sábado, 25 de enero de 2014

El Gobierno negocia comprar 18 aviones de combate a Israel


http://www.clarin.com/politica/Gobierno-negocia-comprar-combate-Israel_0_1071492873.html

Tomado de:

Son los Kfir. Londres teme que se usen para disuadir a las petroleras que operan en Malvinas. Y pidió detalles.



El avión de combate israelí Kfir Block 60
El avión de combate israelí Kfir Block 60

23/01/14
Caída la negociación con Madrid para la compra de una flota de Mirage españoles, el Gobierno negocia con Israel la adquisición de 18 aviones de combate multipropósito Kfir Block 60. La operación, trascendió, inquieta enormemente a los británicos por sus posibles usos para vigilancia y disuasión en el Atlántico Sur, en torno a las Malvinas y las otras islas en disputa. Israel fue aliado militar importante de Argentina durante el conflicto malvinense. Influyentes sitios militares dan hasta detalles de las conversaciones que lleva adelante Defensa con la empresa Industria Aeroespacial de Israel (IAI), fabricante de los Kfir. En Defensa no confirmaron pero tampoco desmintieron la información ante una consulta ayer de Clarín. El asunto además tiene otra lectura. Porque el acuerdo de Argentina con Irán sobre la causa AMIA había generado molestias en Israel, que se opone al mismo.

Los contactos empezaron en medio de esas mismas diferencias. Por ejemplo, el sitio Defensa.com, indica que las negociaciones empezaron en setiembre, y que la IAI ofreció que cuando se firme un acuerdo las aeronaves empiecen a entregarse un año después.

“Aunque se trata de aviones con más de 40 años, se ofrecerían actualizados, con el motor estadounidense J-79 de General Electric totalmente revisado, el radar de barrido electrónico EL/M-2032 de Elta Systems, filial de la IAI”, indica el sitio, para luego remarcar que los sistemas electrónicos y el armamento están totalmente actualizados. En la actualidad operan los Kfir (cachorro de león, en hebreo), las fuerzas aéreas de Colombia, Ecuador y Sri Lanka.

Según trascendidos, la oferta de los israelíes implica un desembolso mayor al de los Mirage.
Unos US$ 500 millones por los Kfir contra US$ 217 millones, lo que se justificaría por el equipamiento de los aviones israelíes. Se indicó que si se firma el acuerdo, llegarían 6 KFIR con “células repasadas a 0 horas” y con “la última tecnología y listos para volar”, mientras que el resto se ensamblaría aquí, “con línea de montaje y técnicos israelíes”.

Al mismo tiempo, el periodista brasileño Roberto Lopes, especializado en asuntos militares, reveló que las negociaciones entre Argentina e Israel han causado indignación en el gobierno de David Cameron, y que representantes diplomáticos y del ministerio de Defensa británicos pidieron a sus contrapartes israelíes “una descripción pormenorizada de los sistemas electrónicos y de motorización” de los 18 Kfir. Señaló Lopes que en Londres impera el temor de que las aeronaves sean empleadas para localizar e intimidar a las embarcaciones de las compañías petrolíferas, de Inglaterra y EE.UU. que exploran desde 2010 en aguas de Malvinas. En las islas esperan extraer crudo a partir de 2017. Pero Argentina endureció los controles y amenazó a las empresas que operen allí. “El asunto viene siendo monitoreado desde fines de 2013 por Itamaraty y por el Ministerio de Defensa en Brasilia”, señaló Lopez.

Desde el año pasado el Gobierno argentino intenta algún reaprovisionamiento para la Fuerza Aérea, que en la última década no ha hecho sino contraer más aún su menguada flota. En ese tren, no son pocos los funcionarios que promueven la idea de montar un esquema de disuasión militar a los británicos en el Atlántico Sur