viernes, 4 de abril de 2014

MALVINAS: Londres envía regimiento con misiles




Tomado de:

lunes, 31 de marzo de 2014
El ministerio de Defensa inglés ordenó la preparación de tropas del 16º Regimiento de Artillería para su próximo despliegue a las Malvinas. Antes del desplazamiento al archipiélago, en una fecha no precisada, los efectivos se adiestraron en operaciones de combate real con lanzamiento de misiles Rapier.Por Edgardo Aguilera -VIDEO-

La actividad se publicó el 28 de marzo pasado en el sitio oficial del ministerio de Defensa que conduce Phillip Hammond. El portal del Ejército británico también difundió un video que muestra los preparativos, el disparo del misil y su eficacia contra un drone (pequeña aeronave a control remoto) que simula el ataque de un avión caza enemigo.

Los soldados del 16º Regimiento de Artillería Real pasaron tres semanas evaluando las capacidades y el alcance de los misiles en Benbecula y South Uist en las islas Hébridas Exteriores, ubicadas en la costa occidental de Escocia.

El ejercicio de tiro denominado Invicta Shot consistió de varios lanzamientos de la última versión del misil antiaéreo Rapier mejorado por el contratista Qinetiq. Todo ocurre en coincidencia con las tratativas que salieron a la luz pública sobre la intención del gobierno nacional de renovar los vetustos Mirage de la Fuerza Aérea Argentina y la ejecución de la Operación Pampa Azul, dé control efectivo del Atlántico sur. ¿Cómo no vincular ese minué de iniciativas mediáticas de uno y otro lado con la disputa de soberanía por el archipiélago?

En el video que muestra el lanzamiento efectivo del Rapier, el mayor Chris Lane del Ejército británico, confirma que la práctica se hizo en las islas Hébridas “porque es un ambiente muy parecido a las Falkland (Malvinas), y agrega “somos muy afortunados en ser desplegados allí”. En la actualidad la fuerza militar británica apostada en las islas tienen entre 4 y 5 montajes de sistemas Rapier distribuidos en el territorio insular.
  
Los expertos y analistas saben que el misil Rapier es un arma antiaérea táctica de corto alcance (no más de 8 kilómetros a Mach 2) y que si se usa es porque la aeronave incursora ya atravesó todas las defensas. No sería el caso de cualquiera de los ofrecimientos que evalúa la cartera de Defensa a cargo de Agustín Rossi. Ni los Kfir block 60 ofrecidos por Israel como los Mirage 2000 o los F1-M de la opción francesa podrían ser por sí solos una amenaza creíble para el paraguas de protección que los británicos pusieron en la Islas con los 4/5 cazas polivalentes Eurofighter Typhoon.
  
Aunque los indicios –la visita reciente a Israel de una delegación de Defensa integrada por el secretario de Tecnología y Producción, Santiago Rodríguez, la directora de Logística Lucía Kersul y los brigadieres Alejandro Moresi, director de Presupuesto y Exequiel Gil, subdirector de Material- orientan la preferencia por las máquinas israelíes, no está dada la última palabra. El oferente Israel Aircraft Industries (IAI) da garantías de su independencia de presiones externas que podrían bloquear la logística y el armamento, léase Gran Bretaña, pero resta conocer si hay o no financiamiento blando. El producto francés seguiría en carrera a no ser por el temblor que produjo Cristina Kirchner durante la visita a su par galo Francois Hollande. Objetó en París el doble estándar de Gran Bretaña al rechazar el referéndum propuesto por Rusia para anexar Crimea y su aval a la consulta que el año pasado hicieron los kelpers para seguir como territorio de ultramar de Londres. La necesidad de sumar argumentos por la soberanía en las islas Malvinas repercutió en la carpeta francesa de los Mirage.

Francia y Gran Bretaña firmaron en 2010 un acuerdo de cooperación en defensa sin precedentes: la creación de una fuerza militar conjunta y la realización de sus pruebas nucleares en un mismo laboratorio francés. Esa política; profundizada este año entre Cameron y Hollande que acordaron desarrollar aviones no tripulados y tecnología misilística de última generación; no da margen a los galos para equipar a los aviadores criollos.