viernes, 10 de julio de 2015

Lo más valioso bajo el sol? / La Guayana Esequiba


Mapa oficial de Venezuela con la Guayana Esequiba Zona en Reclamación 


10 Apr 2015 / 10:14 PM / Emilio Santamaría 2015-04-10

Tomando en cuenta su tamaño y peso, tal vez el objeto más valioso del mundo, o por el que alguien haya pagado más, es la estampilla de correos “Un centavo negro sobre púrpura”, emitido por la Guayana Inglesa en 1856. Es una de las estampillas mejor estudiada y conocida del mundo filatélico. Fue vendida hace algunos años en subasta pública por la módica suma de ¡doscientos ochenta mil dólares! Seguramente nunca soñó el joven escolar Vernon Vaughan cuando descubrió en una carta familiar esa estampilla y la guardó en su colección, que un día llegaría a tener un valor tan alto. Guyana, como es conocida hoy en día, formó parte del Imperio Británico bajo el nombre de Guayana Inglesa. La ciudad de Demerara hoy se llama Georgetown. 

En tiempos de la colonia Guayana contaba con un eficiente servicio postal centralizado en la capital. Las estampillas se imprimían en Inglaterra. Sin embargo en los primeros meses de 1856 surgió una emergencia. El director de correos ordenó la impresión local de estampillas de un centavo. Originalmente fue cambiada por el joven escolar por varios sellos coloridos a un coleccionista anónimo, quien la vendió por seis chelines. En 1878 un tal Thomas Ridpath en Liverpool la vendió al Conde Philippe la Renotiere von Ferrary, Muchos años después fue vendida por la fabulosa suma de US$ 280,000.00.

 Tomando en cuenta su valor original, un centavo, hay muy pocas otras cosas que hayan multiplicado tantas veces su valor. Si tomamos en cuenta su utilidad práctica, no valdría tanto. Quizá ni usted ni yo nos interesaríamos en comprarla. Y nos sentiríamos ofendidos si se nos propusiera cambiar la famosa estampilla por uno de nuestros ojos o una de nuestras manos. Y es que cada parte de nosotros, como seres humanos es valiosa, quizá más que cualquier otra cosa bajo el sol. ¿Por qué entonces hay tanta gente que vive sintiendo lástima de sí misma y considerándose de poco valor? Somos valiosos porque Dios nos dio un potencial latente que podemos multiplicar muchas veces. Tenemos habilidades y destrezas esperando a ser desarrolladas para hacer de nosotros, y de lo que hacemos, algo realmente valioso. LO NEGATIVO: Creernos algo vulgar, carente de valor, y actuar en consecuencia. LO POSITIVO: Hacernos las preguntas correctas: ¿Cómo puedo yo descubrir mi verdadero potencial? ¿Cómo puedo desarrollarlo? ¿Cuándo lo haré?


Tomando en cuenta su tamaño y peso, tal vez el objeto más valioso del mundo, o por el que alguien haya pagado más, es la estampilla de correos “Un centavo negro sobre púrpura”, emitido por la Guayana Inglesa en 1856. Es una de las estampillas mejor estudiada y conocida del mundo filatélico. Fue vendida hace algunos años en subasta pública por la módica suma de ¡doscientos ochenta mil dólares! Seguramente nunca soñó el joven escolar Vernon Vaughan cuando descubrió en una carta familiar esa estampilla y la guardó en su colección, que un día llegaría a tener un valor tan alto.


Guyana, como es conocida hoy en día, formó parte del Imperio Británico bajo el nombre de Guayana Inglesa. La ciudad de Demerara hoy se llama Georgetown. En tiempos de la colonia Guayana contaba con un eficiente servicio postal centralizado en la capital. Las estampillas se imprimían en Inglaterra. Sin embargo en los primeros meses de 1856 surgió una emergencia. El director de correos ordenó la impresión local de estampillas de un centavo.

Originalmente fue cambiada por el joven escolar por varios sellos coloridos a un coleccionista anónimo, quien la vendió por seis chelines.

En 1878 un tal Thomas Ridpath en Liverpool la vendió al Conde Philippe la Renotiere von Ferrary, Muchos años después fue vendida por la fabulosa suma de US$ 280,000.00. Tomando en cuenta su valor original, un centavo, hay muy pocas otras cosas que hayan multiplicado tantas veces su valor.
Si tomamos en cuenta su utilidad práctica, no valdría tanto. Quizá ni usted ni yo nos interesaríamos en comprarla. Y nos sentiríamos ofendidos si se nos propusiera cambiar la famosa estampilla por uno de nuestros ojos o una de nuestras manos. Y es que cada parte de nosotros, como seres humanos es valiosa, quizá más que cualquier otra cosa bajo el sol.

¿Por qué entonces hay tanta gente que vive sintiendo lástima de sí misma y considerándose de poco valor? Somos valiosos porque Dios nos dio un potencial latente que podemos multiplicar muchas veces. Tenemos habilidades y destrezas esperando a ser desarrolladas para hacer de nosotros, y de lo que hacemos, algo realmente valioso.

LO NEGATIVO: Creernos algo vulgar, carente de valor, y actuar en consecuencia.

LO POSITIVO: Hacernos las preguntas correctas: ¿Cómo puedo yo descubrir mi verdadero potencial? ¿Cómo puedo desarrollarlo? ¿Cuándo lo haré?


2005 La Guayana Esequiba – Zona en Reclamación. Instituto Geográfico Simón Bolívar  Primera Edición

Nota del editor del blog:

Al referenciarse a la República Cooperativa de Guyana se deben de tener en cuenta los 159.500Km2, de territorios ubicados al oeste del río Esequibo conocidos con el nombre de Guayana Esequiba o Zona en Reclamación sujetos al Acuerdo de Ginebra del 17 de febrero de 1966.

Territorios estos sobre los cuales el Gobierno Venezolano en representación de la Nación venezolana se reservo sus derechos sobre los territorios de la Guayana Esequiba en su nota del 26 de mayo de 1966 al reconocerse al nuevo Estado de Guyana:

“...por lo tanto, Venezuela reconoce como territorio del nuevo Estado, el que se sitúa al este de la margen derecha del río Esequibo y reitera ante la comunidad internacional, que se reserva expresamente sus derechos de soberanía territorial sobre la zona que se encuentra en la margen izquierda del precitado río; en consecuencia, el territorio de la Guayana Esequiba sobre el cual Venezuela se reserva expresamente sus derechos soberanos, limita al Este con el nuevo Estado de Guyana, a través de la línea del río Esequibo, tomando éste desde su nacimiento hasta su desembocadura en el Océano Atlántico...”


LA GUAYANA ESEQUIBA


Terminología sobre cómo referenciar la Zona en Reclamación-Guayana Esequiba.




Mapa que señala el Espacio de Soberanía Marítima Venezolana que se reserva, como Mar Territorial mediante el Decreto Presidencial No 1152 del 09 de Julio de 1968