lunes, 21 de octubre de 2013

EL ATLÁNTICO VENEZOLANO

       
Mapa Oficial de la República Bolivariana de Venezuela con la Zona en Reclamación - La Guayana Esequiba
                         
GD. Oswaldo Sujú  Raffo.   
                                            
Pdte. del  IDEFV

 (idefvsoberania@gmail.com)

Caracas 19-10-2013
Lo sucedido en los últimos días, por la arrogancia, ignorancia, ingratitud y felonía del gobierno de Guyana, al propiciar un acto de piratería moderna ó espionaje industrial, motivando de manera ilegal a una empresa extranjera, realizar estudios sísmicos exploratorios en la plataforma submarina del Delta del Orinoco; me obliga a ratificar a tirios y troyanos  (en especial al CARICOM) los límites  del ATLANTICO VENEZOLANO: Al Oeste la línea de delimitación acordada con Trinidad y Tobago en 1990; al Sur toda la costa venezolana hasta la desembocadura de nuestro río Esequibo; al Este la línea paralela al límite Oeste, desde la isla de Wakemam en la mitad del delta del río Esequibo y al Norte, el límite de las 200 millas náuticas de nuestra Zona Económica Exclusiva.


Venezuela no puede ni debe seguir tolerando estos actos agresivos e inamistosos de Guyana ni de ningún otro integrante del CARICOM, suficiente paciencia ó indiferencia ó aquiescencia hemos tenido, en pro  de una política internacional populista mal interpretada y también malagradecida, que fue considerada como debilidad del Estado venezolano. Puedo citar algunos casos de agresión física y política contra Venezuela: Recuerden el asesinato de humildes pescadores margariteños del Pesquero MMV  “Amigo FAE”, sucedido en aguas interiores de nuestro archipiélago  Los Testigos, por patrulleros de guerra de Trinidad y Tobago.

El secuestro del barco pesquero venezolano “Unión”, en la isla Granadina, sin haber cometido delito y muchos otros casos de piratería marítima. Como colofón, el desconocimiento de  esa comunidad económica (CARICOM) de nuestra soberanía histórica y jurídica de la Isla de Aves. No se debe seguir  “regalando” nuestro petróleo a quienes son ingratos y taimados  vecinos.

Guyana debe entender que el Tratado de Ginebra de 1966 no los autoriza para explotar a diestra y siniestra, los recursos del territorio Esequibo, ni otorgar ilícitas concesiones en el Atlántico Venezolano, pues así como ellos usufructúan nuestros recursos, Venezuela también puede hacer lo mismo, puesto que la contención venezolana se basa en lo irrito y nulo del Laudo de París de 1899 y por lo tanto, hasta que no se resuelva la controversia territorial, Guyana no debe seguir agrediendo a un país que le ha tendido la mano siempre.

De esta manera si Guyana quiere otorgar concesiones de exploración petrolera, que lo haga en su mar territorial, aquel  situado al este del río Esequibo  hasta los límites con Surinam y deje de buscar futuros problemas que “ponga en peligro la paz de la región “, usando a corsarios modernos del petróleo. En esta oportunidad, el barco espía detenido por la Armada venezolana, solo pagará multa por violar aguas nacionales, pero que recuerden quienes patrocinan  estos hechos ilícitos, que  de acuerdo a  leyes internacionales, los barcos espías pueden ser requisados y hasta embargados, en el caso de aplicar multas esta debe ser por el valor total del barco espía.

 Ya es hora de que los venezolanos no sigamos siendo vistos en el exterior como unos “p. n. pen.  guayabitas”, como dicen en mi natal Carúpano. A los venezolanos nos han dominados más por el engaño y por la malicia, que por la fuerza… testigo de ello es nuestra actual extensión territorial de 918.900 kms2 de una legítima extensión secular, histórica y jurídica de 2.240.000 kms2.

¿Seguiremos encogiéndonos como la piel de zapa? Defendamos lo que es nuestro, lo de esta Venezuela tuya, mía y nuestra. Fuera los traidores, vividores y chulos.
La Patria es primero.