viernes, 1 de noviembre de 2013

La embajadora Castro reivindicó el "llamado pacífico" al diálogo por Malvinas




La Embajadora Castro 


La embajadora en el Reino Unido, Alicia Castro, defendió el "llamado pacífico" del gobierno de Cristina Kirchner al diálogo por islas Malvinas y señaló que la reivindicación de la soberanía del archipiélago está "consagrada en la Constitución nacional", en una carta que publicó el diario británico The Times.

"Nuestra presidenta (Cristina Kirchner), quien rechaza a la junta militar que impulsó el conflicto armado en 1982, hace un llamado pacífico al diálogo y a la negociación, acompañada por toda la comunidad internacional, mientras que es el gobierno del Reino Unido quien aumenta la militarización en el Atlántico Sur", señaló la diplomática.

Esta carta de Castro sirvió de réplica a un artículo escrito por el corresponsal en Buenos Aires de The Times, James Hider, y titulado: "Se le agota el tiempo a Kirchner. Los votantes no quieren dádivas, sino puestos de trabajo".

"Cuando agrega (en el artículo) `es probable que los políticos moderados que esperan sucederla (a Cristina Kirchner) cooperen con el Reino Unido en el desarrollo de los recursos, en vez de exigir que sean devueltas`, ignora que la reivindicación de la soberanía argentina sobre la Islas Malvinas está consagrada en nuestra Constitución Nacional, como decisión unánime de todos los partidos políticos argentinos, señaló Castro.

La embajadora agregó que en el artículo de The Times se indicó que "desde 2003 el desempleo bajó fuertemente del 21% al 7,2%" y sostuvo que "este drástico crecimiento del empleo logrado durante los sucesivos gobiernos de Néstor Kirchner y Cristina Fernández de Kirchner es consecuencia de un programa de industrialización y crecimiento económico con inclusión social".

"Sin embargo, también afirma que `el lenguaje confrontativo de Kirchner contra el Reino Unido acerca de las Islas Malvinas ha sido ampliamente criticado por los argentinos como una manera de distraer la atención de la gente de las dificultades domésticas`", se quejó Castro.

Al respecto, mencionó que el gobierno argentino "ofreció realizar vuelos directos desde Buenos Aires a Malvinas y trabajar conjuntamente en materia de conservación de recursos pesqueros".


"Teniendo en cuenta que los habitantes de las islas Malvinas son británicos, pero el territorio en el que habitan no lo es, no cabe duda de que una relación de diálogo entre la Argentina y el Reino Unido mejoraría su calidad de vida (con estos vuelos)", dijo Castro, y agregó que "la explotación hidrocarburífera (en la zona) es inviable sin una relación adecuada con nuestro continente".