domingo, 27 de octubre de 2013

Esto pasó en nuestra región: Los ingleses se comprometen a no instalarse en las Malvinas


http://www.eldiariodelfindelmundo.com/noticias/leer/51281/esto-paso-en-nuestra-region-los-ingleses-se-comprometen-a-no-instalarse-en-las-malvinas.html


Tomado de:

Por Bernardo Veksler
EL 25 DE OCTUBRE DE 1790

Este día, España y el Reino Unido firman la primera de las tres Convenciones de Nutka o de San Lorenzo (también llamada de Nootka Sound), que puso fin a un inminente conflicto colonialista entre esas potencias y que tendría importantes efectos positivos sobre los títulos legales españoles en las islas Malvinas.

En el artículo noveno del tratado se estableció que “quedaba acordado respecto de las costas orientales y occidentales de Sur América y de las islas adyacentes, que los respectivos súbditos no formaran en el futuro ningún establecimiento en las partes de la costa situada al sur de las partes de la misma costa y de las islas adyacentes ya ocupadas por España; queda entendido que los mencionados súbditos respectivos retendrán la libertad de desembarcar en las costas e islas que allí se encuentren con propósitos vinculados a sus pesquerías y erección de refugios y otras estructuras temporarias que sirvan a esos objetivos”.

Este acuerdo estuvo originado en el enfrentamiento armado que se registró cuando una escuadra española desalojó Puerto Egmond, sitio donde los ingleses habían establecido una factoría.

Hasta ese momento, los británicos reconocían (sin nombrarla) la soberanía española sobre las islas Malvinas, tierras en las que España se hallaba oficialmente establecida desde 1767.

En otro tratado posterior, de octubre de 1795, adicionalmente Inglaterra renunció a establecer nuevas colonias en la región, luego de que España declarara la guerra al Reino Unido. Quedando ratificado nuevamente por el artículo 1º del Tratado de Amistad y Alianza entre Gran Bretaña y España de julio de 1814. Además, fue refrendado por intermedio de una minuta de julio de 1811, y por un informe de febrero de 1928, siendo ambos documentos oficiales emanados del Foreign Office.
En vista de los antecedentes mencionados, se afirmó que, a partir del momento en que los ingleses abandonaron Puerto Egmont, España ejerció soberanía plena en las Malvinas y mares adyacentes, con total aceptación de la corona británica. Según la posición del Foreign Office en 1920, los títulos ingleses anteriores a 1774 habían perdido su validez en 1790. Los intentos posteriores del Reino Unido para legitimar la invasión de 1833, debieron buscar sustento legal en otros argumentos.