martes, 16 de marzo de 2010

Chávez sacrificó la zona en reclamación por su prestigio internacional



Tomado de:
http://www.noticierodigital.com/forum/viewtopic.php?t=631056&postdays=0&postorder=asc&start=45
Publicado: Lun Mar 15, 2010 10:00 pm
Título del mensaje:
El problema fronterizo con la Guyana Esequiba lleva casi 110 años, durante los cuales absolutamente todos los gobiernos, democráticos y dictatoriales que ha tenido Venezuela le han dado un tratamiento jurídico y diplomático al tema.


En entrevista con el internacionalista y experto Julio César Pineda, explicó que el actual Gobierno del presidente Hugo Chávez, ha cambiado la táctica en cuanto a la llamada zona en reclamación se refiere, tanto así que ya no hay un equipo en la Cancillería que se dedique al estudio del caso.


El problema básico en todo el conflicto fronterizo, a juicio de Pineda, es que al presidente Chávez 'no le interesa tanto lo jurídico y lo diplomático, si no lo político', lo que trae como consecuencia sacrificar esta demanda, donde el único que se beneficia es el jefe de Estado, de esta manera él estaría salvando la expectativa de su proyecto revolucionario latinoamericano.


Es importante destacar que 'durante los años de Gobierno del presidente Chávez, se le ha dado a entender a Guyana que puede proceder sobre un territorio en reclamación como si tuviese la soberanía, y eso hace que Venezuela pierda el derecho internacional de posibles arreglos futuros de negociaciones, es decir, para que el presidente Chávez pueda estar bien con países africanos, por ejemplo, que a la vez respaldan a Guyana podría sacrificar el reclamo venezolano sobre el Esequibo en función de su prestigio internacional y de su proyecto revolucionario', explicó el experto.


Pineda continuó y argumentó que Guyana hábilmente ha entendido este planteamiento, en el sentido, que le ha tendido la mano al Gobierno venezolano sin volver a la argumentación jurídica y diplomática de especialistas que han manejado el tema, y a Guyana le conviene porque es la tercera parte del territorio, y una negociación llevaría a, si no entregar todo, sí entregar una parte.


Con los anteriores gobiernos, siempre se mantenía una negociación, o por lo menos, un equipo en la Cancillería, que se dedicaba a estudiar el tema, sin embargo, con el presidente Chávez, Guyana ha encontrado un 'status quo' donde políticamente siendo condescendiente con el Gobierno de Venezuela, también no tienen ningún reclamo directo.


“Hoy en día es mucho más grave, primero porque los altos precios del petróleo hacen que se hagan investigaciones y proyecciones, y todo indica en primer lugar, que en Guyana y en la zona en reclamación pueden haber grandes yacimientos petroleros, el segundo argumento es el tema de la madera, es una zona que por la abundancia petrolera, el recurso maderero nuestro y por las grandes extensiones de territorio no era prioritario considerarlo”, consideró el internacionalista.



En estos momentos, continúo Pineda, vuelve a tomar valor el terreno de Guyana, por el tema de los biocombustibles y la madera, porque está acabándose, también por el problema del agua, que dentro de algunos años, va a ser un drama.


Es inoportuno para un venezolano en estos momentos visualizar lo que la política exterior del presidente Chávez, con el tema de Guyana viene desarrollando y “preferiríamos más la vía clásica y tradicional de los gobiernos anteriores, al margen de que puede ser la época de Pérez Jiménez, o en la democracia de adecos y copeyanos, porque había mucho interés en lo jurídico, eso nos iba a llevar siempre a una reclamación permanente y a una conquista de algunas ventajas que Guyana nos pudiera dar, aun cuando nunca estaba planteado el recobro de los 150 mil kilómetros si había posibilidad de otro tipo de intercambio como ha ocurrido en otros países”.


MUY DIFÍCIL RECUPERARLO
Pineda explicó que debido al tratamiento que el presidente Chávez le ha dado a la política con Guyana, es muy difícil recuperar la zona en reclamación, tal vez un gobierno posterior al gobierno del presidente Chávez trate de volver a la vía jurídica y diplomática y olvide la solidaridad política, que en este caso favorece a Guyana y perjudica a Venezuela, aun cuando al proyecto del Gobierno de Caracas sí lo beneficia, porque su líder, aparece como un hombre del tercer mundo defensor de los derechos territoriales contra las potencias mundiales.


Este tratamiento que se la ha dado al tema de Guyana es muy peligroso, acotó Pineda, porque en el derecho internacional, porque muchas veces el presidente Chávez, ha dicho que Guyana puede tener sus propias contrataciones, y hay un silencio administrativo de parte de Venezuela, lo que traería como consecuencia el día de mañana, con una nueva negociación jurídica, que sea alegado por ese territorio o gobierno como renuncia de pleitos, por no continuar con la reclamación y es lo que se conoce como un derecho adquirido, que ellos no van a ceder, además que ya el gobierno de Guyana siente una plena soberanía sobre el territorio.