajadora Alicia Castro reivindicó la soberanía de las Malvinas ante unos 700 británicos


Tomado de:


30.11.2014
La embajadora argentina en el Reino Unido denunció la creciente militarización del Atlántico Sur y condenó la exploración ilegal de hidrocarburos en el área que puede colocar a la región "frente al riesgo de un desastre ambiental”.
La embajadora argentina en el Reino Unido, Alicia Castro, sostuvo que “es inconcebible que el Reino Unido, que negoció con la dictadura militar, hoy se niegue a dialogar con un gobierno democrático y popular", denunció la creciente militarización del Atlántico Sur y condenó la exploración ilegal de hidrocarburos en el área que puede colocar a la región "frente al riesgo de un desastre ambiental”.

En la sede del Trade Union Congress (TUC), la central sindical que reúne a los sindicatos más importante de ese país con 6,2 millones de afiliados, Castro manifestó su esperanza de que “como latinoamericanos” se pueda “demostrar que otro mundo es posible y que hay, después de todo, alternativas económicas y sociales en el siglo XXI”, al participar en Londres de un encuentro en el que participaron unos 700 británicos.

Para la embajadora, “incumpliendo el derecho internacional e ignorando las Resoluciones de las Naciones Unidas, el Reino Unido se coloca en una posición de creciente aislamiento respecto al conjunto de la comunidad internacional que reclama diálogo”.
“El Reino Unido se coloca en una posición de creciente aislamiento respecto al conjunto de la comunidad internacional que reclama diálogo”
Castro encabezó un panel sobre la Cuestión Malvinas junto al periodista e historiador Richard Gott, coordinador del Grupo Pro Diálogo en el Reino Unido y participó como oradora de cierre junto a los parlamentarios británicos Jeremy Corbyn y George Galloway con un discurso en el que agradeció a diferentes sectores de la sociedad británica su apoyo a la Argentina en la Cuestión Malvinas y contra los fondos buitre. 

“Aprovechamos esta oportunidad para agradecer la solidaridad de todos nuestros amigos británicos, parlamentarios, sindicatos y organizaciones que acompañan nuestro llamado al diálogo por una resolución pacífica y definitiva a la controversia de soberanía de las Islas Malvinas”, destacó.

En este contexto, la embajadora recordó las palabras de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner sobre la situación de las Islas, al resaltar que “ésta no es una causa nacional, es una causa regional, una causa global”.

Castro denunció la creciente militarización del Atlántico Sur precisando datos y detalles del equipamiento de la base militar en Malvinas y condenó la exploración ilegal de hidrocarburos en el área.

“La explotación de hidrocarburos en las Islas sin una infraestructura de apoyo en el continente, colocaría a la región frente al riesgo de un desastre ambiental”, detalló.

La embajadora también agradeció el significativo apoyo recibido por parte de la sociedad británica contra los fondos buitre al sostener que “quiero reconocer a los legisladores británicos que aprobaron dos mociones en el Parlamento en apoyo a Argentina contra los fondos buitre”.

“Más ampliamente, agradecemos a todos los amigos de nuestro país, en particular a los dirigentes sindicales, ONG, economistas y académicos que repudian el accionar de estos fondos especulativos que quieren llevar a la Argentina a la quiebra con la ayuda de los tribunales de los Estados Unidos,” indicó.

Por último, Castro sostuvo que “el dilema del presente es establecer quién gobierna el sistema financiero internacional: si un pequeño grupo de usureros, o los Estados soberanos".