lunes, 14 de octubre de 2013

Venezuela pierde inversores petroleros en el momento en que más los necesita


http://www.ultimasnoticias.com.ve/noticias/actualidad/mundo/guyana-presiona-a-venezuela-por-barco-capturado.aspx

Tomado de:
Domingo, 13 de octubre de 2013  01:00 | El mundo

Postchavismo en crisis.Empresas de Rusia y Malasia abandonan millonarios proyectos en la Faja del Orinoco, la mayor reserva mundial, por roces con el gobierno.

En problemas. Nicolás Maduro espanta a los inversores extranjeros. La inflación récord de Venezuela no ayuda.

La salida de socios rusos y malayos de proyectos petroleros claves en Venezuela han dejado al descubierto fricciones entre las empresas extranjeras y el gobierno chavista que podrían alejar a otras firmas del país, a pesar del enorme potencial que representa la mayor reserva petrolífera del mundo, la Faja del Orinoco.

Por años, la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) ha dado la responsabilidad de impulsar la estancada producción nacional de cerca de 3 millones de barriles al día (bpd) a sus socios en unos 40 emprendimientos conjuntos y, en ocasiones, los ha amenazado con retirar sus licencias o no permitirles remitir dividendos. Eso ha enfriado relaciones que son esenciales para la vital industria de Venezuela, miembro de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP). El crecimiento futuro depende de una serie de ambiciosos proyectos en la Faja, una de las últimas reservas de crudo del planeta.

Lukoil, el segundo mayor productor petrolero de Rusia, declaró el mes pasado que quiere vender su participación en la Faja, sólo semanas después de que la petrolera estatal malaya Petronas declarara que iba a retirarse de uno de los mayores proyectos en la zona.

Desacuerdos. Fuentes de alto rango dijeron que ambas empresas estaban cansadas de los reiterados desacuerdos con PDVSA y con el gobierno chavista. Agregaron que los ingresos por exportaciones de la producción inicial en proyectos clave fueron a la petrolera estatal, en vez de a las empresas conjuntas (joint ventures).

Las empresas privadas que permanecen en el área, entre ellas la estadounidense Chevron y la española Repsol, tienen decisiones difíciles de tomar. Fuentes de esos emprendimientos conjuntos en la Faja dijeron que PDVSA rechazó sus reiteradas solicitudes para ablandar sus condiciones. "Hay empresas que tomaron la decisión de estar en Venezuela con una visión de largo plazo. Hay otras cuya permanencia depende estrictamente del flujo de caja que obtengan", explicó Luisa Palacios, analista de Medley Global Advisors en Nueva York. "Sus proyectos en Venezuela compiten con otros, particularmente en un escenario de precios del petróleo que no garantiza un claro retorno de las inversiones", explicó.

PDVSA no respondió a las consultas de Reuters. El ministro de Petróleo venezolano, Rafael Ramírez, dijo esta semana que la nueva producción del Orinoco implicará una producción estimada de 4 millones de bpd en 2014. Sería un salto gigantesco, pero poco probable desde los niveles actuales de unos 3 millones de bpd totales de Venezuela. Sin embargo, en un inusual reconocimiento de los problemas, Ramírez también admitió que la logística implementada para los proyectos de la Faja había sufrido cuellos de botella.

Colegas del Kremlin. El fallecido presidente Hugo Chávez nacionalizó casi toda la industria petrolera venezolana, de la que depende prácticamente toda la economía del país en lo referido a ingresos en divisas. Los potenciales socios de la industria petrolera se dividen entre el miedo a posibles estatizaciones y la esperanza de lograr ganancias mientras Venezuela distribuye sus 296.500 millones de barriles de reservas.

Entre las empresas que han dejado Venezuela figuran dos provenientes de Rusia, un aliado político de Caracas al que recurrió Chávez luego de que las estadounidenses Exxon Mobil y Conoco Phillips se retiraron por las estatizaciones del 2007. Ahora las nuevas salidas de petroleras agravan una situación económica cada vez más difícil para el sucesor de Chávez, Nicolás Maduro, que enfrenta problemas de desabastecimiento generalizado y una inflación anualizada que en septiembre alcanzó un 49,4 por ciento.

Lukoil dijo que la Faja del Orinoco "ya no era una prioridad" y la semana pasada manifestó su intención de abandonar un consorcio ruso que tiene una participación de un 40 por ciento en el bloque Junín 6, una de las áreas más ricas y que tendría un potencial de producción de 450.000 bpd. Hace menos de un año, la empresa Surgutneftegaz, cuarto mayor productor de Rusia, también hizo votos por retirarse del bloque. Los ejecutivos de las empresas extranjeras se quejaron de que el trabajo en la Faja había sido limitado por la falta de infraestructura, la incertidumbre por los impuestos, los retrasos en los pagos de PDVSA y por lo que llaman "comportamiento autocrático".

Petronas, decepcionada. Ejecutivos extranjeros comentaron que a menos que PDVSA suavice sus términos y escuche más a sus socios, otras empresas se irían. Estos problemas estuvieron entre las razones principales para la salida de la gigante malaya Petronas el mes pasado de un proyecto emblemático en la Faja, con inversiones planeadas por 20.000 millones de dólares en 25 años. Los jefes de Petronas se fueron decepcionados porque PDVSA se negó reiteradamente a permitir que participaran en la toma de decisiones.

Guayana denuncia un grave incidente con su vecino
Guyana denunció que la marina de Venezuela desalojó de aguas guyanesas un buque de una compañía de exploración petrolera estadounidense, calificando el incidente como "sin precedentes" y una "seria amenaza" para la seguridad. Tras la denuncia el ministerio de Relaciones Exteriores venezolano emitió un comunicado, protestando la incursión y exigiendo una explicación a las autoridades guyanesas por el ingreso del barco en lo que asegura es su espacio marítimo. El Ministerio de Relaciones Exteriores de Guyana explicó que un buque militar venezolano ordenó el jueves al RV Teknik Perdana que cambiara su curso y abandonara sus tareas de exploración.

El barco, que estaba siendo usado por Anadarko Petroleum Corp., fue luego escoltado a la isla venezolana de Margarita.

"Las acciones que llevó a cabo el buque venezolano constituyen una grave amenaza a la paz de esta subregión", dijo el ministerio de Relaciones Exteriores de Guyana en un comunicado tras el incidente del jueves.

Por su parte, la cancillería venezolana reaccionó manifestando que el buque se encontraba realizando labores en su zona económica exclusiva.

"El gobierno de Venezuela expresa su más enérgica protesta ante la situación que se planteó con respecto a las actividades de prospección científica y exploración de la plataforma continental y el lecho marino venezolano, realizadas por dicha embarcación", dijo en un comunicado.

Además, el gobierno del presidente Nicolás Maduro pidió a Guyana "una explicación satisfactoria" del "preocupante hecho".

Conflicto centenario. La disputa fronteriza entre ambos países se inició hace más de un siglo y la exploración petrolera en los últimos años no ha hecho más que avivarla.

Tras un desacuerdo sobre cuál era el territorio en el que estaba trabajando el RV Teknik Perdana, el ministerio guyanés dijo que la tripulación del barco fue obligada a cambiar el curso de navegación y apagar sus instrumentos topográficos.

"Quedó claro entonces que el barco y su tripulación no sólo estaban siendo escoltados fuera de las aguas de Guyana, sino que estaban bajo arresto. Estas acciones del buque venezolano no tienen precedentes en las relaciones Guyana-Venezuela", sostuvo el comunicado.

Guyana dijo que exigía la inmediata liberación del barco y que buscaba una solución diplomática.

Por su parte, Venezuela expresó su preocupación por el presunto ingreso de embarcaciones autorizadas por Guyana a su mar territorial.

"Reiteramos que nuestra armada jamás incursionaría en territorio de un país hermano, pues somos celosamente respetuosos de la soberanía de las naciones", dijo. Venezuela y Guyana mantienen un diferendo por la región fronteriza Esequibo y por los recursos marinos de esa zona. Venezuela la llama "zona en reclamación", pero en la práctica funciona como territorio guyanés.


2005 La Guayana Esequiba – Zona en Reclamación. Instituto Geográfico Simón Bolívar  Primera Edición

Nota del editor del blog: Al referenciarse a la República Cooperativa de Guyana se deben de tener en cuenta los 159.500Km2, de territorios ubicados al oeste del río Esequibo conocidos con el nombre de Guayana Esequiba o Zona en Reclamación sujetos al Acuerdo de Ginebra del 17 de febrero de 1966.

Territorios estos sobre los cuales el Gobierno Venezolano en representación de la Nación venezolana se reservo sus derechos sobre los territorios de la Guayana Esequiba en su nota del 26 de mayo de 1966 al reconocerse al nuevo Estado de Guyana:

“...por lo tanto, Venezuela reconoce como territorio del nuevo Estado, el que se sitúa al este de la margen derecha del río Esequibo y reitera ante la comunidad internacional, que se reserva expresamente sus derechos de soberanía territorial sobre la zona que se encuentra en la margen izquierda del precitado río; en consecuencia, el territorio de la Guayana Esequiba sobre el cual Venezuela se reserva expresamente sus derechos soberanos, limita al Este con el nuevo Estado de Guyana, a través de la línea del río Esequibo, tomando éste desde su nacimiento hasta su desembocadura en el Océano Atlántico...”



Mapa que señala el Espacio de Soberanía Marítima Venezolana que se reserva, como Mar Territorial mediante el Decreto Presidencial No 1152 del 09 de Julio de 1968