sábado, 31 de mayo de 2014

La región moldava de Transnistria se perfila como la próxima anexión de Rusia

http://noticias.lainformacion.com/mundo/la-region-moldava-de-transnistria-se-perfila-como-la-proxima-anexion-de-rusia_36apOQiST5V31cxSqzRMP6/

Ubicación de Transnistria respecto a Moldavia, Ucrania y la península de Crimea  -Foto: Fernando Bel


Tomado de:

Lunes, 24/03/14 - 19:29
[ ]
La república autoproclamada en 1992 no ha sido reconocida ni siquiera por Moscú, que a pesar de ello la apoya con fondos.

En el país se encuentra un pequeño contingente de tropas rusas de la fuerza de pacificación creada tras la guerra.



La operación de anexión de Crimea por la Federación Rusa, llevada a cabo mediante el empleo de tropas sin distintivos, y con un pulso diplomático saldado con pocas heridas para Moscú, hace temer que el proceso de expansión no se haya detenido en la hasta hace poco península del sur de Ucrania.

Cuando parecía imposible el nacimiento de una nueva Guerra Fría, de bloques enfrentados con posturas inamovibles, el conflicto de Crimea ha llevado a contemplar nuevos escenarios de expansión del territorio ruso, cuya primera presa a la vista sería la región moldava de Transnistria.

Considerada la última república soviética del mundo, este estado autoproclamado en 1992, y cuyo nulo reconocimiento internacional lo hacía hasta ahora fallido (no lo reconoce ni Moscú), puede ser un nuevo foco de tensión internacional si se cumplen las amenazas vertidas hace unos días por  el viceprimer ministro ruso, Dimitri Rogozin.

En declaraciones a la agencia Interfax, Rogozin destacó que el presidente de la República Moldava de Pridnestrovie (Transnistria) "estuvo en Moscú la semana pasada" y adelantó que el Gobierno ruso discutirá sobre la situación de este territorio oficialmente parte de Moldavia, ante lo que llamó, política de aislamiento desplegada contra esta región por Kiev.

Según el viceprimer ministro, "la frontera entre Ucrania y Transnistria ha sido cerrada para hombres con ciudadanía rusa y de entre 18 y 65 años". En opinión de Rogozin, el aislamiento de Transnistria, donde viven 200.000 ciudadanos rusos y 70.000 ucranianos, es inaceptable. 

Bandera de Transnistria
Este lunes, desde las autoridades rusas han querido despejar la atención internacional sobre la república rebelde, ante las advertencias lanzadas en las últimas horas por la OTAN acerca de la amplia presencia de tropas rusas en la zona próxima a Transnistria.

"La amenaza de un conflicto militar en Transnistria no existe ahora", declaró Oleg Belyakov, copresidente del órgano rector de la operación de pacificación presente en Transnistria desde 1992, año del alto el fuego entre Moldavia y la región rebelde.

"Hoy en día no hay ninguna razón para pensar que pueden existir circunstancias que llevarían a un conflicto militar y hay que hacer hincapié en que no hay preparativos para llevar a cabo una acción militar", aseguró Belyakov, en declaraciones recogidas por la agencia RIA Novosti.

Este 2014 se cumplen 22 años del inicio de la operación de mantenimiento de la paz en la república separatista, cuyo inicio supuso el final de la llamada guerra de Transnistria.

Dentro de la llamada Fuerza de Paz conjunta en la zona se encuentran 402 soldados rusos, 492 soldados de  Transnistria, 355 soldados moldavos y diez observadores militares de Ucrania. Las tropas que conforman esa fuerzas de paz se encuentran ubicadas en 15 cuarteles y estaciones base emplazadas en un pasillo de seguridad que se extiende en una franja de 12 a 24 km de ancho, a lo largo de 225 kilómetros siguendo la línea del río Dniester.

Dolor de cabeza moldavo
A pesar de las llamadas a la tranquilidad de diversos portavoces rusos, el temor a una nueva anexión por parte de la Federación Rusa se mantiene debido a factores obvios como las estrechas relaciones del Gobierno de Tiráspol y el Kremlin, la inestabilidad creada en la zona por la anexión de Crimea, y la debilidad mostrada en la crisis por Kiev.

Moldavia ha pedido desde hace años la retirada de las llamadas fuerzas de paz rusas de Transnistria, pero el Ejecutivo de Chisinau no ha conseguido nada en ese sentido, ya que cualquier modificación del actual estatus es una decisión que debe ser tomada por todas las partes que firmaron el acuerdo sobre la operación de mantenimiento de la paz.

Los intereses rusos en Transnistria son bastante relevantes en este momento, y mayor es la dependencia de la República Moldava de Pridnestrovie (PMR) respecto a Moscú.

Un factor decisivo para el funcionamiento de la economía de Transnistria, es hoy día su estrecha implicación en las relaciones financieras, industriales, comerciales y económicas de la Federación Rusa. 

Sostenidos con rublos
La Federación Rusa apoya de varias maneras a la república rebelde: ayuda a los empresarios locales en la obtención de préstamos para el desarrollo de pequeñas empresa, facilita contratos en el sector militar-industrial, y aporta fondos para el mantenimiento de la produción agrícola y ganadera.

Maya Parnas, viceprimera ministra de Desarrollo Económico de Transnistria, informó que la República recibió en 2013 fondos rusos para el desarrollo de la agricultura en áreas prioritarias: cultivos, ganado y procesamiento de productos agrícolas. Transnistria también recibe gas ruso a bajo precio.

La conclusión que se deduce de todas estas ayudas es que el presupuesto anual de Transnistria depende, en gran medida, de las subvenciones que recibe de Rusia. 

Por ejemplo, en el ejercicio 2012, los subsidios directos a Rusia en el presupuesto de Transnistria han ascendido a 800 millones de dólares. El promedio asciende a casi 1.100 euros por persona o 4.350 euros por familia. En 2013, el gobierno ruso ha transferido al presupuesto de la República Moldava de Pridnestrovie más de 145 millones de euros.

Gracias a las donaciones de Rusia, los habitantes de Transnistria tienen ventajas significativas respecto al resto de Moldavia, y sus salarios son casi el doble más elevados que el promedio de Moldavia. 

Desde el año 2006, cuando la celebración del referéndum de independencia de Transnistria derivó en bloqueo económico, Rusia decidió hacerse cargo del pago a los pensionistas de Transnistria. 
Hijos de la hoz y el martillo