domingo, 11 de mayo de 2014

Apoyo en Chile a la demanda boliviana en La Haya


http://www.la-razon.com/suplementos/animal_politico/Apoyo-Chile-demanda-boliviana_0_2049395098.html

Tomado de

Una parte de los dirigentes sociales de Chile brinda un apoyo irrestricto a la demanda marítima boliviana ante La Haya, en tanto que el Estado chileno y su clase política nunca ofrecerán las condiciones necesarias para discutir seriamente el tema.


La Razón (Edición Impresa) / Claudio Gutiérrez
00:03 / 11 de mayo de 2014

La dirigencia social chilena ha sido capaz de visibilizar temas como la educación, y esto ha permitido marcar la agenda política nacional; es de suma relevancia dar cuenta de cuáles son los sentidos que esta misma dirigencia social tiene respecto de la demanda marítima  boliviana y también de sus conceptos asociados a ella, como son soberanía, integración, movimiento social.

Nos moviliza la idea de poder develar otro discurso respecto de la problemática marítima boliviana que pudiese ser representativo de estos nuevos momentos en que la sociedad chilena se encuentra.

¿Existe realmente otro discurso? ¿Desde dónde se construye? ¿Qué papel juega la dirigencia social en estos temas? Es la idea que la sociedad chilena sufre actualmente de una crisis de representación ciudadana que se traduce en la emergencia de estos movimientos heterogéneos en pro de cambios estructurales y en pro de la fundación de una nueva forma de hacer política y de gobernar a la sociedad. Temas que también nos hablan de repensar nuestra sociedad y las relaciones que forjamos con nuestros países vecinos y hermanos. Estas son las preguntas que fueron tensionando nuestras reflexiones y que buscaron ser respondidas en una reciente investigación.

Ayudar a generar conciencia al respecto de la demanda marítima boliviana, es pensar que otro Chile es posible, es parte de seguir en la búsqueda de la transformación social, pero no solo de una transformación de las condiciones de vida de un pueblo, sino de todo tipo de relaciones, inclusive las que mantenemos con Bolivia y del conflicto que nos tiene dándoles la espalda. Pensamos que es hora de relacionarnos frente a frente.

Nos propusimos diversas líneas de investigación en este trabajo, a saber, nos interesaba conocer aquellas narrativas referidas al conflicto marítimo que mantiene en pugna a nuestros países y que no tienen un espacio dentro de los medios de comunicación; estas narrativas no forman parte de la opinión pública y sin embargo representan a un no despreciable grupo dentro de nuestra sociedad. En este sentido, el objetivo central que moviliza la investigación es conocer las percepciones de la dirigencia social chilena que entrevistamos, que nos parecen representativas, frente al tema de la demanda marítima boliviana y los temas asociados a ésta, como son la integración, la soberanía, que también cobran especial relevancia.

Al identificar las significaciones de la dirigencia entrevistada frente a la demanda ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) interpuesta por Bolivia, pudimos descubrir dos posturas; la primera, brinda un apoyo irrestricto a la demanda y plantea que es correcto el proceder de Bolivia en tanto que el Estado chileno y su clase política nunca ofrecerán las condiciones necesarias para discutir seriamente el tema, por lo tanto, se entiende la demanda como el último recurso al que podía optar el país vecino debido a la falta de voluntad política de los gobiernos chilenos.

La segunda postura comprende la demanda de un modo distinto aunque no por esto deja de estar de acuerdo con ella, pues plantea que es lamentable que Bolivia haya tenido que recurrir a una corte internacional para solucionar el conflicto marítimo y que no haya sido Chile el que ofreciera las garantías necesarias para poder buscar conjuntamente una salida que logre restituir el mar a Bolivia, es decir, existe una valoración negativa de la demanda boliviana pero a causa de la imposibilidad de negociar directamente una solución.Podemos resumir que la dirigencia social entrevistada manifiesta en su totalidad estar a favor con una salida soberana al mar para Bolivia, sin embargo, un sector la valora negativamente, mientras que el otro cree que es una buena forma de obligar a Chile a negociar. También los dirigentes señalan que es de vital importancia resolver prontamente el conflicto que mantiene enemistados a ambos países.

Otro objetivo que planteó la investigación fue indagar las concepciones de soberanía que existe en el ámbito dirigencial. Al respecto es necesario señalar que para los dirigentes sociales el tema de la soberanía no se presenta como un elemento trascendental cuando son consultados con relación a la posibilidad de restituir una salida marítima a Bolivia, es decir, cuando se manifiestan sobre este tema, siempre están pensando que ésta sea soberana. Es preciso dejar en claro que las concepciones de soberanía no son muy elaboradas y provienen más bien del sentido común; en general se valora negativamente la soberanía porque se la relaciona con los intereses de las altas esferas de poder (élite económica y política) y no con el bienestar de los pueblos. Bajo esta óptica se advierte que la soberanía no significaría un impedimento para restituir el mar a Bolivia.

Un tercer objetivo que nos propusimos es conocer las opiniones acerca de la integración bilateral. Respecto a esto, podemos indicar que la integración se torna fundamental en la narrativa de los dirigentes, pues representa el primer gesto para avanzar hacia un estadio de verdadera unidad, solidaridad y buena vecindad. Con relación a lo anterior, se identifican dos niveles sobre los cuales la integración debiera operar: en primer lugar, como un medio que va a facilitar las relaciones entre los países de América Latina y a su vez, como posible salida al conflicto marítimo; en todo caso y para cualquier efecto, es el movimiento social, en opinión de esta esfera dirigencial, el que está llamado a impulsar este trabajo de integración. En este sentido aunque no con el mismo nombre, de lo que están hablando los dirigentes chilenos cuando hacen alusión a la integración, es sobre diplomacia de los pueblos, cómo poder mirarse de frente entre pueblos y ser capaces de reconocerse en el otro, pero otro no inferior, no distinto, sino en otro igual, otro hermano.

Es por lo anterior, que la integración aparece como una oportunidad para frenar el historial de negociaciones truncadas en lo referente a la restitución del mar para el pueblo boliviano pero ahora desde la ciudadanía y no desde las fallidas relaciones entre Estados.

La dirigencia chilena reconoce que existe una tendencia a mirar a Bolivia desde una supuesta superioridad que no es tal, pero que opera como real. Por lo mismo, la vía de la integración o diplomacia de los pueblos debe instalarse primero en el colectivo a través de un proceso de concientización y es aquí donde cobra especial relevancia el papel del movimiento social.

Nuestra investigación revela que existe convicción en estos dirigentes de que esta demanda tendría gran acogida dentro del pueblo chileno, pero que si actualmente no se conocen estas posturas es sobre todo por el rol que han desempeñado y siguen desempeñando los medios de comunicación en la misión que tienen por defender y resguardar los intereses de la clase dominante. Se debe sumar a esta dificultad que en Chile no existe un movimiento social amplio y articulado que pueda tensionar al mundo político de tal manera que éste se vea en la obligación de otorgar una salida marítima soberana a Bolivia; no obstante, existe consenso en que se puede, por lo menos, avanzar en la integración de ambos pueblos, y a pesar de que no existe como propuesta concreta dentro del ámbito dirigencial chileno, sí emerge la necesidad transversal de propiciar que esto suceda. La dirigencia plantea la necesidad de establecer agentes sociales tanto en Chile como en Bolivia que puedan materializar este proceso de concientización, para avanzar prontamente hacia el estado de mayor integración. Estos gestores de integración o cancilleres del pueblo tendrían la misión de acercar a ambos pueblos.

Esta idea cobra especial relevancia pues escapa del tratamiento institucional que siempre se le ha dado a esta problemática. Para la dirigencia social entrevistada no todo está dicho en lo referente a la demanda de Bolivia, lo cual se contrapone a la postura del Estado, que hace pocas semanas cerró definitivamente las puertas a una salida marítima para Bolivia

Tema Relacionado
CHILE: Candidato boliviano del opositor Frente Amplio: "Los bolivianos se dan cuenta de que Morales no ha llevado la mejor negociación con Chile"